LA FIGURA QUE ILUMINO LA IGLESIA DE DIOS LA FIGURA QUE ILUMINO LA IGLESIA DE DIOS DEL PUEBLO CROATA
Josip Bozani, Arzobispo de Zagreb
IX Celebracion del 100 aniversario

18. Hermanos y hermanas! Todo esto nos estimula para que con el entusiasmo especial aprovechemos la oportunidad y acepetemos la invitación que nos ofrece el centenario del nacimiento del Siervo de Díos Aloysius Stepinac. Este año debe ser, también, el año solemne y el año de menores o mayores reuniones de fieles. Pero sobre todo, este aniversario, en la vigilia de la beatificación debemos vivirla como un desafío para conocer mejor su vida ejemplar de las grandes verdades religiosas para cuales l vivió y de las cuales se inspiraban. Estas verdades tienen que ser hoy para nosotros ejemplo de vivir de manera nueva nuestra fe en el ámbito de nuestra vocación y de nuestra realidad. Y como he dicho el 10 de febrero de este año en la catedral de Zagreb "la figura del Cardenal Aloysius Stepinac sigue siendo el testimonio de un periodo histórico". El es el signo del tiempo. El es el guía del camino de la salvación y el faro para la Iglesia del pueblo croata. El es el bastón de nuestra fidelidad a Dios y a la Iglesia católica encabezada por el Santo Padre. l es el ejemplo y la fuerza del patriotismo y del amor hacia nuestro prójimo. l es la inspiración y el ejemplo de un amor directo por su pueblo, y leal al respeto de los derechos de cada persona humana." (48)

La renovación espiritual del arzobispado de Zagreb, y de toda la Iglesia del pueblo croata, es la misma que nuestro Siervo de Dios deseó y para la cual trabajaba y sufría, siendo éste hoy nuestro deber, siempre viejo y siempre nuevo. Basta simplemente leer biografías de Aloysius Stepinac y los estudios sobre él para encontrar los grandes temas pastorales de la renovación de nuestra Iglesia. l nos invita a profundizar nuestro sentido de Iglesia y del papel en nuestros días, de una justa relación entre la Iglesia y la sociedad contemporánea. Stepinac sentía la necesidad de mejorar la cooperación entre sacerdotes y los fieles laicos en la renovación de la sociedad croata, y ardientemente promovía cada aspecto de la vida consagrada y dedicada a Dios. Desde lo más profundo de su corazón deseó la renovación del matrimonio y de la familia, así como la educación humana y cristiana de los jóvenes, en la sociedad que valora el hombre y su vida según los principos de la moral cristiana. En nuestros días, como en tiempos del Cardenal Stepinac, tenemos que tomar parte activa en el trabajo de la Cáritas de Croacia, en todos los aspectos, dando énfasis a la justicia social en general. Siendo a la vez nuestro deber la utilización de la prensa y las publicaciones católicas para la promoción de la nueva evangelización en todos los medios de comunicación social. En las actuales circunstancias tenemos que adaptar y vivir el testamento de Stepinac sobre el perdón y la reconciliación, el deber dirigido a la Iglesia de Zagreb por el Santo Padre en su inolvidable homilia el 11 de septiembre de 1994. La decisión vital de Stepinac de quedarse aquí, en Croacia, nos invita hoy en día a tratar de iniciar, sin retórica pero con toda la serenidad, varios pensamientos sobre la existencia del pueblo croata. Si aceptamos los desafíos de los cien años del nacimiento de Stepinac no solamente de celebración sino también del trabajo, Díos nos inspiró con muchos nuevos pensamientos y decisiones, dignos de nuestro respeto y responsibilidad a su persona y su herencia.

INDICE|HOME

______________________________________
<
Studia Croatica Studia Croatica Blog Croatian Culture Hrvatska Kultura Videos by Studia Croatica Studia Croatica - Facebook Studia Croatica - Twitter www.croacia.com.ar Adriana Smajic Glagol Press