LA FIGURA QUE ILUMINO LA IGLESIA DE DIOS LA FIGURA QUE ILUMINO LA IGLESIA DE DIOS DEL PUEBLO CROATA
Josip BozaniŠ, Arzobispo de Zagreb
V Primeros años despues de la guerra

9. En mayo de 1945 Croacia se halló de nuevo en Yugoslavia, bajo el régimen comunista y habían muchos signos que predecían los conflictos entre el estado y la Iglesia. El peso mayor de estos conflictos, fue Ilevado por el Arzobispo de Zagreb Aloysius Stepinac. A fines de la guerra, como el fiel pastor de su grey, ni un momento vaciló en permanecer con su pueblo. Lo declaró solemnemente en su sermón a los estudiantes de Zagreb en Pasqua el 1 8 del marzo de 1945 en la iglesia jesuita. "Y por eso no nos impresiona la amenaza de que el Arzobispo de Zagreb también es considerado como un "criminal de guerra". Y si suponen que tengamos miedo, que estas personas sepan que quedamos en este lugar con la conciencia sana - pase lo que pase." (13) Repetía esta decisión "Me quedo aquí" muchas veces en esos días y semanas. (14) Escribe su biógrafo: "Desde los primeros momentos de sus relaciones con el nuevo gobierno, el Arzobispo siguió las doctrinas evangélicas, reconoció legalmente el gobierno exitente, pero al mismo tiempo, decididamente y con la plena conciencia conservó sus opiniones y actitudes, y estuvo preparado, por el precio de su misma libertad y vida, a defender los derechos divinos de la Iglesia y del pueblo croata." (15)

10. Muy pronto, ya el 17 de mayo de 1945, Stepinac fue llevado a prisión, pero bajo la presión del público internacional, especialmente después de la apelación del Papa Pio XII, fue liberado el 3 de junio. El día siguiente se reunió con Josip Broz Tito quien estaba en Zagreb en esos días. Según la acta de la reunión es evidente que el Arzobispo no quiso ni provocó el subsiguiente conflicto entre el estado y la Iglesia. AI contrario, quiso "mostrar él camino hacia la evolución positiva tanto de las relaciones entre el Estado y la Iglesia como de las condiciones internas del nuevo estado." (16)

Durante esos meses el Arzobispo intervino muchas veces ante el nuevo gobierno para asegurar el trato justo no solamente de las personas religiosas sino también de cada hombre. A pesar de todo, el régimen realizaba, sin escrúpulos, todas las intenciones de la revolución comunista, incluyendo aqueilas que violaban las leyes fundamentales de Dios y los derechos del hombre fundados en Dios. Por eso, el 22 de septiembre de 1945 los obispos católicos de Yugoslavia escriben la bien conocida carta pastoral, y el primero en firmar fue el Arzibospo de Zagreb y presidente de la conferencia episcopal Aloysius Stepinac. En el principio de su carta los obispos citan "la solemne declaración del gobierno federal en Belgrado, escrita antes del término de la guerra, que dice que será respetada la libertad de la conciencia y religión, así como la propiedad privada." Pero durante los últimos meses ocurrían las cosas que denunciaban esa declaración.

Por eso los obispos formulan sus demandas fundamentales: "Demandamos, y nunca y en ningún caso renunciaremos a estas demandas nuestras: toda libertad de la prensa católica, toda libertad de las escuelas católicas, toda libertad de la educación religiosa en todas las clases de las escuelas primeras y segundas, toda libertad de las asociaciones católicas, toda libertad de las actividades caritativas católicas, toda libertad del ser humano y de sus derechos inviolables, reconocimiento del matrimonio cristiano, restitución de todos los institutos confiscados." (17)

Esta carta no detuvo, al contrario, enfureció las fuerzas con las cuales el régimen desarrollaba sus programas comunistas - hasta la abierta persecución de la Iglesia y un ataque general a la libertad de la conciencia.

INDICE|HOME

______________________________________
Studia Croatica Studia Croatica Blog Croatian Culture Hrvatska Kultura Videos by Studia Croatica Studia Croatica - Facebook Studia Croatica - Twitter www.croacia.com.ar Adriana Smajic Glagol Press