Croacia: Mito y Realidad

CROACIA: MITO Y REALIDAD

C. Michael McAdams

continuación]

La Primavera Croata y la Caída de Tudjman

Aun antes de la publicación se rescindió el nombramiento de Tudjman en la Academia Yugoslava y Rankovic le quitó el puesto de director del Instituto de Historia del Movimiento Obrero. Aun la caída del propio Rankovic, en 1966, no evitó que Tudjman fuera perseguido cada vez más. En 1967 ya se le habían quitado todos los cargos a Tudjman por expresar sus puntos de vista sobre la historia y el idioma croatas. En 1969 perdió su lugar en el Parlamento. Al mismo tiempo, Franjo Tudjman fue uno de los líderes del gran movimiento liberalizador conocido como Primavera Croata. Este movimiento alcanzó su cenit en el otoño de 1971, antes de ser aplastado despiadadamente por el gobierno comunista de línea dura en el Día Nacional de Serbia, en diciembre de ese año.

El 12 de octubre de 1972, después de un breve "juicio", Tudjman fue sentenciado a dos años de prisión por actividad contrarrevolucionaria y "actividad hostil contra el Estado".

Después de apelar, los cargos fueron cambiados a "propaganda hostil" y fue dejado en libertad después de nueve meses, quitándosele sus derechos civiles, incluyendo el derecho de publicar, hablar en público y viajar fuera del país. En 1977 Tudjman violó la prohibición concediendo una entrevista a la televisión sueca. A pesar de que el reportaje fue bloqueado por una protesta diplomática de Yugoslavia, la televisión sueca puso al aire un extracto de un minuto, y el texto fue publicado en el Dagens Nyheter de Suecia y el Der Spiegel de Alemania Federal en octubre de 1977. A los pocos meses ya había sido traducido al inglés y publicado en todo el mundo.

El 17 de noviembre de 1980, Tudjman fue nuevamente procesado por el crimen de "representar maliciosa y falsamente las condiciones sociopolíticas en Yugoslavia". El doble discurso, al estilo de George Orwell, de los comunistas, alcanzó quizá su máxima expresión cuando en una causa judicial contra él el fiscal escribió: "Es bien sabido que [las afirmaciones de Tudjman] son falsas porque en la RFSY (República Socialista Federativa de Yugoslavia) no sólo su Constitución y leyes establecen `la total igualdad de todas las naciones y nacionalidades en todas las áreas', sino que ello se cumple en la vida diaria de sus habitantes, lo mismo que la completa libertad de expresión de opiniones".

El crimen de Tudjman era el de haber declarado públicamente que no había libertad de palabra en Yugoslavia. Su elocuente defensa fue publicada en diversos idiomas y pasó a ser parte de la literatura para la democratización de Yugoslavia. "Todo lo que dije era una expresión de mis creencias personales de acuerdo con los ideales por los cuales luché en la Revolución Socialista y en la Guerra Antifascista", declaró.

Tudjman fue sentenciado a tres años de prisión y perdió todos sus derechos civiles por ocho años. Antes de entrar en prisión en noviembre de 1981, fue internado en un hospital de Zagreb debido a un problema cardíaco. A pesar de la protesta mundial, que incluyó su nombramiento como "prisionero de conciencia" por parte de Amnesty International, Tudjman fue enviado a la infame prisión de Lepoglava en enero de 1982, donde sufrió una serie de cuatro ataques cardíacos. Otra investigación fue lanzada en 1988 en un nuevo intento de silenciar a Tudjman, pero en ese momento ya estaba claro cuál era la nueva dirección de la marea en Europa. Sus derechos civiles le fueron devueltos, obtuvo un pasaporte y se abocó a la fundación y organización de un nuevo movimiento político.

El HDZ y la Victoria

El 29 de noviembre de 1989, Franjo Tudjman y su recientemente formada Unión Democrática Croata, conocida por sus iniciales en idioma croata de HDZ, hicieron un llamado a los ciudadanos de Croacia y a su Parlamento -que estaba controlado por los comunistas- para formar un gobierno multipartidario. El llamado pedía que se eliminara el monopolio del Partido Comunista, que hubiera elecciones secretas y directas para el Parlamento, se pudiera viajar al exterior sin restricciones y se liberara a los presos políticos.

Durante este período de transición la HDZ fue el primer partido interno en pedir en forma expresa por la autodeterminación de Croacia, incluyendo el derecho a la secesión. A pesar de que la Constitución yugoslava garantizaba específicamente ese derecho, el mismo era considerado una traición por Belgrado.

A la luz de los dramáticos cambios que se extendían en Europa, el Parlamento croata votó en febrero de 1990 la legalización de los partidos opositores y otorgó la libertad de afiliación política. En abril y mayo tuvieron lugar en Croacia las primeras elecciones libres, con unos 20 partidos políticos compitiendo por lugares en el Parlamento. La Unión Democrática Croata resultó victoriosa, obteniendo 205 de las 349 bancas. Los comunistas, que gobernaron durante medio siglo, obtuvieron sólo 77 bancas. Franjo Tudjman fue elegido Presidente de la República.

El 26 de julio de 1990 el Parlamento eliminó la palabra "Socialista" del nombre "República de Croacia", ordenando además que la estrella roja sea quitada de todos los símbolos estatales. Con todo, Tudjman y el gobierno croata buscaron un nuevo acomodamiento con las otras repúblicas de Yugoslavia, a través de la constitución de una confederación de Estados soberanos. La total negativa de Serbia aun a negociar una tal confederación condujo a Croacia y a Eslovenia a declararse independientes el 25 de junio de 1991, en cuyo momento Franjo Tudjman pasó a ser el primer Presidente de la independiente República de Croacia.

CONTINUA| INDICE| HOME

 

Edición electrónica de Studia Croatica, 1998