1100000

 

STUDIA CROATICA

Año XXIX – Julio – Septiembre 1988 - Vol. 110

 

A SETECIENTOS AÑOS DE LA CREACION DE LA LEY DE VINODOL.. 2

LA LEY DE VINODOL (). 8

PUTNIK - EL EMIGRANTE.. 16

CONTRIBUCION DE LOS CROATAS AL DESARROLLO DE AUSTRALIA EN OCASION DEL BICENTENARIO DE LA COLONIZACION DEL CONTINENTE AUSTRALIANO... 20

VLADIMIR RUŽDJAK... 25

Crónicas y comentarios. 26

YUGOSLAVIA CAMINO A SU DESINTEGRACION... 26

ENCUENTRO DE LOS CROATAS CON EL PAPA EN SU VIAJE APOSTOLICO A AUSTRIA... 31

PARTICIPACION CROATA EN LAS JORNADAS EUROPEAS DE LA UNION PANEUROPEA... 32

EL DECIMO ANIVERSARIO DEL GRUPO "ALPES ADRIATICO". 34

LA JUVENTUD DE LA CAPITAL CROATA PIDE REFORMAS.. 35

Croatas en el mundo.. 36

EL INC. JOSIP CRNKO INCORPORADO A LA ACADEMIA NACIONAL ARGENTINA DE AGRONOMIA Y VETERINARIA... 36

REUNION DE LA COMISION CENTRAL DE LA FEDERACION MUNDIAL DE LA JUVENTUD CROATA... 39

AUSTRALIA - ACTIVIDAD DE LA FUNDACION CIENTIFICA CROATA... 40

CANADA - LAS MANIFESTACIONES CROATAS EN TORONTO... 40

CHILE - CHILENOS DE ORIGEN CROATA... 41

IVAN MOROVIĆ SERA EL ANALISTA DE KORCHNOI. 41

ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA - PARTICIPACION CROATA EN LA 19° CONVENCION DE AAASS.. 42

ITALIA - MARIO GIORCETTA: EL POETA DE LOS CROATAS DE MOLISE.. 43

En defensa de los derechos humanos. 43

EL CASO ČIŽEK: ¿AMNISTIA O NUEVA PERSECUCION?. 43

FADIL FADILPAŠIĆ E IBRAHIM AVDIČ "PRESOS DEL MES". 44

ASAMBLEA ANUAL DE LA FEDERACION INTERNACIONAL HELSINKI. 44

SOLIDARIDAD CROATA CON ESLOVENOS DETENIDOS.. 45

Ecos de la prensa croata. 45

MONUMENTOS DE LA SANTA LIBERTAD... 45

QUE OTOÑO NOS ESPERA... 47

DISCURSO DEL PAPA A LOS JOVENES PEREGRINOS CROATAS.. 48

CROACIA: LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA DESDE EL EXILIO... 49

Ecos de la prensa mundial. 50

NO ES INDISTINTO "CUALQUIER YUGOSLAVIA". 50

SABIO CONSEJO... 52

KUČAN: "LA DEMOCRACIA ECONOMICA NO ES POSIBLE SIN DEMOCRACIA POLITICA". 52

LA CRISIS YUGOSLAVA... 56

YUGOSLAVIA: GRAVE CRISIS INTERNA... 57

LAS PERSECUCIONES DE LOS ALBANESES EN YUGOSLAVIA... 58

Reseña de libros. 60

ANTHONY KNEŽEVIĆ: "A short history of the Croatian nation". 60

Información bibliográfica. 66

EL TESORO LEXICO DEL IDIOMA CROATA DE BURGENLAND (GRADIŠĆE), AUSTRIA... 66

VLADIMIR MILOŠEVIĆ ODRANIN: PJESME HRVATSKOG EMIGRANTA... 66

SELLOS POSTALES CROATAS.. 66

EL CROATA - CASOS Y COSAS DE UN HOMBRE COMUN... 67

EN HUNGRIA SE PUBLICO EL LIBRO DE POESIAS DEL CROATA DE GRADIšćE LJUDEVIT ŠKRAPIĆ.. 67

LA MAS IMPORTANTE NOVEDAD BIBLIOGRAFICA EN EL IDIOMA CROATA - HRVATSKI POLITIČKI LEKSIKON (LEXICO POLITICO CROATA). 67

 

A SETECIENTOS AÑOS DE LA CREACION DE LA LEY DE VINODOL

BOŽIDAR LATKOVIĆ, Buenos Aires

El 6 de enero del año en curso se cumplieron 700 años de la creación de la Ley de Vinodol, el documento jurídico más antiguo de Croacia redactado en croata[1] utilizando la escritura glagolítica[2]. La importancia histórica de esta ley reside en que en ella encontramos reflejados no solamente los conceptos jurídicos croatas sino también la organización social croata de una época de la cual se conservan muy pocos documentos. Además, nos hace posible vislumbrar la organización socio-política aún en los tiempos anteriores a la organización feudal de la sociedad, cuyos vestigios existían todavía en la época de la aparición de la Ley de Vinodol resistiendo al nuevo orden social. Las normas de "este importante monumento jurídico y cultural de nuestra historia", dice el prof. Dr. Lujo Margetić, son "el reflejo de la profunda cultura de nuestro pueblo aún en tiempos remotos"[3]. Este importantísimo documento cultural adquiere un valor especial por el hecho de haber sido escrito en croata, pues "es un caso infrecuente que en el siglo XIII, el pueblo mismo, mediante sus representantes, asiente sus costumbres jurídicas en su propio idioma nacional"[4], y no lo haga en latín como era usual en esa época.

La Ley de Vinodol está redactada en forma de documento en el que se distinguen las tres partes que encontramos en los documentos medievales: el protocolo, el texto y el escatocolo. El original no se conservó y lo que tenemos es una transcripción del siglo XVI que llena nueve hojas de pergamino de un tamaño de 243 por 165 milímetros. Los artículos no están numerados, pero están separados con un signo que parece ser la letra latina C [5] o una media luna o algún otro signo y empiezan con la palabra "ošće" o "iošće" [6], que significa: y, también, además. La numeración de los artículos fue agregada al publicar el texto para facilitar su estudio. La Ley de Vinodol fue publicada por primera vez por Antun Mažuranić, junto con su tratado sobre la creación de la misma, en la revista Kolo, III., p. 52 - 83, en Zagreb en el año 1843. Ya en 1846 fue traducida al ruso por Osip Bodjanskij, en Moscú. En 1856 apareció la traducción al polaco con comentario de Vaclav Macijejowski. Y siguen las traducciones y estudios realizados en Checoslovaquia, en 1880, por Hermenegild Jireček, en Francia, en 1896, por Jules Preux, y más ediciones y estudios de autores croatas: Vatroslav Jagić en 1880, con traducción al ruso, el Dr. Franjo Rački en 1890, el Dr. Marko Kostrenčić en 1923 y nuevamente en 1949, el Dr. Miho Barada en 1952, el Dr. Lujo Margetić en 1980 y en 1987, esta vez con traducciones al inglés, alemán e italiano. La British-Croatian Review de Londres dedicó su número del mes de mayo de 1978 a la Ley de Vinodol publicando la traducción de la misma al inglés[7].

El gran interés que suscitó la primera publicación de la Ley de Vinodol se debió a la opinión generalizada de que ella contenía las antiguas normas jurídicas eslavas y los vestigios de la antigua organización social eslava. En alguna medida fue así, pero la Ley de Vinodol no es simplemente la codificación de las "buenas leyes consuetudinarias de Vinodol", como se dice en el protocolo de la misma, pues los codificadores modificaron aquellas normas que se referian a las viejas costumbres que no eran aplicables en las nuevas condiciones socio-económicas y políticas[8]. El Dr. Marko Kostrenčić considera[9] que esta ley es resultado de un compromiso hecho al terminar la lucha de la antigua población de Vinodol con el nuevo señor feudal, por salvaguardar sus derechos y las antiguas costumbres, recalcando que sin embargo muchas instituciones de tiempos anteriores no habían sufrido cambios. El Dr. Antun Dabinović considera a su vez que la Ley de Vinodol era más bien una suerte de contrato entre el nuevo amo, el señor feudal, y sus súbditos del distrito de Vinodol[10], cuyo fin era determinar los derechos y obligaciones dada la nueva situación socio-política existente en Vinodol desde el 1225 en que Vinodol llegó a ser el feudo de los príncipes de Krk.

Vinodol es un valle situado entre las dos cadenas de montañas del noroeste del litoral adriático croata y corre paralelo con la costa en la dirección sudeste noroeste, desde Ledenice a Križišće. Es un valle muy fertil y habitado desde tiempos lejanos en cuyas laderas se cultivaba la viña, de excelente calidad. Es por eso que este valle recibió el nombre de Vinodol, o sea, valle del vino. Dos documentos del siglo XII lo mencionan[11] con la denominación latina Vallis vinearia y Valdevino. El Vinodol al que se refiere la Ley de Vinodol comprende más que el valle tomado en estricto sentido geográfico, pues como entidad política se extiende también a la costa adyacente y abarca asimismo algunas ciudades del interior ubicadas fuera del valle mismo[12].

Las 9 ciudades de Vinodol que formaban este territorio y que eligieron sus representantes para la asamblea, reunida el 6 de enero de 1288 en Novi Grad en presencia del príncipe Leonardo, fueron: Novi Grad, Ledenice, Bribir, Grižani, Drivenik, Hreljin, Bakar, Trsat y Grobnik; no todas fueron representadas con el mismo número de representantes, variando éste entre seis y tres representantes de acuerdo a la importancia de la ciudad. A los elegidos les fue ordenado "anotar todas las buenas antiguas leyes consuetudinarias de Vinodol, aquellas que pudieran recordar o de las que pudieran enterarse por medio de sus padres y abuelos" con el fin de "evitar en adelante errores en esa materia". Se mencionan aquí las dos partes presentes: por un lado el príncipe y por el otro las personas eclesiásticas, funcionarios civiles y otros cuya función o ubicación social no están indicadas. Los elegidos eran treinta y nueve personas en total o, según el cálculo de Kostrenčić, cuarenta y dos personas probablemente. La dificultad de establecer el número exacto de los presentes proviene de la duda de si en algunos casos los nombres se refieren a una o a dos personas[13]. No resulta claro el rol del príncipe en las deliberaciones de esa asamblea, pues según la introducción, la compilación fue aparentemente obra de los representantes allí mencionados únicamente. Sin embargo, la existencia de numerosas normas, que tenían como fin proteger los intereses del príncipe, nos obliga a concluir que su presencia debe haber sido muy activa y seguramente en muchos casos decisiva. Pero al mismo tiempo vemos que "los codificadores de la Ley de Vinodol se esmeraron en asegurar al siervo con muchas garantías, lo que visto hov en día resulta no sólo simpático sino a menudo también conmovedor"[14]

Los príncipes de Krk, que más adelante se llamaron Frankopan, eran, según la opinión del Dr. Lujo Margetić. una antigua y noble familia croata de la isla de Krk del tiempo del rey croata Zvonimir (1076-1088) [15]. El miembro más antiguo de esta familia, que figura en los documentos, es el príncipe Dujam, que en el año 1118 consiguió impedir que Venecia se apoderara de Krk, debiendo contentarse con una soberanía nominal[16]. Durante el siglo XII los príncipes de Krk trataron de extender su poderío hacia la costa croata frente a la isla. Croacia estaba ya entonces en unión estatal con Hungría, y los reyes croata-húngaros, necesitando cada vez más ayuda de las familias nobles croatas en su lucha con Venecia y el Bizancio, continuaban haciendo donaciones de sus tierras reales fortaleciendo así los feudos ya existentes y creando otros nuevos.

Es así que el rey Andrés II, por escritura otorgada en el año 1225, donó al príncipe de Krk, Vid II, y a sus descendientes "totam terram... Wynodol..., cum pertinenciis et totis redditibus el et heredibus suis iure hereditario... perpetuis temporibus possidendam...", debiendo Vid II prestarle ciertos servicios en retribución[17]. Por este acto todos los privilegios y prerrogativas que Andrés II tenía sobre Vinodol le fueron transmitidos a Vid II y a sus sucesores.

No resulta clara, por falta de fuentes, la condición político-administrativa de Vinodol antes del gran cambio del año 1225. Está en discusión si Vinodol era o no una županija (condado), es decir, si era una de esas unidades administrativas en las que estaba dividido el territorio de Croacia.

Según la Ley de Vinodol, la estructura social de Vinodol estaba constituida por los siguientes estratos: siervos, clero, plemeniti (nobles) y "la demás gente" (art. 5 y 75), de la cual no dice quiénes eran. Barada piensa que eran taberneros, comerciantes, artesanos y marineros en cuanto fueran de procedencia extranjera, pues si fueran nativos pertenecerían de acuerdo a su origen al estrato de siervos o de plemeniti[18]. En la cúspide de esta pirámide social estaba el príncipe con su familia y los servidores y funcionarios de la corte.

Existen varias opiniones en cuanto al origen histórico de los siervos de Vinodol. Kostrenčić piensa que antes de ser siervos del príncipe habían sido campesinos libres viviendo en comunas libres. Barada considera que antes habían sido esclavos y que en la nueva organización feudal su situación no cambió esencialmente. Para la prof. Nada Klaić los siervos eran servidores de la comuna con derecho de participar en las decisiones de la comuna, opinión que fuera fuertemente combatida por Kostrenčić[19].

Para Margetić, los siervos y la gente del pueblo (la plebe) son sinónimos y designan siempre a la población no privilegiada[20].

Los siervos no eran verdaderos dueños o propietarios de la tierra que cultivaban y de las casas en que vivían sino una suerte de arrendatarios hereditarios. El verdadero propietario era el príncipe. Estaban obligados a darle al príncipe una parte de los frutos de la tierra y prestarle determinados servicios. No les estaba permitido disponer libremente de sus bienes en testamento. Su libertad restringida resulta evidente si tenemos en cuenta que no les estaba permitido, sin permiso previo del príncipe y de la comuna, ingresar en un convento o abadía o servir en un monasterio, es decir, que no podían mudarse libremente (art. 17). La inferioridad de condiciones de los siervos la vemos también en la indemnización que había que pagarles por haberles robado o hurtado alguna cosa, en comparación con la indemnización que por robo o hurto había que pagarle al príncipe y a sus servidores (art. 35 y 36). Sin embargo, cuando en el art. 5 se habla de la requisición por parte del príncipe o del obispo, los siervos se hallan equiparados a otros estratos sociales de Vinodol.

Barada considera[21] que a la clase de los siervos pertenecían no solamente aquellos que trabajaban la tierra sino también los artesanos, los comerciantes y otros, como también los sacerdotes si eran de la estirpe de los siervos. Barada lo deduce del art. 31 que habla del asesinato del siervo o de "uno de la estirpe de los siervos".

En la sociedad feudal el clero tenía una posición de privilegio. Sin embargo, no podemos afirmar lo mismo en cuanto al clero de Vinodol. Así por ej. ya en el art. 1 se fija lo que el obispo podía pedir por la consagración de una iglesia, y según el art. 2 el obispo debía contentarse con lo que le daban voluntariamente las abadías y los monasterios. También era la Ley de Vinodol (art. 3) y no la norma canónica la que fijaba la pena máxima de 40 soldines que el obispo podía aplicar al sacerdote culpable de alguna desobediencia o transgresión eclesiástica. Por otra parte, el obispo no tenía ninguna jurisdicción respecto a los sacerdotes, perteneciendo ésta al príncipe (art. 75). Resulta pues evidente que el "privilegium fori", según el cual ningún miembro del clero debía ser citado ni juzgado ante la corte civil —privilegio universalmente aceptado en la sociedad feudal europea—, no fue aplicado en Vinodol. Además de no haberles sido reconocido el privilegio de foro eclesiástico, la situación de una cierta subordinación del clero a la autoridad civil se manifestaba tanto en su obligación de hacer de centinelas durante la noche en la ciudad "como cualquier otro hombre" (art. 15), como cuando, según el art. 16, a todo clérigo le estaba prohibido ordenarse sin el permiso del principe o de la comuna, y también cuando, según el art. 58, por no celebrar la misa todos los días en su iglesia, el sacerdote debía responder ante el príncipe y la comuna y era castigado con la pérdida de un buey en favor del príncipe y de la comuna por partes iguales, o cuando el art. 36 habla de que "la misma ley" se aplica tanto en el caso de hurto a los siervos como a los sacerdotes, es decir, que la pena en estos casos era menor que en el caso de hurto cometido contra el príncipe, la iglesia o el monasterio.

El fenómeno de la condición de inferioridad del clero de Vinodol, tan atípica para una sociedad feudal, incita a buscar una explicación. Barada considera que su "razón histórica" la podemos encontrar en la anterior existencia de la esclavitud en Vinodol y su persistencia en la tradición. "La tradición de la antaña condición de esclavo en Vinodol era tan fuerte que ni la Iglesia, ni los siglos ni el convertirse en siervos pudieron borrar los antiguos signos de esclavo ni en el clero mismo", y sugiere que la razón de esto estaria en el bajo nivel social del clero de Vinodol. Este procedía directamente del estrato de los siervos, vivía con ellos y se diferenciaba de ellos únicamente por su conocimiento de la glagólitza croata y de los libros eclesiásticos glagolíticos. "Es aquí —dice Barada— donde hay que buscar la causa de las insólitas disposiciones de la Ley de Vinodol sobre el clero" [22].

Merece mencionarse aquí que estos sacerdotes de pueblo, a pesar de su poca instrucción, lucharon con perseverancia durante siglos por la conservación de la escritura glagolítica y el uso del idioma croata en los ritos eclesiásticos, cultivando la lengua nacional croata y contribuyendo así a la preservación de la identidad y la conciencia nacional croata.

Kostrenčić considera[23] que la limitación de la libertad de tomar las órdenes sagradas (arts. 16) había sido impuesta para proteger el interés del príncipe, ya que la persona que se ordenaba sacerdote no estaba en adelante obligada a prestarle servicios.

La Ley de Vinodol no dice quiénes eran los plemeniti, que hemos traducido con nobles, aunque sabemos que no eran lo mismo que los nobles por nacimiento o los que poseían el título concedido por el soberano. Hay varias opiniones sobre este estrato social mencionado en los arts. 5, 54 y 75. Según Barada[24], se trata de aquellos propietarios de tierras que no estaban obligados a efectuar ningún pago al príncipe ya sea en dinero o en especie. Kostrenčić piensa[25] que los plemeniti no eran sino los funcionarios del príncipe, ya que en la Ley de Vinodol no figuran "como una clase social por nacimiento".

En la persona del príncipe estaba concentrado todo el poder judicial, administrativo y económico de Vinodol, y él lo ejercía por intermedio de los funcionarios, que formaban su corte. De modo que cuando en la Ley de Vinodol se menciona la corte ésta se refiere principalmente a la institución judicial central de Vinodol (arts. 9, 10, 21, 22, 23, 38, 47, 51, 54, 69, 73). y sólo en pocos artículos se refiere a la familia del príncipe y sus servidores.

La actividad judicial estaba ejercida principalmente por los jueces, pero la palabra juez la encontramos solamente en el protocolo donde se mencionan dos jueces como miembros de la comisión, mientras que en los arts. 41 y 75 a los jueces se los llama rotnici [26].

Una función importante relacionada con los juicios la ejercía el pristav. Pristav era la persona cuyas declaraciones referentes a los asuntos en que intervenían, gozaban de fe pública hasta que no le fuera probada la falsedad. Fue también el órgano de instrucción, y para que un testigo fuera admitido en el juicio, era necesario que antes fuera examinado por él. A los pristav se refieren los arts. 19, 48 al 51, 53 y 65 [27].

En los arts. 29 y 30 se mencionan tres categorías de servidores del príncipe: el potknežina (vicepríncipe), que era el sustituto del príncipe y su servidor principal, los servidores de la familia del príncipe, y los permani, que eran los órganos armados de seguridad y de ejecución de las decisiones del príncipe[28].

El poder del príncipe se basaba en gran parte en sus ingresos y estos consistían, además de las prestaciones de los siervos, también de multas, y —en menor número— de penas en especie. En algunos casos las penas establecidas eran muy fuertes, como por ej. en el caso de los arts. 33 y 34. En otros casos quedaba librado a la voluntad del príncipe cuánta pena iba a aplicar (arts. 29, 30, 59, 70). Si el culpable no tenía con qué pagar la correspondiente pena el príncipe podía aplicarle la pena corporal (art. 74). Hasta qué punto el príncipe defendía su autoridad lo vemos en el art. 57 según el cual no estaba permitido que se reuniera ninguna asamblea del pueblo sin la asistencia del representante del príncipe, caso contrario se aplicaba una pena que consistía en la pérdida de todos los bienes de cada uno de los asistentes. El art. 75 establece expresamente que el príncipe tiene el poder judicial sobre todas las personas de Vinodol "tanto sobre los plemeniti como sobre los eclesiásticos y siervos y sobre la demás gente".

También era uno de los atributos del poder del príncipe que todas las tierras que no tuvieran dueño. como también aquellas que quedaran sin herederos directos después de la muerte de una persona pertenecían al príncipe (art. 33).

El orden sucesorio está establecido en el art. 32. Según éste, al padre lo sucede la madre y después los miembros masculinos de la rama masculina, siempre en línea directa. Cuando no hubiere una rama masculina es la rama femenina la que sucede y dentro de ésta los herederos masculinos[29]. Según Barada[30] normalmente los herederos eran los descendientes masculinos directos, y si no los había entonces se aplicaba el art. 32 que se refiere sólo a la rama femenina. Según su interpretación del mencionado artículo, las hijas no eran herederos forzosos, ni aún en el caso de que no hubiera herederos masculinos directos. Dependía de la decisión del príncipe si otorgarles la dote privándolas de los bienes de los padres fallecidos o dejarles estos bienes, si las consideraba capacitadas para prestarle todos los servicios que le prestaban sus padres. Existe otra interpretación, la de Margetić[31]. Según él, el orden sucesorio sería este: "viuda - descendientes de la rama masculina - hijas facultativamente - hermanos - hermanas facultativamente - herencia sin herederos que pertenece al príncipe".

Aunque la Ley de Vinodol no contiene solamente normas de derecho penal, éstas representan la mayoría. Al analizarlas se ha intentado agruparlas según los delitos que tratan. Así, Barada distingue los delitos donde el acusador es el principe de aquellos en los cuales el proceso se abre a instancia de un particular. Los primeros comprenden los delitos de ayuda a un desterrado, posesión de algún bien que no tiene dueño, el ejercitar la brujería, la traición al príncipe (arts. 12, 33, 34, 59 y 70). Los del segundo grupo se diferencia a su vez en dos subgrupos: delitos contra un bien del otro y delitos en perjuicio de la persona. Los del primer subgrupo abarcan el asalto, el robo, el hurto, el incendio (arts. 6 al 11, 35, 36, 37, 49. 50, 62). En cuanto al hurto existe una diferenciación entre el hurto simple y el hurto calificado. Este último es aquel que fue cometido bajo las siguientes circunstancias: en la ciudad, de noche y mediando el grito de "socorro". La pena en el caso del hurto simple era de 40 soldines (o sea dos libras) mientras que por el hurto calificado había que pagar 50 libras. Los delitos contra la persona pueden ser ya sea contra su integridad corporal, como lo son la riña, la lesión, el homicidio, el asesinato, la violación de la mujer (arts. 18, 25, 29, 30, 31, 56, 62, 64, 68), ya sea contra su honor: la injuria, el arrebatar el cubre-cabeza de una mujer, el insulto (arts. 18, 27, 28). También hay delitos que serían tanto de derecho público como de derecho privado: el falso testimonio, la acusación sin poder probar el hecho incriminado (arts. 46, 51, 52, 60) [32].

No siempre se tomaba en cuenta el grado de culpa. Así por ejemplo, en los arts. 29 y 31, no se distingue entre el homicidio culposo y el doloso. Pero según los arts. 27 y 64, para que haya pena debe existir el dolo. Según el art. 39, la pena no podía ser mayor de 6 libras, excepto en los casos mencionados en el mismo. Comentando este artículo, Margetić considera[33] que la Ley de Vinodol no conocía el precepto moderno nullum crimen sine lege, y por esto se diferencia profundamente de la concepción moderna del derecho penal. Con este artículo, dice Margetić, se quizo impedir, por un lado, que un acto contrario a la concepción juridica de entonces quedara sin castigo y por otro lado que los jueces, en su deseo de proveer el mayor beneficio al príncipe, aplicaran penas exageradas.

Las penas eran la pena capital (arts. 59 y 62), las penas corporales (arts. 62 y 74, pero no especifica la pena), multas (arts. 7, 8 y varios otros) y las penas consistentes en la entrega de un bien (por ej. un buey, art. 48 y otros). En el caso de homicidio la pena en dinero se llamaba vražda (arts. 29, 31, 62). Esta pena existía ya en los tiempos lejanos de la organización tribal. Es especialmente interesante el art. 31, que se refiere al asesinato del siervo, ya que en él encontramos vestigios de esos tiempos antiguos. Según este artículo, de esta pena pecuniaria, vražda, no le correspondía nada al príncipe sino a la familia del acusado (100 libras) y a la comuna a la que había pertenecido el ucciso (sólo 2 libras). En esta norma vemos cómo la vieja concepción, que otorgaba a la tribu el derecho a percibir la pena, se impuso a la nueva concepción, que reconoció al príncipe como defensor del orden jurídico y social y que por consiguiente la vražda habría que pagársela a él [34]. La Ley de Vinodol también habla de desquite (arts. 29, 31, 70) como pena, pero no dice en qué consiste.

La pena estaba acompañada de una indemnización en el caso de que el acto delictivo hubiera originado algún daño (arts. 19 y 62). El monto do la indemnización variaba según la condición social del damnificado. En el caso de hurto al príncipe o a los miembros de su familia y de su corte la indemnización a pagar era el séptuplo del daño ocasionado mientras que a los siervos y sacerdotes les correspondió sólo el doble (arts. 7, 8, 35, 36).

Las penas y las multas estaban instituidas, en primer lugar, en provecho del príncipe y del damnificado (ars. 7, 8, 25, 30, 35, 36, 51, 52, 59). Sólo excepcionalmente se las repartían el príncipe y la comuna (arts. 14. 48, 58) o le correspondían exclusivamente a la comuna (art. 37) [35].

La tentativa del delito era punible en el caso de tratarse de una emboscada a un servidor del príncipe (art. 30), o de violación de una mujer (art. 56).

Existían varios medios de prueba: los testigos, los libros comerciales, el juramento. Por regla general, sólo los hombres podían ser testigos, mientras que las mujeres podían serlo sólo en los casos previstos en los arts. 18, 27 y 28. Tampoco podía el padre ser testigos del hijo, o el hijo y la hija ser testigos del padre si vivían juntos (art. 67). La declaración de los testigos tenía más fuerza en el caso de que el damnificado o alguna otra persona hubieran gritado "socorro" (arts. 7, 8, 9, 23, 24, 37). Pero además del grito era necesario que aquel que hubiere gritado jurara haber reconocido al delincuente. Según la interpretación de Barada del art. 47 [36] sólo estaban permitidos los testigos de cargo, mientras que los de descargo eran rechazados. Así opina también Kostrenčić[37] : los testigos del acusador tenían —en principio— prioridad ante los testigos del acusado. Margetić [38] interpreta el texto original diferentemente, es decir, en el sentido de que los testigos del acusado también eran admitidos, mientras que no podían prestar testimonio los testigos de una u otra parte que no hubieran sido aceptados.

Además del juramento simple, existía también un juramento especial con los juradores - rota. Cuando el demandante no tenía testigos, entonces el demandado podía liberarse jurando junto con cierto número de juradores (arts. 9, 10, 11, 56, 68, 69). Ellos no eran testigos ni necesitaban saber algo sobre el hecho incriminado. Ellos juraban solamente que el incriminado decía la verdad. Es excepción a la regla general, según la cual es el acusado el que presta este juramento especial, el art. 56: en el caso de violación o de tentativa de violación de una mujer, la demandante si no tenía testigos debía jurar ella misma con 24 juradores. El juramento con juradores tenía una particularidad. En el caso de que la persona que debía prestar este juramento no pudiera encontrar la cantidad de juradores que le era requerida, podía ella misma jurar tantas veces cuantos juradores le faltaban (art. 10, 56, 68).

Comentando esta especial modalidad de juramento, Margetić opina[39] que a pesar de la impresión de que la Ley de Vinodol "protegía a la sociedad de los criminales y actos criminales del todo insuficientemente", esto no era así. Analizando los art. 10, 56 y 68 llega a la conclusión de que la persona que prestaba el juramento debía elegir los juradores entre los miembros de su familia, aún la más lejana, y que sólo si no los hubiera podía jurar ella misma en lugar de aquéllos.

Para apreciar la conciencia jurídica de la gente de Vinodol de esa época, merece destacarse que la Ley de Vinodol no conocía ni el "juicio de Dios" ni la tortura, ambos medios de prueba conocidos en otros países europeos medievales.

En cuanto a las normas que no son de derecho penal. va hemos mencionado lo referente al derecho sucesorio como también a ciertas obligaciones del clero, o de la restricción de la libertad de elección de la residencia, o la prohibición de celebrar libremente las asambleas. Podemos mencionar también las obligaciones que provienen de la consumación a crédito en una taberna (art. 43) o de las deudas según los libros de los comerciantes (art. 44). Es interesante el art. 45 one hace referencia al likuf, o sea, el modo de acomnañar con la comida v la bebida la conclusión de ciertos contratos u otros actos jurídicos. La palabra likuf proviene del alemán Leitkauf, pero esta costumbre era conocida en Croacia ya en siglos anteriores[40].

En varios artículos se habla de la ciudad y de la comuna (općina), por ej. arts. 3, 5, 7, 14, 15, 16, 17, 31, 57, 58. Estos no especifican qué hay que entender como comuna, pero nos parece que, al igual que Barada, tenemos que entender tanto el territorio, como también la población de una ciudad y el órgano que la representa. Este defendía los intereses de sus habitantes por intermedio de los funcionarios que eran: el satnik (el capitán), el grašćik (el castellano) y el busović (el pregonero). Cada comuna, cada ciudad tenía su satnik y él era su principal funcionario. De sus funciones se habla solamente en los artículos 5 y 61. Según el art. 5, al satnik le correspondía hacer la requisición para cubrir las necesidades del príncipe y del obispo durante sus visitas a una determinada ciudad. Según el art. 61, el satnik también ejercía la función judicial en ciertas circunstancias[41] (39). Según Kostrenčić[42], el satnik tenía principalmente el poder policial y su deber era cuidar de la seguridad de la comuna. El grašćik tenía probablemente una función militar, inferior a la del satnik, pero el art. 25 no nos dice nada al respecto. Tampoco aclara este artículo la función del busović, sin embargo se sabe, de otra fuente, que ésta consistía en comunicar a viva voz los avisos y las ordenanzas de la comuna[43]

En cuanto al origen de la comuna de Vinodol, existen varias opiniones dentro de la historiografía croata. Mencionaremos sólo la más reciente, a nuestro saber, la del académico prof. Dr. Lujo Margetić. Según él, la comuna medieval de Vinodol tiene ciertamente su lejano origen en la organización militar eslava, y, desde la llegada de los croatas a la costa adriática, en la organización militar croata, pero "la comuna medieval de Vinodol es en primer lugar el fruto de las circunstancias de un feudalismo temprano, cuando estaba en el interés del señor feudal dar a los habitantes cierta autonomía y con eso facilitar una mejor vigilancia de los súbditos y una más simple recaudación de las contribuciones" [44].

Como hemos podido apreciar, varios artículos de la Ley de Vinodol fueron diferentemente interpretados por los autores que los han transcripto del croata antiguo al idioma croata moderno. Esto es comprensible tomando en cuenta que varias palabras del croata antiguo han desaparecido en estos setecientos años, y que es muy difícil captar hoy su verdadero sentido. La variedad de interpretaciones se debe además al diverso enfoque y apreciación de la organización político-administrativa y la situación socio-económica anteriores a llegar a ser Vinodol el feudo de los príncipes de Krk, los Frankopani.

No ha sido posible enumerar, en esta necesariamente limitada reseña, todas las diferentes interpretaciones de los historiógrafos de cuyos trabajos nos hemos servido, como tampoco profundizar el análisis de aquellas divergencias que hemos citado pues eso hubiera significado pasar los límites que nos hemos trazado: traducir por primera vez al español la Ley de Vinodol, acompañándola de una suscinta reseña de sus orígenes y de su contenido, y de este modo adherirnos a los festejos en Croacia en ocasión del 700 aniversario de este importante documento cultural-histórico croata.

LA LEY DE VINODOL (*)

En el nombre de Dios, amén. En el año del Señor 1288, de la indicción primera, el día 6 del mes de enero.

Durante el reinado de Ladislavo, preclaro rey húngaro, en el 16 año de su reinado. En la época de los grandes varones Federico, Juan, Leonardo, Daimo, Bartol y Vito, príncipes de Krk, Vinodol y Modruš.

Puesto que los hombres a menudo se dan cuenta de que es necesario conservar sus leyes antiguas y consuetudinarias, por esto cada ciudadano de Vinodol y todos en conjunto, deseosos de observar plenamente esas antiguas y buenas leyes que, aunque no ordenadas, sus mayores habían respetado siempre, se reunieron todos juntos tanto los eclesiásticos como los laicos. Al término de la asamblea celebrada en Novi Grad, en presencia del mismo príncipe Leonardo, arriba mencionado, fueron elegidos de cada ciudad de Vinodol, pero no en general todos los mayores, sino aquellos de los cuales se sabía que se acordaban mejor de las leyes de sus padres y de lo que habían oído de sus abuelos. Y les ordenaron y mandaron como obligación, anotar todas las buenas antiguas leyes consuetudinarias de Vinodol, aquellas que pudieran recordar o de las que pudieran enterarse por medio de sus padres y abuelos arriba mencionados, de manera que en adelante pudieran evitarse errores en esa materia, y que sus descendientes no dudaran de estas leyes en el futuro.

Y los siguientes hombres de Vinodol fueron elegidos a tal fin: de Novi Grad: Črna, el dvornik [45] de todo Vinodol y de los príncipes arriba mencionados, el párroco Petar y el satnik [46] Vukonja Pribohna, Ranac Saražin, Bogdan Vučinić; de Ledenice: el presbítero Ratko y Radoslav, sacerdotes, el satnik Dobroša; de Bribir: el arcipresbítero Dragoslav y el sacerdote Bogdan, el satnik Zlonomer, Jurislav Gradenić; de Grižani: los sacerdotes Ljuban y Petar, el satnik Domjan, Dunat y Dragoljub y Vidomir Vučić; de Drivenik: el satnik Dragoljub y Mikula Dragoljub y Pribinig; de Hreljin: el párroco Raden y el satnik Ivanac, el juez Živina y Kliman Nedal; de Bakar: el párroco Krstiha y el sacerdote Grubina, el satnik Ivan, Derga Vučina y Nedrag; de Trsat: el párroco Vazmina y el satnik Nedrag, el juez Dominik y Vieka; de Grobnik: el párroco Kirin y el satnik Slavan y Domjan Kinović, Pavai y Slavina Vukodružić. Y todos los citados reunidos por la voluntad de todos y el consentimiento unánime y por mandato de la asamblea del distrito entero de Vinodol (registraron las leyes)[47] que quedan anotadas a continuación y que ellos habían escuchado de sus mayores.

ARTÍCULO 1. — En primer lugar, que - si hay que consagrar alguna iglesia pública [48] de Vinodol, o si las consagra el señor obispo en cuya diócesis se encuentra dicha iglesia, no puede cobrar por dicha consagración más que 40 soldines de moneda veneciana chica, además de 1 almuerzo y 1 cena, y ello propiamente de aquellos que pidieron la consagración de la respectiva iglesia.

Mientras que el diácono que asiste al obispo en esa misma iglesia, denominado malik en croata y mazzarol en italiano, no debe recibir por esta misma consagración más que 15 bolanač en moneda veneciana chica.

ART. 2. — Además, en cuanto a las mencionadas iglesias públicas[49] de abadías y de monasterios, el señor obispo no puede decretar o tomar u ordenar más de lo que hubieran querido darle los administradores de estas mismas iglesias.

ART. 3. —Además, en cuanto a los sacerdotes del mencionado distrito se refiere, este mismo obispo no puede ordenar ni tomar nada, sino cuando él mismo envía (a su representante) o viaja por el principado, y así en cada ciudad de Vinodol que visita, deben los sacerdotes de esa ciudad darle un almuerzo y una cena; sin embargo de ningún modo están obligados a llevarle este almuerzo y esta cena fuera de los límites de esa ciudad. Y dichos sacerdotes y diáconos no están obligados a ninguna otra contribución, a menos que alguno de ellos hubiera cometido algún daño o agravio, por el cual debiera pagar una multa, este obispo puede cobrar de los culpables 40 soldines venecianos como pena; no puede cobrar multa mayor de estos sacerdotes y diáconos.

ART. 4. — Y además, cuando el señor obispo viaja debe llevar siete caballos de silla, y el octavo de carga.

ART. 5. — Además, si el señor príncipe de Vinodol o dicho obispo viajaran por el principado de Vinodol, en cualquier ciudad que llegase cualquiera de ellos, puede hacer requisar y proveerse, con la ayuda del satnik de esa ciudad, para su comida y la de su séquito, de ganado mayor y ganado menor de quien sea, y el más cercano, sea el ganado de los siervos, de los plemeniti [50], del clero o de toda la demás gente. Sin embargo, el señor principe debe pagarlo donde se encontrara y puede hacer requisar por sus permani [51] para sí, su familia y toda su corte, el ganado más cercano de la misma comuna, de cualquiera de los citados precedentemente.

ART. 6. — Además, si alguien cometiera robo en el camino o en otro lugar, que pague al príncipe 50 libras.

ART. 7. — Y además, si alguien irrumpiera por la fuerza, de noche, en una casa de la ciudad o hurtara algo de ella y si alguien gritara "socorro", debe pagar al príncipe 50 libras y el doble del daño. A aquellos que gritan "socorro" se les cree si juran haber conocido a aquel malhechor. De lo contrario, si no se ha gritado, no tiene que pagar más que 40 soldines y el daño, según dicho arriba. Y si este mal fuera cometido de día, no está obligado a pagar más que 40 soldines, si se lo puede probar con un testigo fidedigno.

ART. 8. — Además, si alguien de noche robara del establo algún animal o trigo de la era o miel de la colmena —lugar donde se guarda las abejas— también paga al príncipe 50 libras, si allá hubo grito de "socorro", y de día 40 soldines, e igual monto de noche, si no hubo grito, y el doble del daño, según lo descripto; y el grito es fidedigno.

ART. 9. En caso de litigio ante la corte por violencia o por hurto de cualquier cosa, y si el actor carece de testigos contra el inculpado y si a este se le permite jurar, por el robo el inculpado debe jurar con 25 [52] y por el mencionado hurto con 12, si en este hurto hubo daño y grito de "socorro".

ART. 10. — Y además, por el hurto en el corral y por el incendio del trigo que se encuentra en el campo, y por sustraer de noche el heno de la hacina, debe jurar con 6 no haberlo hecho. Y el ladrón no debe tener al odgovornik[53] sin el consentimiento de la corte. De todos modos, aquel que debe jurar, debe encontrar los juradores como mejor pueda. Y si no puede encontrarlos, que jure él mismo o tantas veces cuantas ellos debían jurar.

ART. 11. — Además, si alguien comete un acto de violencia en el puerto de Vinodol, debe pagar al príncipe 50 libras. Si allí comete hurto, paga 24 libras. Si allí no hay testigos, quien niega debe jurar con 12 [54], no importa si el hecho fue cometido de noche o de día.

ART. 12. — Y además, si alguien recibe a algún proscripto de este principado o si le diera de comer o de beber o cualquier otra ayuda o consejo, debe pagar al príncipe 50 libras.

ART. 13. — Y además, cualquier cofradía que se reparte lo que ha recolectado, debe dar un décimo íntegro[55].

ART. 14. — Además, ningunos zavezi [56] por lo que sea, pueden estipularse directamente [57] entre personas algunas del principado o pactar zagovor público o privado; de ese zavez [58] la mitad pertenece a la comuna de la ciudad en la que se hizo, y la mitad a los señores [59].

ART. 15. — Además, todo sacerdote está obligado a hacer de centinela de noche en la ciudad, como cualquier otro hombre.

ART. 16. — Y además, ningún clérigo del principado puede recibir las sagradas órdenes, si no tiene el permiso del príncipe y de la comuna de la ciudad en la que reside.

ART. 17. — Además, ningún siervo ni otro habitante de la comuna puede ir a vivir a una iglesia, ni servir en una abadía o monasterio o desempeñarse allí como sacristán si no tiene el permiso del príncipe o de la comuna.

ART. 18. — Y además, una buena mujer y de buena reputación, propuesta como testigo, en caso de no haber otros testigos, es creíble en pleitos con otra mujer ya sea por insulto verbal o riña y lesión.

ART. 19. — Y además, ningún testigo propuesto para deponer, no puede declarar si no fue antes examinado por el pristav [60]; y el que lo hiciere que pague al príncipe 40 soldines y de quien se supiera que su testigo lo ha perjudicado que pague todo el daño sufrido.

ART. 20. — Además, nadie puede proponer su esposa como su propio testigo; ella no es fidedigna en ningún caso suyo.

ART. 21. — Además, si alguien llama a otro ante la corte en el palacio y dice: ¿Es así o no es así?, o lo acusa de alguna culpa, éste si quiere puede admitir u ocultar.

ART. 22. — Además, si alguien comparece ante la corte para iniciar pleito, debe designar testigos y probar que es así.

ART. 23. — Además, pudarija, esto es la custodia de las viñas y de los campos y de la era y de otras cosas para las cuales se designan guardianes dignos de fe. Pero si se hace algún daño en su presencia, que entonces grite "socorro" [61](1) ; si no toma alguna señal de aquel que hace daño como también si lo muestra a testigos fidedignos, o si no lleva esta señal ante la corte, antes de que ese culpable sea acusado ante la corte, o si no va con ese culpable ante la corte.

ART. 24. — Y además, cualquiera puede gritar "socorro", si ve que alguien está cometiendo algún mal, y por ello no puede ser castigado con pena alguna.

ART. 25. Además, por golpes, lesiones y riña entre siervos, la multa es de sólo 40 soldines, que el culpable debe pagar al príncipe, y a aquel que fue golpeado 2 carneros y la curación. Lo mismo vale para el satnik, el grašćik y el busović [62], que en esto están sujetos a la ley y a la justicia que rige para los siervos y no para los servidores del príncipe; y serán juzgados por la ley válida para los siervos, también para la indemnización de las injurias.

ART. 26. — Y además, el satnik, el grašćik y el busović no son fidedignos en ningún asunto ocurrido durante el desempeño de sus funciones, excepto durante el año después de la terminación de su servicio.

ART. 27. — Además, si un hombre arrebata de la cabeza de una mujer la hoverlica [63] o el cubre-cabeza con mala intención y esto podría probarse con tres hombres o mujeres buenos, si hay demanda, que pague 50 libras; de eso, el señor príncipe que reciba 40 soldines y la mujer ofendida 48 libras. Pero si una mujer a otra le arrebata el cubre-cabeza arriba mencionado, paga 2 libras a la corte y a aquélla 2 ovejas. Y si allí no hubo buenos testigos, que jure aquel que niega haberlo hecho y que sea libre.

ART. 28. — Y además, si un hombre o una mujer dicen algo grosero o insultan a un hombre o a una mujer, y ello puede ser probado mediante un testigo válido, sea hombre o mujer, si no hubiera allí otros testigos, que pague a la corte 2 libras y a la parte, a la que lo dijo, 2 libras.

ART. 29. — Y además, si alguien mata a uno de los vice-príncipes o a alguno de los servidores de la casa del señor príncipe o de los permani [64] y huye, y no se lo puede capturar, que el príncipe cobre la vražda [65](2), es decir, la pena pecuniaria, cómo y cuánto él desee, pero de la estirpe del malhechor sólo la mitad, porque la estirpe no 'está obligada más que a la mitad, y el malhechor a la otra mitad. Pero si se captura al malhechor, puede el mismo príncipe o alguien otro por él, tomarse desquite como lo desee, y a la estirpe no se la condena.

ART. 30. — Y además, si alguien tiende una emboscada a alguno de los vice-príncipes o servidores o permani, y esto se puede probar mediante testigos válidos, que pague al príncipe 50 libras. Igualmente, si lo golpearan o lo hirieran, por las heridas debe pagar la mitad. Y si a alguno de ellos le cortara parte del cuerpo o le lesionara de tal modo que por causa de esto no pudiera volver a su estado de salud precedente, que pague la multa que el príncipe le quiere imponer.

ART. 31. — Además, si alguien matara a un siervo o a una persona de la estirpe de los siervos y fuera posible capturarlo [66], que pague la pena de 100 libras a los parientes, y 2 libras a la comuna a la que el occiso pertenece. De estas 100 libras deben recibir: los hijos del occiso, si tuviese hijos, deben recibir la mitad, y la otra mitad sus parientes. Esta pena la paga el culpable. Si huye, sus parientes deben pagar la mitad de la pena, y la otra mitad sus herederos, si los hubiera. Pero si es posible capturarlo, antes de que se pague la vražda o si hay un arreglo, que se le tome desquite, y sus parientes quedan libres.

ART. 32. — Además, las hijas que quedaron después de la muerte del padre y de la madre o de los hijos, si no quedaron los hermanos de estas hijas, deben recibir la dote o a estas hijas hay que dejarles los bienes del padre y de la madre para que presten todos aquellos servicios que sus padres y madres fueron obligados a prestar a la corte. Lo mismo vale, si los hijos quedaran y murieran sin herederos.

ART. 33. — Además, si alguien retuviera algo vacante, es decir, algo que no fuese de nadie y que pertenece a la corte sin orden o pedido de la corte, y ello fuera hallado por el señor (príncipe) o su servidor, debe pagar al príncipe la séptupla renta anual por cada año que haya detentado ese bien vacante, y una multa de 40 soldines por cada año. Y aquel bien vacante debe volver a la corte del príncipe.

ART. 34. — Además, si alguien tuviera una propiedad, algún campo o viña o terreno o huerta, y en esa posesión el señor príncipe tuviese derecho a una participación, y aquél no se la entregara, será pasible de la pena antedicha o sea de la participación, si se puede probar que él lo hizo.

ART. 35. — Además, si alguien hurtara alguna cosa al príncipe o a su corte o al vice-príncipe o a uno de los servidores arriba mencionados, que pague al príncipe la multa, según dicho arriba para el hurto; y a quien se lo hurtó, el séptuplo.

ART, 36. — Y además, los siervos y los sacerdotes que tengan en cuanto al hurto la misma ley entre ellos. Pero si alguien hurta alguna cosa a una iglesia o a un monasterio o a una abadía, deberá pagar la multa que abonaría por las cosas del príncipe o de los servidores arriba mencionados.

ART. 37. — Además, por ningún hurto cometido de día la pena será mayor de 40 soldines y también por el cometido de noche únicamente si hubo grito de "socorro" y ello ocurriera en la ciudad, excepto el hurto arriba mencionado[67]. Asimismo, por cada hurto diurno o nocturno el culpable debe pagar 49 soldines, los que pertenecen a la comuna de la ciudad donde el hurto se cometió.

ART. 38. — Además, donde no hay demanda no hay pena. Nadie puede ser obligado a iniciar la demanda por algo ante la corte o en otra parte, excepto si es por su propia voluntad. Quien inicia la demanda, debe llevarla a su término.

ART. 39. — Y además, ninguna lidžba [68] puede terminar con una multa superior a 6 libras, salvo en los casos de las violencias arriba mencionadas.

ART. 40. — Y además, ningún fallo absolutorio o sentencia o multa más leve o más grave pueden ser dictadas sin el consentimiento del príncipe, o si no haya estado presente un representante del príncipe que lo hiciera por su orden.

ART. 41. — Además, gente rotnici [69] para castigar a los culpables. Son inválidos los fallos de aquellos rotnici que, cada vez que un agravio es cometido, no envían una citación sellada al culpable para que comparezca ante la corte con esta citación dentro de tres días y la muestre.[70]

ART. 42.—Y además, ningún guardallaves es fidedigno ni creíble respecto a cosa alguna cuyo valor supere 20 soldines, y él sostiene haberla dado o regalado o prestado o de cualquier manera entregado de su bodega, salvo si tuviera testigos fidedignos. También por aquello que tuviese el valor de 20 soldines debe jurar y tocar los Santos Evangelios.

ART. 43. — Además, ningún tabernero es fidedigno sin testigos por haber fiado de su propio vino, salvo hasta 10 soldines; y el podružnik, es decir aquel que vende el vino ajeno, hasta 50 soldines. Además debe jurarlo.

ART. 44. — Además, ningún libro comercial es válido sin testigos válidos salvo hasta 50 libras por cada deuda. Pero también por esto debe jurar por los libros[71] para confirmar sus libros comerciales.

ART. 45. — Además, ninguna gratificación que se da secretamente por el hallazgo de un objeto, crimen u otra cosa, como ser tierras, viñas y otras cosas, por lo que se acostumbra dar likuf [72], por el hallazgo de una res grande, su monto no debe ser mayor de 40 soldines, y quien da más que se perjudique; a menos que el señor príncipe considere que habría que pagar más para descubrir algún delito o alguna otra cosa que se sepa pertenezca a este mismo príncipe. Por esos 40 soldines debe jurar haberlos dado o prometido darlos, el que sostiene que dio dicha gratificación que fue reclamada y recibida. A la corte no se debe nada de estos 40 soldines, salvo la multa de 5 soldines y por cada animal pequeño 2 soldines.

ART. 46. — Y además, si alguien denuncia que algo está vacante o en algo tiene parte[73], como se dijo más arriba, y no puede probarlo, debe pagar la misma multa que pagaría aquel a quien ha inculpado.

ART. 47. — Y además, si alguien acusara ante la corte o presentara los testigos diciendo así: "Ese y ese sabe que es así", y la parte contraria dice: "Pero ese y ese sabe que no es así", los testigos del que dice "es así" son admitidos, y los que lo niegan son rechazados.

ART. 48. — Además, ningún pristav[74] puede cobrar más de 10 soldines por el juicio mayor; y el juicio mayor es por cualquier causa cuyo valor supera 40 soldines; y por un juicio menor, que vale también 40 soldines y menos, 5 soldines. Si obra contrariamente, paga un buey u 8 libras, de los cuales el príncipe recibe la mitad, y la ciudad donde esto ocurrió, la otra mitad.

ART. 49. — Y además, si con la ayuda del pristav se encontrara viva una res pequeña que fue hurtada, el pristav debe recibir por esto un par de suelas, y el animal pertenece a aquel de quien era, con el derecho de litigar, como está establecido. Pero si se lo encontrara muerto y todavía entero, al pristav le corresponderá un cuarto; si no estuviera entero, la carne encontrada pertenecerá al mismo pristav y aquel de quien era esta carne que reclame sus derechos.

ART. 50. — Además, por el ganado mayor, hurtado y encontarado, el pristav recibirá 5 soldines por cada animal, fuera vivo o muerto. Y por los objetos de valor de 40 soldines y menos, recibirá 2 soldines, y si el valor es mayor, 5 soldines. De todos modos, ese mismo pristav debe ser tomado de la corte y con su permiso. Y sépase, que por la cosa hurtada el siervo recibirá el doble, y la corte del príncipe o sus servidores arriba mencionados, el séptuplo.

ART. 51. — Y además, si el pristav fuera culpable, que todos sus bienes muebles e inmuebles pertenezcan al príncipe. Pero si alguien lo acusa ante la corte o en otro lugar por falso, y no puede probarlo, debe pagar al príncipe 40 soldines y a aquel pristav un buey o 10 libras. Pero si se comprobara que era falso, paga la multa antedicha y no puede ser más pristav sin el consentimiento del príncipe, y la parte contra la que declaró falsamente, si fuera condenada por alguna cosa, que sea absuelta o que inicie el juicio por lo que fue absuelta [75]. Sin embargo se debe probar que él es culpable con tres testigos fidedignos.

ART. 52. — Además, si se comprobara que alguien es un testigo falso, paga al príncipe un buey u 8 libras; y la parte contra quien declaró que sea absuelta de toda culpa, si hubiera que condenarla por algún motivo. De aquí en adelante, esa persona no podrá actuar más como testigo sin el consentimiento de la corte. Pero si es acusado por culpable, y no se lo puede probar, aquel quien lo ha acusado, y no puede probarlo, paga al príncipe 2 libras y al testigo un buey u 8 libras. Debe probarse que es falso con tres hombres fidedignos.

ART. 53. — Y además, si alguien probara que el pristav o el testigo fueran culpables, nadie podrá iniciar juicio de ahora en adelante con ese motivo en contra del acusador o en contra del testigo, y tampoco nadie en su lugar. Y si alguien considera que el pristav o el testigo son culpables, y promete probarlo con tesitgos, y estos testigos no quieren atestiguar o no están de acuerdo con la acusación, de ahora en adelante no podrá iniciar querella alguna contra ellos. O si alguien presenta un testigo en un juicio ante la corte y una de las partes quisiera impugnar su testimonio, puede hacerlo si tiene testigos. Si se proponen testigos contra aquel o contra su testimonio, y ellos declaran según él había prometido probar, de ahora en adelante no podrá iniciar juicio en la corte contra ninguno de estos testigos, ni proponer testigos nunca más, ni él podrá querellar en ninguna causa, ni a este testigo o por su testimonio podrá ningún otro hacerle juicio.

ART. 54. — Y además, ningún odgovornik [76] puede pedir más de 10 soldines por su actuación en juicio mayor, y por uno menor 5 soldines. Y el siervo no puede ser odgovornik de un plemeniti, ni un plemeniti de un siervo sin el permiso de la corte. Si actúa en forma contraria, debe al príncipe 1 buey y lo mismo a quien fue odgovornik, u 8 libras.

ART. 55. — Y además, todas las multas contractuales, que el príncipe mismo pactara o estableciera como norma general o particular, que sean de él y a él hay que pagarlas.

ART. 56. — Y además, si alguien usara violencia carnal contra una mujer o intentara hacerlo, debe pagar al príncipe 50 libras, y lo mismo a esa mujer, si no pudiera de alguna manera arreglarse con ella. Si de esta violencia ella no tuviera testigos, será fidedigna; en todo caso por dicha violencia debe jurar poniendo la mano sobre libros[77] y tocándolos con 25 en contra de aquel que es acusado[78]; esta mujer debe encontrar a estos juradores según su mejor saber. Si no los hubiera o no pudiera encontrar tantos, esa mujer debe jurar en lugar de los faltantes. Las que juran con ella, o ella misma después de la primera vez, deben tocar con la mano[79] y decir: "por él juro" [80]. Y todos sus juradores deben ser mujeres. Y ella que jura y no su odgovornik, debe contestar: "sí, juro con aquel juramento", y ella debe jurar según lo antedicho. Y si esta mujer o alguno de sus juradores omitiera lo antedicho, aquel contra quien ella habría hablado que sea absuelto de la culpa antedicha.

ART. 57. — Además, ninguna asamblea, pública o privada, puede tener lugar en la ciudad o en otra parte, referente a cualquier asunto concerniente a la comuna, sin la presencia del hombre del príncipe; y si proceden contrariamente pierden todos sus bienes y que estos pertenezcan al príncipe arriba mencionado.

ART. 58. — Y además, cada sacerdote, que atiende una iglesia en la ciudad, debe cada día celebrar la misa y otros santos oficios, a menos que se halle impedido por alguna razón justificada. Si procede contrariamente, pierde un buey; y la mitad que sea del príncipe y la otra mitad de la comuna de aquella ciudad donde eso ocurrió.

ART. 59. — Y además, si se constatara que una mujer es bruja, y pudiera probárselo con un testimonio fidedigno, por la primera vez que pague al príncipe loo libras o si no tuviera con qué pagar, que sea quemada. Si de ahora en adelante volviera a hacerlo, el señor príncipe que la castigue según su voluntad. Y si un varón es encontrado en el mismo pecado, que sea castigado con la misma pena.

ART. 60. - Y además, si alguien quisiera denunciar a alguno ante la corte por un crimen o por otro delito o por otra cosa, debe decir así a la corte: "yo denuncio ante tí a este por tal hecho" o "yo te digo que ese hizo tal cosa". Ningún otro modo de acusación o denuncia es válido. Y si alguien acusara a otro ante la corte, pero no pudiera probarlo, que pague a la corte aquella multa que hubiera pagado aquel que fuera acusado y el acusado que sea absuelto.

ART. 61. — Y además, la lidiba[81] es válida y puede ser presentada ante el señor príncipe y ante cualquiera de sus funcionarios y ante el satnik y también ante su mujer, si el satnik no estuviera allí.

ART. 62. — Y además, si alguien prende fuego en una casa o depósito o establo, por el incendio, por la primera vez, que pague a la corte una multa de 100 libras, y el daño a quien lo ha hecho, o que sea castigado con pena corporal si no tiene con qué pagar; y si lo hace de nuevo, que sea castigado con la pena capital. Si allí muere quemado un hombre o varias personas, y el criminal no puede ser capturado, se paga la vražda[82] por cada uno de los quemados según lo dicho respecto a la vražda.

ART. 63. — Y además, de ahora en adelante nadie puede reclamar una deuda contraída por cuenta de la corte de los que la administran o de algún funcionario de la corte, si no la reclama antes que haya pasado un año después de la terminación de su servicio.

ART. 64. — Además, si alguien muestra sangre derramada con mala intención, esa sangre es fidedigna. Sin embargo debe confirmarlo bajo juramento en caso de no haber habido allí testigos.

ART. 65. — Además, los pristavi[83] y los pozovnici[84] son fidedignos, a menos que se pruebe que son falsos.

ART. 66. — Y además, los pastores, los aradores y otra gente de buena reputación fuera de la ciudad, es decir cada uno de ellos, son testigos fidedignos ya sea en el caso de robo, de violencia o de otro delito.

ART. 67. — Y además, el padre puede ser testigo del hijo, el hijo y la hija del padre, y el hermano y la hermana de la hermana, si cada uno vive separadamente y si están divididos.

Am. 68.— Y además, en el caso de homicidio, si no hay testigos, el acusado debe justificarse encontrando cincuenta juradores[85], como mejor sepa y pueda. Si no hay juradores, que jure él mismo tantas veces, o sea, por los que le faltan.

ART. 69. — Además, si alguien tiene que recibir el juramento de otro, puede —si quiere— dispensarlo válidamente del mismo, si el juramento fuese por poca cosa, cuando se reunan en el lugar habitual para los juramentos. Y al liberado le sea permitido pagar tanto por cuanto tenía que jurar. De todos modos allí debe estar presente un hombre de la corte. Pero a todos los demás juradores se les puede despedir sin ninguna recompensa.

ART. 70. — Y además, si se descubriera que alguien es traidor del legítimo señor principe, este mismo señor príncipe que tenga el poder total sobre él y sobre sus bienes para tomarse desquite según su voluntad.

ART. 71. Y además, si encuentro a un malhechor causándome perjuicio de noche, es decir que me hace daño, y no puedo agarrarlo vivo o no lo reconozco para saber a quien acusar y lo mato, no puedo ser castigado de modo alguno y nadie me puede denunciar ni iniciarme juicio.

ART. 72. — Y además, ningún representante [86] es fidedigno, en un pleito, si no ha prestado juramento, a menos que sea enviado por la corte, y el representante se llama en croata arsal [87].

ART. 73. — Y además, los pozovnici[88] deben prestar juramento. Y los siervos también deben ser citados ante la corte, ante el juez.[89]

ART. 74. — Y además, los condenados a pagar unas multas, si no tienen con qué pagar dichas sentencias y multas, el señor principe puede imponerles castigos corporales según su voluntad, si así lo quiere.

ART. 75. — Y además, en todas las penas, fianzas y acuerdos el señor principe juzga y tiene la autoridad total tanto sobre los plemeniti como sobre los eclesiásticos y los siervos y sobre las demás gentes, según lo antedicho.

Además, entonces estas leyes escritas más arriba, todos los arriba mencionados elegidos por las comunas citadas de Vinodol las declararon y aprobaron, ratificando y citando las antiguas y consuetudinarias leyes de Vinodol, reafirmando que han vivido siempre según aquellas sus abuelos, sus padres y todos sus antepasados.

Y además, en memoria de esto para el futuro y para testimonio público, esta misma comuna de Vinodol ordenó que fuera escrito este texto y que una copia del mismo fuera guardada en cada ciudad.

Hecho en Novi Grad, en la sala de los príncipes arriba mencionados, en el año, el mes, el día de la indicción mencionada.

Y además, si sucede que en la corte o ante la corte alguien promueve juicio a un hombre a causa de su propiedad, es decir por la viña o por la tierra o por la casa o por la huerta o por cualquiera de los bienes, y él dice que esa propiedad la compró de un hombre, que allí debe nombrar; o dice que esta propiedad le fue dada o regalada o empeñada o destinada para salvar su alma y para ello dispone allí de testigos vivos, como lo exige la ley, esos testigos son fidedignos. En cambio, si no dispone de testigos vivos, e invoca a testigos muertos, que dijeron a los vivos que el hecho ocurrió ante ellos (es decir los muertos), aquellos testigos son fidedignos; pero sin embargo debe jurar según la ley de la ciudad que eso sucedió ante aquellos testigos, según antedicho. Y por dicho litigio no puede ser molestado en adelante, sino que podrá libre y tranquilamente usufructuar y poseer esa propiedad.

PUTNIK - EL EMIGRANTE

PETAR PRERADOVIĆ (• )

Traducción: JORGE RAZMILIĆ V., Santiago de Chile

 

PUTNIK

Bože mili, kud sam zašo!

Noć me stigla u tudjinju,

Ne znam puta, ne znam staze,

Svud gô kamen noge gaze

Trudne noge po pustinju!

Još noći šta nijesam našo!

Sjever brije s snježnog brda,

A tudjincu siromaku

Još je veći mrak u mraku,

Još je tvrdja zemlja tvrda!

Naokolo magla pada,

Zastrta je mjesećina,

Ne vidi se zvijezdam traga;

Majko mila, majko draga,

Da ti vidiš svoga sina!

Da ti vidiš njega sada

Okružena bijedom svega,

Ti bi gorko zaplakala,

Ruka bi ti zadrhtala

Od žalosti — grleć njega!

Zašto tebe nijesam slušo,

Kad si meni govorila:

"Ne idi, sinko, od matere,

Koja mekan ležaj stere

Tebi usred svoga krila!

Ne idi, sinko, draga dušo,

Ne id' od krova očinoga,

Tudja zemlja imá svoje,

Ne spoznaje jade tvoje,

Tudja ljubav ljubi svoga!" —

Govoreći sobom tako,

Ka kolibi jednoj klima

Koju spazi iznenada

Umoreni putnik sada,

I zakuca na vratima.

EL EMIGRANTE

Ay, Dios querido!, ¿dónde he llegado?

Me atrapó la noche en tierra extraña,

no sé el camino, no sé el sendero,

¡por doquier desnudas piedras hieren

mis cansados pies en el desiertol

¡Aún albergue no he encontrado!

Corta el viento del monte nevado

y para el mísero forastero,

la oscuridad es aún más oscura

¡y aún más dura la tierra dura!!

En derredor desciende la bruma,

velada está la luz de la luna,

de las estrellas se oculta el rastro;

¡ay, madre querida, madre amada,

si a tu hijo vieses desdichado!

Si ahora mismo tú lo vieses

de miseria todo él rodeado,

con honda amargura llorarías

y tus brazos, ¡madre!, temblarían

¡por la angustia.. . al abrazarlo!

Por que no accedí a tus ruegos,

cuando me repetías en vano,

—¡No te alejes, hijo, de tu madre,

que te tiende el mullido lecho

en el medio de su regazo!

No te alejes, hijo de mi alma,

no te alejes del hogar paterno,

la tierra extraña a los suyos quiere,

ni se entera de tus pesares,

el amor ajeno al suyo ama.

Y así, hablando consigo mismo,

el triste y cansado viajero,

tambaleante, va a una choza

que apercibió en aquel momento

y a su puerta, ansioso, llamó.

Otvarajuć sve polako,

Pitajuć se: tiro će biti?

Glavu pruži jedna stara.

"Daj u ime Božjeg dara,

bako, meni prenoćiti!

Ne znam gdje sam — kud sam zašo,

Noć me stigla u tudjinju,

Ne znam puta, ne znam staze,

Svud gô kamen noge gaze,

Trudne noge po pustinju!

Drugi noćaj gdje bih našo!

Sjever brije s snježnog brda.

A tudjincu siromaku

Još je veći mrak u mraku,

Još je tvrdja zemlja tvrda!

Naokolo magla pada

Zastrta je mjesečina,

Ne vidi se zvijezdam traga,

Majko mita, majko draga,

Primi pod krov tudjeg sina!"

""Primila bih tebe rada,

Ali vidiš: tuj spavaju

Tri mi sinka i tri kćerce,

Koji cijelo majke srce

I svu kuću ispunjaju""

"Nij' daleko ved do dana,

Već pozdravlja pijevac vile;

Dok zagrije danak boži,

Malo vatre bar naloži,

Da otopim smrzle žile!"

" "Vatra mi je zapretana,

Drva nemam skoro ništa,

Ovo malo što j' unutra

Treba mojoj djeci sjutra

Kad se skupe kod ognjišta!" "

"Za tudjincu ništa nemaš,

Tudja majko, kad te moli,

Tudje dijete tvoje nije!" —

Tim mu grozne suze dvije

Niza lice kapnu doli.

" "Gdje su ruke tvoje majke

Sad da skupe suze sina?

Gdje koljeno da poćine,

Da si teško breme skine,

Gdje je tvoja domovina?""

 

Abriéndola, poquito a poco,

y preguntándose: ¿quién será?

una anciana asoma su cabeza. —

¡En nombre del Señor, abuela,

permíteme esta noche hospedar!

No sé dónde estoy... dónde he llegado,

me atrapó la noche en tierra extraña,

no sé el camino, no sé el sendero,

¡por doquier desnudas piedras hieren

mis cansados pies en el desierto!

¿Otro albergue dónde hallaría

Corta el viento del monte nevado

y par el mísero forastero

la oscuridad es aún más oscura

¡y aún más dura la tierra dura!

En derredor desciende la bruma,

velada está la luz de la luna,

de las estrellas se oculta el rastro;

¡ay, madre querida, madre amada,

bríndale techo a un hijo extraño!

—Te recibiría complacida,

pero observa: allí duermen

tres de mis hijos y mis tres hijas,

quienes todo el corazón materno

y la cabaña entera repletan.

—No está lejano el nuevo día,

ya saluda el gallo a las hadas,

hasta que el nuevo sol nos caliente,

haz, al menos, algo de fuego

para que mis venas se deshielen.

—Cenizas quedaron de las brasas,

de leña no tengo casi nada

y esta poca que hay adentro

le hará falta a mis hijos mañana

cuando se reúnan junto al fuego.

—Nada tienes para el forastero,

madre ajena, cuando él te implora,

¡el hijo ajeno no es el tuyol

Y en eso, dos lágrimas copiosas

por sus mejillas se escurrieron.

—¿Dónde está esa mano maternal

que tus lágrimas enjugue ahora?

¿Dónde, el lugar en qué apoyarte

y del pesado fardo librarte?

¿Dónde está tu patria, tu hogar?

Ko da su mu grči ljuti

Timi riječmi srce stisli,

Sav ukočen putnik stoji,

Leden znoj mu čelo znoji

I otimlje mozgu misli.

Al ači mu uzdignute

Okrenu se oj onamo

Gdje od drage domovine

Svako jutro sunce sine,

Tamo željom hiti, tamo!

"Tebi opet duša diše,

Tebi srce opet bije;

Domovino, majke sreće

K tebi opet sin se kreće,

Od radosti suze lije!

Primi opet svoje dijete,

Dovijeka će tvoje biti,

Ljubit tebe svako doba,

U tvom polju daj mu groba,

Tvojim cvijećem grom mu kiti!"

Igual que espasmo angustiante,

lo dicho a su corazón aprieta.

Todo aterido el viajero se alza,

sudor frio su frente empapa

y se anubla su mente completa.

Pero, con los ojos levantados,

lejos orienta su mirada

al lugar de su patria adorada,

donde el sol renace cada día,

¡allá vuelan sus ansias, allá!

-Por ti mi alma suspira de nuevo,

de nuevo mi corazón palpita,

¡oh, Patria, madre de mi suerte,

de nuevo a ti tu hijo vuelve

derramando lágrimas de dicha!

Acoje a tu hijo nuevamente,

tuyo por siempre será su alma,

toda la vida adorarte jura,

¡en tus campos dale sepultura,

con tus flores su tumba engalana!

(*) Petar Preradović (1818-1872), uno de los más característicos poetas románticos croatas (para más detalles ver: Studia Croatica, Vol. 40-41/1971, Ante Kadić, La poesía del resurgimiento croata).

Jorge (Jure) Razmilić Vlahović nació en 1922, en Antofagasta, Chile, de padres croatas oriundos de la isla de Brač. Siguió la carrera universitaria de constructor civil en Santiago. Al recibirse se dedicó con mucho éxito a la actividad empresarial en el ramo de la construcción y otros. El amor hacia la patria de sus mayores lo indujo a perfeccionar sus conocimientos de la lengua croata que le enseñara su abuela. Como parte de esta inquietud llegó a la feliz idea de empezar a traducir obras clásicas literarias de esa lengua al español, lo que con su eficiencia y dinamismo realizó pronto en colaboración con el prof. Andrés Rajević. El primer intento fue la traducción de esta poesía de Petar Preradović: Putnik - El Viajero. Posteriormente siguió la traducción de la obra maestra de la literatura croata: el poema épico de Ivan Mažuranić (1814-1890) Smrt Smail-age čengića (La muerte del agá Ismail Chenguich), publicada en texto bilingüe en 1985 en Santiago. Dos años después sale de imprenta la obra cumbre de la literatura montenegrina La guirnalda de la Montaña de P.P. Njegoš, también bilingüe. Actualmente está trabajando en la traducción de la obra de literatura infantil Las aventuras del aprendiz Hlapić de Ivana Brlić-Mažuranić que será ilustrada por el gran pintor naïf Ivan Lacković-Croata. Sus planes para el futuro inmediato contemplan también la traducción de la obra Los cuentos de Antaño de la misma autora. Por sus méritos la Municipalidad de Antofagasta, su ciudad natal, lo distinguió con el galardón llamado Ancla de Oro.

CONTRIBUCION DE LOS CROATAS AL DESARROLLO DE AUSTRALIA EN OCASION DEL BICENTENARIO DE LA COLONIZACION DEL CONTINENTE AUSTRALIANO

TOMISLAV BOŠNJAK, Melbourne, Australia

Teniendo en cuenta que desde tiempos remotos los marinos croatas han navegado a través del mundo, y la natural inclinación de los mismos a los viajes y a los descubrimientos de nuevos parajes (Marco Polo, por ejemplo, también era croata), es muy probable que alguno de ellos integrara la tripulación de los buques venecianos que navegaban hasta Catay y las tierras del sol naciente (Japón). En dichos viajes no sólo habrán escuchado sino también es probable que hayan visto las costas de la Tierra Incógnita. Muchos croatas también prestaron servicios a las órdenes de diferentes sultanes y califas navegando para los mismos a través del mundo. Asimismo numerosos croatas cruzaron el mundo integrando las tripulaciones de navíos españoles, holandeses e ingleses.

Si bien las presunciones de una visita de los croatas a las tierras australianas antes de la colonización inglesa son muy elevadas, no existen al momento datos firmes para asegurar esto. Para poder analizar y evaluar correctamente los datos disponibles es muy importante el adecuado conocimiento del tema y el tener presente el hecho de que en aquellos tiempos, salvo los barcos de Dubrovnik, no existía flota croata en los mares del mundo. Los oriundos de Croacia eran así, llamados venecianos, turcos, austríacos o húngaros, dependiendo esto de la temporal situación de ocupación de las tierras croatas de las cuales procedían.

En los primeros quince años de la colonización inglesa a Australia llegaban a la misma, entre otros, principalmente diferentes clases de condenados de los que Inglaterra deseaba desprenderse, así como sus guardia-cárceles. Gradualmente, con el desarrollo agrícola, y en especial con la cría de ganado ovino con fines laneros, el conocimiento y las noticias sobre Australia se extendieron por todo el mundo. Era relativamente muy fácil la obtención de tierras cultivables, lo mismo que la ayuda gubernamental para la formación de rebaños. No existían prácticamente peligros para los nuevos habitantes puesto que los naturales del país eran pacíficos y no había mayormente animales salvajes que amenazaran al hombre (en Australia son peligrosas las serpientes, los arácnidos, escorpiones y en el alejado norte del país los cocodrilos).

En aquellos tiempos presumiblemente se establecieron los primeros croatas. Decimos presumiblemente, puesto que todavía no se han descubierto documentos que positivamente lo confirmen, salvo las crónicas viajeras de Pablo Vidas (*) . Vidas registra en sus crónicas que visitó Australia dos veces en la década de 1880. Dice que conversó con otros croatas que emigraron a Australia veinticinco y treinta años antes que él, y que éstos a su vez le informaron que conocían a otros croatas que se habían establecido en el país con anterioridad.

Probablemente en un futuro próximo algún joven croata se interese por el tema, revise y consulte los diferentes catastros y registros de la época y podrá así establecer cuándo llegaron los primeros croatas al continente.

Además de las crónicas de Pablo Vidas sobre el establecimiento de los croatas en Australia existen registros portuarios donde constan los arribos de las naves austríacas a los puertos de Melbourne, Jackson y Sydney, e integrados en buena parte por tripulación croata. No es de extrañar que alguno de ellos haya decidido quedarse en puerto, lo que era un hecho muy frecuente. Más aún si se tiene en cuenta la atracción que representaba Australia para los inmigrantes en la primera mitad del siglo XIX.

Hacia 1850 la población australiana llegaba a 405.000 habitantes.

En el año 1851 se descubre oro, primero en Bathurst, Nueva Gales del Sur y posteriormente en Ballarat y Bendig, Victoria. La fiebre del oro se apodera de la gente. Los diarios de la época registran que los navíos permanecían fondeados en el puerto de Melbourne por falta de tripulación. Los capitanes de los buques a duras penas podían controlar a la ansiosa tripulación que sólo deseaba llegar prontamente a la costa y dirigirse hacia las zonas auríferas.

Es en dicho periodo que aparecen registrados los primeros nombres de emigrantes croatas.

Vidas menciona que se encontró con su connacional Pablo Matesić, oriundo de Kukuljanova que vivía en Australia ya 33 años. Dada que Vidas llegó en 1889, cabe deducir que Matesić arribó al país en 1855 en plena fiebre del oro. Vidas asimismo, da cuenta de los bienes de Matesić, y dice: "Era un hombre pudiente y vivía en un country, a unas 500 millas de Melbourne. Tenía allí su hotel y muchos otros bienes por valor de 50.000 libras, lo que representaba unos 600.000 florines".

Vidas viajó por lugares como Adelaida, Melbourne, Broken Hill, Cobar, Sidney, Hobart, Nyngan y en todos ellos se encontró con croatas llegados a esas tierras mucho tiempo atrás. Menciona Vidas los lugares de origen de ¡muchos de ellos (de Trsat, de la isla de Vis, etc.) pero en general no menciona los nombres de dichos croatas. Además de Matesić, nombra también a Alfredo Rosić, dueño de una posada: "Este Rosić también es croata...".

Al describir las tareas de los inmigrantes croatas de aquella época, Vidas menciona las minas de Broken Hill, donde los hombres se ocupaban de la extracción de la plata y el plomo. Dice: "Vivían aquí casi 25.000 hombres y mujeres de todas las procedencias y entre ellos había unos 150 croatas".

En Broken Hill, Vidas trabajó en una mina a 1800 pies de profundidad. En el transcurso de tan sólo dos meses su físico robusto dejó paso a un ser enflaquecido, prácticamente convertido en piel y huesos. Vidas asevera: "Si uno trabajaba dos meses seguidos en dichas minas, luego necesitaba un descanso de no menos de ocho días, con diarias visitas al médico"...

Vidas describe en forma pintoresca la participación que les cupo a los croatas en la huelga de Broken Hill y cómo éstos siguieron la huelga hasta el final, lo que suscitó el odio inglés. Dice: "Después de siete meses de huelga, los ingleses poco a poco retornaban al trabajo, pero nosotros los croatas nos manteníamos fieles a la palabra empeñada hasta el final y por eso nos miraban y consideraban rebeldes. Perdimos la huelga y cuando se reinició el trabajo nos dijeron que no querían a ninguno de nosotros (los croatas). Sólo las inglesas eran buenas con nosotros porque nos consideraban valientes, mientras que decían que sus maridos eran unos flojos".

En Melbourne, Vidas se encontró con otro croata, cocinero de un hotel, y éste le consiguió trabajo. Allí trabajó transportando alimentos. Su sueldo era la comida. Luego, al quedar sin empleo, pasó a trabajar en otro hotel de un croata de Trsat, casado con una irlandesa y con más de 25 años de permanencia en Australia.

Menciona asimismo Vidas a un grupo de 18 croatas de la localidad de Bunjevac (Croacia) que, algunos en trajes típicos, viajaron con él a Australia en el mismo barco. Estos oriundos de Bunjevac se quedaron en Melbourne, ya que un croata de dicha ciudad les consiguió trabajo en un aserradero de troncos.

Como dato interesante e ilustrativo de la clasificación de los croatas como venecianos, austríacos, italianos, turcos, etc., pero no como croatas que eran, Vidas acota, en un pasaje de su crónica, que un conde furioso le gritó: "you bloody Austrian" ("austríaco sanguinario" - forma de imprecación inglesa).

Justamente un año atrás, en 1987 se cumplieron cien años del naufragio del navío croata "Ganga" en cercanas del cabo Lonsdale, aunque los archivos marítimos de Melbourne y los diarios de la época registren que: "El barco austríaco Ganga navegando en dirección a Melbourne con 20 pasajeros ta bordo y la tripulación, incluyendo a la mujer y la hija del capitán Ivaniš, encalló en los arrecifes del cabo Lonsdale en la noche del 23 de julio de 1887".

El nombre "Ganga" característico de Croacia (Hercegovina), indica a las claras el origen del navío, lo que también puede decirse del capitán Ivaniš, que evidentemente no es vienés. Es interesante que Vidas haya omitido el naufragio del "Ganga", a pesar de que llegó a Australia tan sólo dos años después del hecho. A fines del siglo XIX y a principios del XX cobra notoriedad otro croata, llamado Kado Drvenica, al que se menciona como "italiano", escribiendo su apellido "Drvenizza». Su tumba todavía puede verse en el cementerio de la ciudad de Mooroopna a 160 km al norte de Melbourne. Drvenica fue famoso por sus excelentes vinos.

En representación de Australia, nadie como él logró tantas medallas de oro en exposiciones internacionales de vinos. En general, de acuerdo a la antigua documentación disponible, los inmigrantes croatas llegados' a Australia se destacaron más en forma grupal, como colectividad, quo individualmente. Dicha contribución se manifestó principalmente en el desarrollo de determinadas ramas de la economía y en el mejoramiento del nivel cultural de la sociedad australiana.

En el Oeste Australiano los croatas se destacaron como los principales viñateros y horticultores de la región, proveyendo con verduras frescas a la población de entonces. Muchos también trabajaron allí en la extracción de oro en los alrededores de Kalgoorly. Hoy día, muchos croatas, especialmente los jóvenes, se dirigen hacia el norte, hacia los montes Kimberley, donde se encuentran las mayores minas de extracción de mineral de hierro del mundo.

Asimismo, como en el resto de Australia, numerosos croatas trabajan en la industria de la construcción, en fábricas e industrias de diverso tipo y en empleos de la más variada especie.

En el sur de Australia los croatas trabajan principalmente en sectoreš de la economía muy característicos como la pesca y la minería.

En Puerto Lincoln los croatas son los principales pescadores de la ciudad. Se destacan allí los atuneros croatas que han formado su propia cooperativa y poseen su propia fábrica conservadora de pescado. En las regiones de Andamook, Coober, Pedy y Mintaby varios centenares de croatas se dedioan a la extracción de piedras semi-preciosas, como el ópalo. Dichos lugares se hallan en una zona desértica y allí las condiciones de vida y trabajo son extremadamente difíciles.

Algunos croatas trabajan en astilleros, pero también hay muchos ocupados en la industria de la construcción, lo hacen en obras civiles de arquitectura y a menudo como pequeños empresarios y/o contratistas. También un cierto número trabaja en diversas fábricas de la región. En los alrededores de Whylla algunos croatas trabajan en siderurgia.

Las nuevas generaciones de croatas, merced a su preparación y profesionalización, también ocupan importantes cargos gubernamentales.

Al norte, en el valle del rio Murray viven varias centenas de familias croatas originarias en su mayoría de la zona de Medjimurje, norte de Croacia. Se ocupan allí del cultivo de viñedos y árboles frutales.

En Melbourne y en Geelong la mayoría de los croatas se desempeña como trabajadores de la construcción, como pequeños contratistas o como obreros fabriles.

Varios miles de croatas viven al este de Melbourne, en Gippsland, y trabajan mayormente en las más grandes minas de lignito del mundo. Más hacia el este, en dirección a Sydney, en las cercanías de Eden, un cierto número de croatas se ocupa de labores forestales.

La mayor parte de los croatas de Canberra trabaja como contratistas de la construcción ya sea como pequeños o grandes empresarios. Así construyen la principal ciudad de Australia. Allí fueron asimismo los primeros en construir con piedra.

En el estado australiano de Nueva Gales del Sur, al sur del mismo y en la zona de la ciudad de Wollongong la siderurgia y la construcción absorben la mayor parte de la fuerza laboral croata.

En Sydney los croatas son pescadores, constructores y trabajadores fabriles. Los jóvenes, cursan estudios superiores y así muchos trabajan ya como profesionales.

Al norte de Sydney, en Newcastle, la industria pesada ocupa a muchos de los inmigrantes croatas llegados a Australia. Son trabajos duros y difíciles. Más lejos, al norte de Queensland, sobre la llamada costa de oro (Gold Coast) se establecieron numerosos croatas. Allí y en Brisban y más al norte los croatas trabajan principalmente en la industria hotelera y en la construcción. En Queensland, un apreciable número de croatas se dedica también a la agricultura y cultiva caña de azúcar en sus propias tierras.

En general, la presencia croata en los trabajos más duros y difíciles es una constante. Así, se los podia ver en todas las grandes obras de Australia como por ejemplo en la Central Hidroeléctrica de "Snow Mountains", en centrales termoeléctricas, caminos, vías férreas, grandes represas, minas, túneles, edificios, etc.

Ralph Sarich, de padres croatas, con su invento del motor orbital, ha contribuido en buena medida al desarrollo tecnológico de Australia.

Salvo algunos cargos como el de concejales, los croatas no se han afirmado aún en el plano politico australiano. Hasta el momento no hay parlamentarios de origen croata en ninguno de los estados de la federación australiana.

En el campo de la cultura, las numerosas colonias croatas establecidas en toda Australia han establecido y mantienen muchísimas agrupaciones folklóricas. De las numerosas nacionalidades presentes en Australia, la mejor agrupación folklórica es la croata "Lado" de Geelong. Se edita en Australia tres semanarios y dos publicaciones mensuales. En toda ciudad importante de Australia existen escuelas croatas donde se enseña el idioma, la cultura y la historia de la Madre Patria Croata. Incluso el croata, es una materia reconocida para diplomarse en estudios superiores. Se puede asimismo diplomar en Croatística en la Universidad Macquarie de Sydney.

En Australia actúan dos conocidos pintores de origen croata: I. Golja y C. Bilić. Otro croata, Bruno Knez de Adelaida dirige obras teatrales hace ya más de veinte años y con su labor contribuye a la formación de las nuevas estrellas de la escena australiana.

Varios croatas se han desempeñado como jueces en los tribunales australianos. En el futuro es dable de esperar un notorio incremento en su número ante el creciente número de abogados de origen croata.

Si bien nunca como en la actualidad hubo tantos sacerdotes católicos croatas, en el pasado los croatas tuvieron un obispo en Adelaida, monseñor Beović.

En general la mayoría de los croatas en Australia son católicos, aun-que existe también un apreciable número de musulmanes y un reducido número de croatas de religión ortodoxa.

Los croatas de religión musulmana tienen en Melbourne su Centro Islámico, en el cual se enseña religión y se practican los servicios religiosos para la comunidad.

En cada ciudad de cierta importancia habitada por croatas existen al menos una iglesia y/o centros parroquiales. En algunos lugares como Mel-bourne y Sydney hay hoy día varias iglesias y centros religiosos croatas. Además de los centros religiosos, la colectividad croata posee numerosas sedes sociales, culturales y políticas, como por ejemplo los Hogares Croatas que suman veintiún sedes dispersas por toda Australia. Estos Hogares Croatas han sido y son en la actualidad los principales centros de la actividad politica croata. Además en ellos se realizan las principales actividades sociales y culturales de la colectividad. Muchos de ellos, construidos por los propios croatas, son magníficos edificios de valor varias veces millonario en dólares australianos.

Hoy día, las agrupaciones políticas más activas de la colectividad son las correspondientes al Consejo Nacional Croata. En el pasado, lo eran las asociaciones agrupadas en el llamado Movimiento Libertador Croata.

Donde quizás más se han destacado los croatas es en las disciplinas deportivas. Por ello no es de extrañar la proliferación de clubes de fútbol por toda Australia. La mayoría lleva el nombre de "Croatia" y se distinguen por la ciudad de procedencia. Numerosos son los lauros deportivos obtenidos en dicho campo. Los "Croatia" de Melbourne y Sydney se cuentan entre los mejores equipos del continente australiano. Prácticamente la mitad de la representación del estado está conformada con integrantes de esos dos clubes croatas.

Un hijo de croatas, el atunero Dinko Lukin de Lincoln, obtuvo en las Olimpíadas de Los Angeles la medalla dorada en levantamiento de pesas en la categoría superpesados.

Los croatas han representado a Australia en distintas oportunidades en deportes como el waterpolo, el box, el atletismo, el fútbol, el cricket, el automovilismo y muchos otros.

De las innumerables contribuciones de los croatas al desarrollo de Australia, quizás las menos perceptibles pero seguramente las más importantes fueron la cultura y la civilización traída por los mismos junto con sus pacíficas tradiciones, fruto de su milenaria historia.

Esta contribución, que se repite en todos los países, es un preciado don del pueblo croata a las naciones que los acogen en su seno. Así se puede decir sin lugar a dudas, que los inmigrantes croatas, asilados o perseguidos, que llegaron a estas tierras tuvieron la suerte de encontrar allí un nuevo hogar, pero al mismo tiempo le han entregado a Australia, sus más preciados dones. La nueva patria se ha enriquecido con estos ciudadanos dignos y laboriosos, honrados, amantes de la libertad y de altos valores humanos y espirituales. Esta es seguramente la mejor contribución de los croatas a esta gran nación australiana.

No existen datos fidedignos sobre el número real de croatas en Australia. Hasta el momento, las informaciones disponibles se basaban en los registros de las numerosas parroquias católicas croatas. Según dichas evaluaciones y apreciaciones se considera que viven en Australia aproximadamente 200.0000 personas procedentes de todas las regiones de Croacia.

Traducción: TOMISLAV PAVIČIČ

VLADIMIR RUŽDJAK

In memoriam

De modo repentino, y cuando preparaba un viaje a Francia, falleció en Zagreb, el día 9 de octubre del año pasado, el gran cantante operístico croata Vladimir Ruždjak. La noticia produjo profunda consternación en el ambiente cultural croata y especialmente entre los amantes del belcanto, pero en la forma más honda repercutió en el alma de los que eran sus amigos y de todos aquellos que de una u otra manera habían tenido alguna vez contactos personales con este gran artista.

Vladimir Ruždjak nació en 1922 en Zagreb, capital de Croacia. Terminó sus estudios musicales en la Academia Musical de su ciudad natal, esa misma donde, después, él mismo, ejercería la función de pedagogo musical.

Como cantante operístico debutó en la Opera del Teatro Nacional de Croacia de Zagreb con la interpretación del papel de Gianni Schicchi de la ópera homónima de Puccini. Desde aquel año hasta 1954 es solista exclusivo de esa casa operística. En 1954 es contratado por la Opera de la ciudad de Hamburgo de Alemania, donde actúa hasta 1972. En 1961 lo distinguen con el título honorífico de Kammersänger. A partir del año 1962 es contratado, además, por el Teatro Nacional Croata de Zagreb y por la Metropolitan Opera House de Nueva York. En 1970 asume el cargo de profesor titular de la Academia Musical de Zagreb.

Se destacó también como cantante concertista con un repertorio de más de 800 composiciones de estilos muy diferentes, entre las cuales destacamos las de Schubert y Schumann. Actuó en calidad de invitado en numerosos escenarios de Europa, el Covent Garden de Londres, el San Carlos de Nápoles, el Teatro de Moscú, en varias ciudades de América del Norte y en Asia. Participó en los festivales de Edimburgo, Amsterdam, Viena, Spoleto, entre otros. En el año 1984 estuvo también en Santiago de Chile donde, en compañía de su esposa, la señora Nada, soprano de la Opera de Zagreb, participó, entusiástamente aplaudido, en un concierto junto con el coro de voces masculinas Solistas de Santiago.

Cantante de una cultura musical extensa, barítono de grandes recursos de expresión artística, construye sus interpretaciones respetando estrictamente los aspectos músico-sicológicos y estilísticos de la composición tanto en los escenarios operísticos como en los conciertos. Son inolvidables sus creaciones operísticas de las cuales destacamos: los roles de Rigoletto, Gemont, Renato, Posa, Eugenio Oniéguin, Fígaro, Wolfram, Golaud, Prinz von Homburg. Sin embargo para el público croata quedó grabada para siempre su interpretación del papel de Nikola Šubić Zrinjski de la ópera homónima de Ivan Zajc.

Desde 1965 Ruždjak se dedicó a la dirección operística, igualmente incursionó con éxito en el campo de la composición musical basando sus composiciones, ante todo, en las melodías del folklore nacional. En compañía con su esposa Nada grabó numerosos discos para las casas discográficas nacionales y extranjeras ("Suprethon" de Praga, "Música" de Hamburgo, "Columbia" de Londres).

A todas estas dotes artísticas debemos añadir sus cualidades humanas. su sencillez y modestia, su gran sentido de la responsabilidad y del deber, su corrección en el trato con todas las personas con las cuales le tocó convivir y trabajar sembrando alrededor de sí simpatías y amistad. Tales eran precisamente las virtudes, ligadas estrechamente a su excelencia artística, que pudimos apreciar en Vlado, cuando en 1984 estuvo por un breve tiempo entre nosotros en Santiago, acompañado de su digna cónyuge, la señora Nada. Con estas sus cualidades conquistó el cariño y el respeto de todos los que tuvieron la suerte de conocerlo en esa memorable oportunidad.

Santiago de Chile, junio de 1988.

Jorge (Jure) Razmilić Vlahović

Crónicas y comentarios

YUGOSLAVIA CAMINO A SU DESINTEGRACION

El derrumbe del régimen y del estado yugoslavo perdura ya por tanto tiempo que algunas veces nos parece que nunca llegará a su fin. Pero esto es así sólo en apariencia. La impaciencia, tan natural en los hombres, nos impide comprender que tanto el proceso de constitución de nuevos regímenes y de estados como su desaparición son de larga duración, sobre todo cuando esto ocurre sin el cataclismo de la guerra. Cuatro o cinco decenios son sólo un momento en la historia.

La ascensión al poder en Servia de Slobodan Milošević y de su fracción del Partido Comunista de Servia representa un nuevo factor en el proceso de la desintegración gradual de Yugoslavia. Sin mirar a su adhesión al neostalinismo ni a los métodos de mano dura, su agresiva política granservia puede precipitar a Yugoslavia a un abismo.

Milošević no propugna una politica nueva. Su programa es el programa secular granservio formulado en el campo cultural y lingüístico por Vuk Karadžić y en el campo político por el muy prestigioso estadista servio Ilija Garašanin. Este es el programa que a comienzos de este siglo propugnaba Nikola Pašić y por el que luchaban el general Draža Mihajlović y sus guerrilleros durante la Segunda Guerra Mundial, el programa que ambicionaba la creación de un estado servio grande y poderoso en los Balcanes.

En el contexto del actual momento histórico y de la situación de Servia en Yugoslavia, este programa fue muy claramente formulado en el Memorándum de la Academia servia de ciencia y arte, la institución cumbre intelectual y científica de Servia (Ver Studia Croatica, 1987, Vol. 3, pp. 251 al 276). En una palabra, este programa abogaba por la restauración de la predominación granservia en Yugoslavia y la abolición de la constitución de 1974 presuntamente de carácter confederal. Los autores del Memorándum exigen —entre otros— el restablecimiento del unitarismo bajo el lema del "federalismo integral yugoslavo y del mercado unificado yugoslavo".

Aunque los nacionalistas servios se encuentran molestos con el fuerte movimiento nacionalista esloveno por un lado y por otro lado están decididos a terminar por la fuerza con los albaneses de Kosovo ("mandarlos de vuelta allí de donde vinieron", como dicen algunos), sin embargo su problema central es la relación con los croatas que consideran sus enemigos más peligrosos. No importa que Croacia —en este momento— calle y esté evitando un choque frontal con Servia. Es evidente sin embargo que la mayoría de los comunistas croatas como también los servios de Croacia (Dragosavac y otros) son contrarios a la Gran Servia de Milošević, los primeros porque quieren conservar la independencia croata aún así de restringida como es, y los servios de Croacia porque tienen miedo de que los planes granservios conduzcan al desmembramiento de Yugoslavia que es en la actualidad el garante de su desproporcional poder en las tierras croatas. En última instancia la Gran Servia puede realizarse sin las repúblicas periféricas de Eslovenia y Macedonia pero ella no puede existir sin Croacia y Bosnia-Herzegovina.

Slobodan Milošević y su fracción del partido neostalinista y unitarista trata de realizar hoy aquello que los intelectuales servios de la primera plana esbosaron en 1986 en Memorándum. Es posible que la inteligencia servia sea favorable a una fracción "más moderada" del partido comunista de Servia pero a pesar de que ésta desea una Yugoslavia granservia más semejante a aquella de los radicales y de Nikola Pašić que a la Yugoslavia de Milošević, la realidad es que la Gran Servia puede ser impuesta a las demás naciones de Yugoslavia únicamente de manera brutal y de mano dura como lo está haciendo Milošević.

En conjunción con la politica de presiones y amenazas con la cual intenta quitarles la autonomía a Kosovo y Vojvodina, Milošević envió algunos centenares de servios de Kosovo a Novi Sad (Vojvodina) para gritar las consignas de la unión con Servia. La conducción de Vojvodina, aunque servia en su mayoria, se opuso a estos militantes de Milošević y contestó con un fuerte contraataque, acusando a Milošević por el nacionalismo y la tentativa de destrucción de Yugoslavia de acuerdo con el Memorandum servio.

Sin embargo, según el resultado indeciso de la sesión del Comité,central de la Unión de comunistas de Yugoslavia (CK SKJ) de fines de julio dedicada a Kosovo, es evidente que nada fue resuelto, igual que en las sesiones anteriores. La fracción de Milošević es minoría en el CK SKJ, pero es muy fuerte en Servia y la conducción estatal y del partido no los puede echar lo que significa que la confrontación sigue y se ahonda y que será difícil resolverla en beneficio de una u otra parte sin emplear la fuerza. El resultado final de la confrontación entre "Yugoslavia" y Servia y dentro de la conciencia servia misma sigue ahondando el cisma en el estado y en la Unión comunista de Yugoslavia. Según algunos, las demostraciones y constantes desórdenes que son alentados por la conducción servia están creando un caos en Yugoslavia semejante a la "Revolución cultural" en China,

La intervención militar en Eslovenia quedó trunca. Después de la condena del alférez Borštner y de los periodistas Zavrla, Janga y Tasić, del periódico Mladina, los condenados fueron dejados en libertad y se defenderán ante los tribunales militares superiores. Por otro lado los eslovenos no desisten de exigir el refrenamiento del ejército y su injerencia en la política. Ellos siguen exigiendo que el idioma en las unidades militares estacionadas en Eslovenia sea el esloveno, lo que en última instancia significa la exigencia de tener un ejército esloveno propio.

La relación de fuerzas dentro de la dividida y trastornada Yugoslavia es tal que Milošević no podrá "por vía constitucional" imponer su solución en las provincias dentro de Servia y menos aún en toda Yugoslavia. Por otro lado, la conducción estatal y partidaria no posee, por lo menos por ahora, ni el valor, ni la energía, ni la unidad para poder deponer a Milošević. En la lucha por la supremacía política, Milošević utiliza, moviliza y maneja cada vez más la masa nacional servia, descontenta con la desesperante situación económica, la desocupación, la inflación y el encarecimiento de la vida.

En su intento de dominar e imponer su visión estatal y política ¿conseguirá Milošević ganar los círculos militares servios para una "hazaña de la mano negra" o de una aventura del tipo "27 de marzo de 1941'? El ejército es la gran incógnita en el peligroso juego yugoslavo, pero es difícil de creer que esté más unido que la Yugoslavia de hoy. ¿Está el general "yugoslavo" Branko Kadijević dispuesto a apoyar un golpe militar cuyo objetivo sería reformar a Yugoslavia según la medida de Milošević? Por lo demás, ¿quién tiene el poder real en el Ejército y existe un centro único? Por la reacción en los conflictos en Vojvodina y Kosovo se deduce que el SUBNOR está dividido entre granservios y "yugoslavos", lo que apunta a la probabilidad de una división semejante también en el Ejército.

Restricción de la ayuda occidental a Yugoslavia

La total incapacidad del sistema y de la conducción yugoslavos para frenar la desesperada crisis en la cual el estado se está hundiendo, como también la nueva política de Gorbachov, influyen para que el Occidente se muestre cada vez menos dispuesto a sostener el régimen decadente yugoslavo. El Occidente comienza a examinar las alternativas a su política de ayuda, hasta ahora sin reservas a Belgrado. Así, el State Department no repite más la frase de la ayuda norteamericana a la "unidad, independencia e integridad territorial de Yugoslavia", sino que se oyen en Washington las opiniones de que un sistema confederativo sería lo más indicado para un estado nacionalmente compuesto como lo es Yugoslavia. En el último o dos últimos años no fue publicado en la prensa occidental ni un solo artículo "positivo" sobre Yugoslavia. Los periódicos alemanes y de Europa occidental son cada vez más críticos con respecto a Yugoslavia, especialmente después de llegar Milošević al poder en Servia. Por otro lado, las aspiraciones democráticas en Eslovenia son saludados con gran comprensión y simpatía.

Bajo el título "La bomba de tiempo yugoslava", el londinense Financial Times (1. VIII) publicó un significativo artículo que es sintomático para el proceso de reexaminación de la pol tica occidental frente a la conveniencia de una ulterior subvención financiera a Yugoslavia, y no cree que una posterior ayuda daría mejores resultados que los obtenidos hasta ahora. El Financial Times, como también un número cada vez mayor de observadores occidentales, llegó a la conclusión de que el débil gobierno yugoslavo simplemente no está en condiciones de frenar el hundimiento económico del país y que la ayuda financiera occidental sólo alienta la irresponsabilidad yugoslava. La disminución de la influencia norteamericana, la llegada al poder de Gorbachov, el rechazo de la doctrina de Breznev y los grandes cambios en la Rusia soviética restaron importancia al rol de Yugoslavia como estabilizadora en las relaciones entre el Oriente y el Occidente. Llegó la hora en que los acreedores, los bancos y los gobiernos occidentales se pregunten ¿qué es en realidad lo que ellos sostienen y en interés de quién es esto? ¿Es la utilidad de la federación (yugoslava) lo suficientemente grande en relación al precio que ella demanda? ¿Qué se puede emprender —sin que se acepte la opción politicamente inaceptable de la disgregación del estado yugoslavo— para resolver los problemas esenciales con que se confronta Yugoslavia? La crisis económica yugoslava y la incapacidad de su constitución política para resolver la crisis representan una bomba de tiempo que no es posible neutralizar dando simplemente dinero a Yugoslavia, concluye el Financial Times.

¿Qué táctica de la política croata se impone en 1988, año de crisis?

Observando el desarrollo de la crisis yugoslava y la impotencia del sistema para luchar contra la crisis generalizada que ahoga a Yugoslavia hace ya ocho años, parece ser seguro que:

1) La crisis no solamente continuará sino que será cada día más profunda. El descontento del pueblo aumentará lo mismo que la inflación y todos los otros problemas. En estas circunstancias los paros se extenderán inevitablemente y obtendrán cada vez un más claro perfil político, como también las asambleas masivas y las protestas movidas por motivos económicos y políticos serán cada vez más peligrosas para el poder político e irán en la dirección de una revuelta nacional general. Los órganos del poder irán perdiendo el control sobre las espontáneas pero cada vez más organizadas campañas y presiones políticas.

2) No obstante de desunida conducción política de la República Socialista de Croacia (parece ser que está dividida en unos cinco grupos) no muestra suficiente resolución en la defensa de los intereses vitales de la nación croata, el imperativo de la política croata exige que las fuerzas democráticas en Croacia presten apoyo a la Unión de los Comunistas de Croacia en todas las iniciativas que sean de interés para la nación croata, o por lo menos que no agraven la posición de esta conducción y no la debiliten en su confrontación con las fuerzas netamente unitaristas y gran-servias. Las tendencias de la política de la Unión de Comunistas de Croacia dirigidas hacia una mayor libertad y democracia, el pluralismo, el respeto de los derechos del hombre y de la nación, la aplicación del mercado libre y la defensa de las prerrogativas de las repúblicas y de las provincias, deben ser sostenidas también por la Croacia emigrada. Esto es la esencia de la tradicional politica del Frente nacional croata que pidió, después de la creación de Yugoslavia en 1918, que todas las fuerzas nacionales se reunieran alrededor de Stjepan Radić y del Partido campesino croata, y a fines de los años sesenta, alrededor de la conducción de entonces en Croacia conducida por Miko Tripalo y Savka Dapčević-Kučar.

De todos modos hay que saludar al proceso de liberalización en Croacia, proceso lento y todavía en parte inseguro, del que podemos dar cuenta en la entrega de pasaportes a algunos eminentes opositores políticos, como el Dr. Franjo Tudjman, en la liberación después de muchos años de encarcelamiento del ciego profesor Čižek, en el desistir de un futuro procesamiento de Dobroslav Paraga, etc. Cierta liberalización se manifiesta en la cada vez más libre prensa croata, especialmente en el semanario Danas. Todo esto son hechos positivos que hay que saludar y apoyar. Estos cursos hacen cambiar gradualmente la anterior idea negativa que se tenía de Croacia a nivel internacional. Hasta hace poco Croacia ha sido catalogada entre las repúblicas yugoslavas más represivas mientras que Servia era considerada como el centro de las corrientes democráticas, del liberalismo y del esfuerzo para establecer un amplio pluralismo y la libertad. Todo esto cambió gracias a Milošiević y a su política.

En cuanto a la plataforma de la política exterior, propugnar el acceso de Croacia y de Eslovenia al mercado occidental europeo (la Comunidad europea) es no sólo de interés para el desarrollo económico de estas dos repúblicas, sino que representa el camino posible hacia la democratización pacífica, gradual y concordante, es decir, hacia el establecimiento del pluralismo político y las libertades democráticas sin guerra civil, masacre ni violencia, semejante a aquel vivido por el pueblo en el pasado reciente cuando el capitalismo primitivo y no desarrollado de la Yugoslavia de preguerra fue reemplazado por el "socialismo» y el sistema unipartidario de la Yugoslavia actual. Es evidente que ni Croacia ni otras repúblicas y provincias de Yugoslavia pueden entrar en la Comunidad europea sin coordinar su sistema político, social y económico con aquel de la Europa occidental.

Es evidente que en el marco de la constitución y las leyes existentes, de la fragmentación del poder y de la falta de autoridades reconocidas no es posible ni será posible que los neostalinistas del tipo Milošević cambien radicalmente el sistema interno de Yugoslavia y por la vía "legal" establezcan el unitarismo granservio.

Existen tres posibilidades en caso de que los círculos de mano dura y los neostalinistas traten de cambiar el sistema constitucional mediante un golpe militar: 1) Existe la posibilidad del éxito de un golpe militar. ¿Pero qué soluciones podrá ofrecer la dictadura militar para los problemas económicos y nacionales acumulados? La respuesta es definitivamente clara: la dictadura militar no trae la solución. 2) Por otro lado, si el golpe no tuviera éxito, la influencia militar caería tan bajo que se aceleraría el proceso de la descomposición estatal, probablemente, en su comienzo, según las fronteras que actualmente y por ahora existen entre las unidades territoriales y nacionales que forman Yugoslavia. 3) Un éxito parcial del golpe militar formaría el escenario para la guerra civil, como era el caso en la España en 1936.

Puede ser que los comunistas servios entiendan finalmente que no es posible transformar por vía constitucional la actual Yugoslavia en la Gran Servia de sus deseos y que la alternativa militar resulta muy incierta y peligrosa para los intereses servios. Puede ser que lleguen a comprender que Yugoslavia así como es y como únicamente puede ser no es de interés para Servia. Tal conocimiento facilitaría el diálogo y las negociaciones sobre la modalidad de una separación pacífica y convenida, que es también de interés para Servia. Tal separación gradual y convenida sería aceptable también para las potencias mundiales. En cuanto al Occidente se refiere, para éste es importante que el territorio de Yugoslavia no caiga bajo la influencia soviética lo que, a la luz de la nueva política de Gorbachov, tampoco es el deseo de los Soviets; el Occidente no quiere que estalle una guerra civil en el territorio de Yugoslavia. En cuanto a los soviéticos, de acuerdo a lo que puede saberse, Gorbachov, durante su visita a Ljubljana, dio a entender a la conducción eslovena que el pasaje esloveno hacia el occidente (Ljubljana gape) es de interés estratégioo para la Unión Soviética y que los soviéticos no podrían aceptar que este territorio fuera incluido en la alianza militar occidental. Esto demuestra, una vez más, que la neutralización del territorio yugoslavo sería lo más aceptable para una y otra parte.

El año 1988 puede ser decisivo y determinante para el futuro de la nación croata y de Yugoslavia. Tanto más son necesarias la inteligencia, la moderación, el juicio, el patriotismo y el compromiso de todos en la defensa de los intereses nacionales, pero sobre todo, la concordia nacional croata.

MATE MEŠTROVIĆ

ENCUENTRO DE LOS CROATAS CON EL PAPA EN SU VIAJE APOSTOLICO A AUSTRIA

Durante su viaje apostólico a Austria Juan Pablo II visitó también Eisenstadt y la vecina población de Trausdorf donde celebró una Misa el 24 de junio de este año y pronunció una de sus memorables homilías.

L'Osservatore Romano, en su edición semanal en lengua española del 7 de agosto, relata extensamente todo lo relacionado a este acontecimiento. "Einsenstadt —leemos en la Crónica del viaje— es una pequeña ciudad de 11.000 habitantes, capital del Burgenland, centro agrícola y gran mercado del vino; está situada al final de las últimas estribaciones de los Alpes y ante la gran llanura del Danubio ... Cinco kilómetros al sureste de Einsenstadt se encuentra un pueblo viticultor, Trausdorf, en el que está ubicado el aeropuerto de la provincia. La población de Trausdorf es de origen croata. En todo el Burgenland viven unos 40.000 croatas, emigrados del siglo XVI a causa de la invasión turca de su tierra y por motivos económicos. Hoy siguen hablando la lengua materna e imprimen tres publicaciones periódicas en croata. En toda Austria viven 70.000 personas de origen croata".

En Trausdorf, continúa la Crónica, "con el Romano Pontífice concelebraron la Eucaristía varios obispos húngaros ... también estaba el cardenal Franjo Kuharié, arzobispo de Zagreb".

"Se dijo la Misa de San Juan Bautista. Los cantos fueron interpretados por un coro de 1.000 voces, entre los cuales había 200 croatas. Las lecturas se proclaman en alemán, húngaro y croata ... En el ofertorio se ofrecieron al Papa dones significativos: los croatas de Austria, un antiguo libro de oraciones Hiža Zlata (La casa de oro), como signo de su fidelidad a la fe de sus antepasados; los croatas de Croacia, un precioso cáliz dorado con la inscripción 'Croatia semper fidelis', una casulla y una imagen de la Virgen de Bistrica".

En su homilía, Juan Pablo II destacó que "esta celebración, con sus textos litúrgioos, nos invita a reflexionar sobre la pregunta referente al devenir del hombre, su origen y su destino". Desarrollando este tema, en particular en cuanto concierne al hombre moderno, concluyó: "Todos nosotros nos damos cuenta de que necesitamos renovación; necesitamos volver a Dios. Renovación, conversión, vuelta a Dios, a la fuente de la fe; reflexión sobre la fe íntegra ... Si, todos conocemos la necesidad de renovación que tiene nuestra sociedad; la necesidad de una nueva evangelización de nuestro continente: para que el hombre europeo no pierda el sentido de su dignidad fundamental; para que no sucumba ante los poderes destructores de la muerte espiritual, sino que tenga la vida y la tenga en abundancia (cf. Jn. 10,10)".

Al final de su homilía expresó: "Con especial alegría deseo dirigir ahora unas breves palabras de saludo, en su lengua materna, a nuestros hermanos y hermanas de Hungría y de Croacia aquí presentes". Luego, dirigiéndose a los croatas, dijo:

"Saludo ahora a los queridos fieles de lengua croata de Gradišće y a todos los croatas que han venido a esta celebración con sus obispos, bajo la guía del cardenal Franjo Kuharić. La historia de la cultura croata y también de un modo especial, la historia de la lengua croata en Gradišće, están estrechamente unidas a la fe cristiana. De estos lazos han surgido frutos preciosos. Como simple ejemplo, baste mencionar la persona y la obra del sacerdote y poeta Mato-Mersić Miloradić, quien al tiempo que celoso predicador de la fe, fue maestro de la palabra.

La fe cristiana ha sido durante siglos el alma de vuestra cultura. Que lo sea también en el futuro.

Las primeras oraciones que escuchasteis primero y pronunciasteis después vosotros mismos, se decían en esta hermosa lengua. Las primeras canciones espirituales resonaron también en esa lengua. Conservad la fe de vuestros antepasados. No os avergoncéis de esa fe. Conservad y desarrollad también con gratitud la cultura de vuestros antepasados.

Por último, un saludo especial a los croatas de la madre patria, que han venido aquí en buen número, y a los que viven en el extranjero. Sé que habéis acudido a este encuentro con el Papa a costa de muchos sacrificios. A vosotros y a todos vuestros queridos en Croacia, a vosotros que os man-tenéis tan fieles al Vicario de Cristo, mi bendición apostólica.

¡Alabados sean Jesús y María!"

Este emotivo encuentro con el Papa fue a la vez un encuentro de los croatas entre sí, llegados de distintos países para presenciar este acontecimiento.

Según informes recibidos, la TV de Zagreb se ha mostrado preocupada por el hecho de que el Papa se presenta como una fuerza de cohesión con la patria. En efecto, este viaje apostólico de Juan Pablo II reunió, por decirlo así, a las "tres Croacias" formadas por el duro destino del pueblo croata: la Croacia —patria, ocupada por un gobierno totalitario impuesto, y las dos Croacias exiladas. Una, erradicada a raíz de las invasiones turcas hace ya 450 años y establecida como un grupo étnico autónomo en la región de Burgenland (Gradišće) en Austria, donde fundó aldeas y ciudades y conservó hasta el día de hoy su antiguo idioma, su cultura y su identidad étnica; otra, más reciente, la diáspora croata, formada por todos aquellos que tuvieron que abandonar su suelo patrio natal en el curso de este siglo por razones tanto políticas como económicas, estas últimas estrechamente relacionadas con la pérdida de la soberanía nacional.

Ese enouentro, movido por la fe cristiana "para que el hombre europeo no pierda el sentido de su dignidad fundamental", fue a la vez, para los croatas, la expresión del anhelo y de la esperanza de la realización de esta dignidad fundamental: la conquista de la libertad del pueblo croata.

La indestructible fuerza de los croatas de Gradišće, quienes lograron conservar su identidad étnica durante siglos, alentó en este encuentro los ánimos de las generaciones oroatas contemporáneas en su lucha por la libertad nacional. Se vivieron momentos conmovedores en este encuentro como, por ejemplo, cuando gente llegada de Patria besaba las banderas croatas con el escudo nacional que portaban los croatas exiliados o cuando les arrebataban los volantes que éstos distribuían reclamando el derecho de autodeterminación para el pueblo croata.

Así, paradójicamente, en el suelo hospitalario de Austria los croatas pudieron escuchar y expresar libremente lo que les está vedado en su patria. ¿Podrá ser tolerada y perdurar por más tiempo esta situación absurda e injusta en una Comunidad Europea libre y democrática?

RADOVAN LATKOVIĆ

PARTICIPACION CROATA EN LAS JORNADAS EUROPEAS DE LA UNION PANEUROPEA

"No existe una política alemana para Europa Central, no existe una política francesa para Europa Central, por ende, tampoco existe una politica conjunta franco-germana para Europa Central". Con estas palabras inició el periodista alemán Dr. Carl Gustav Striihm su conferencia en el seminario político sobre "La política franco-germana respecto de Europa Central". La disertación se llevó a cabo durante las "Jornadas Europeas 1988", patrocinadas por la Unión Paneuropea de Alemania los días 3 y 4 de junio en Karlsruhe y el 5 de junio en Strasbourg. Con motivo del 25 aniversario de la rúbrica del acuerdo franco-germano de amistad y cooperación (De Gaulle-Adenauer) estas jornadas fueron consagradas para recordar ese acuerdo que inició una nueva época en la historia europea. El Dr. Stróhm constató que ambas potencias europeas no se aproximan a los grandes problemas, irresolutos aún, que aquejan a Europa Central y Sudoriental, ofreciendo alternativas e iniciativas políticas, sino, por el contrario, sólo reaccionan ante hechos consumados y, en el caso particular de Alemania, sus cursos de acción política exterior los transfiere y exterioriza en el terreno financiero (créditos a Yugoslavia).

Estas afirmaciones, a las que se sumaron las vertidas por el Prof. Jean-Paul Bled, de la Universidad de Strasbourg, en el transcurso de su confeferencia "Panorama histórico de las relaciones de Francia con la monarquía Austro-húngara", dieron motivo para que los representantes del Consejo Nacional Croata, Ivona Dončević y Petar Hinić, atrajeran el foco de atención de los presentes sobre la actual situaoión de Yugoslavia, como también sobre la exigencia croata de ejercer su derecho a la autodeterminación. Al debate asistió una numerosa concurrencia, incluyendo a influentes polítioos de la Comunidad Europea.

La nota sorprendente del seminario la ofreció el escritor húngaro Gyorgy Dalos, de Budapest, cuando en su disertación criticó acerbamente al Partido Comunista Húngaro por su política de censura de opinión y expresión, manifestándose finalmente esperanzado de que, tras el alejamiento de Kadar de la escena política, junto con las reformas económicas también mejora la situación general. Es destacable que entre los asistentes se hallara el hasta entonces agregado de prensa de la misión húngara en Bonn!

Durante el seminario "Política comunitaria europea de seguridad", el más concurrido por otra parte, a cargo del General (R) Wolfgang Schall, el Ing. Z. Dončević durante el debate y luego del mismo, explicó a los presentes y al disertante sobre el estado de las FFAA yugoslavas, advirtiéndoles que Ias mismas tienen una función y preparación acordes sólo para reprimir a "enemigos internos», esto es, su propia población. Además advirtió la inexistencia de motivación para defender a Yugoslavia en cualquiera de las naciones que la integran, haciendo hincapié en el error en que incurren los norteamericanos al suponer que en caso de conflicto, Yugoslavia se inclinaría hacia los Aliados, error éste que extienden a Europa Occidental y a la NATO.

En el seminario sobre "Política cultural de la comunidad europea", el Consejo Nacional Croata estuvo representado por los profesores Malkica y Božo Dugeć. A raíz de la extensión de los disertantes, el debate se redujo, por lo cual los representantes croatas, en privado, expresaron su felicitación y agradecieron al Secretario General de la Unión Paneuropea, Dr. Pons, por su excelente conferencia, en el transcurso de la cual exaltó el significativo aporte croata a la cultura europea.

Durante los numerosos discursos de bienvenida, inauguración de sesiones y en la asamblea de clausura, en la que participó más de un millar de calificadas personalidades, todos los oradores destacaron el tratado de paz y cooperación entre "enemigos seculares", como lo eran Alemania y Francia, y su valor para el resto de Europa.

Antes del comienzo del acto de clausura, las banderas de los estados europeos ingresaron solemnemente al salón y fueron instaladas en el esce nario. Entre ellas estaba la bandera croata ingresada en manos de Jadranka Ostojić, Ante Patrun y Božo Susilović, miembros de la Juventud Croata, que se destaoaron por sus trajes típicos. Al acto concurrieron, además de los numerosos políticos e intelectuales alemanes y franceses, funcionarios de las embajadas soviética, checoeslovaca y húngara, acreditados en Bonn, lo cual fue toda una novedad en los actos de la Unión Paneuropea. El representante del gobierno germano federal, el secretario de Estado Henning, refiriéndose a la unifioación en libertad de la totalidad de las naciones europeas, objetivo en el cual ya se está trabajando en la Unión Paneuropea, expresó: "...Debemos ayudar a las naciones sojuzgadas y no a aquellas que las sojuzgan".

En el discurso de clausura, el Dr. Otto von Habsburg, presidente de la Unión Internacional Paneuropea exhortó a los estados miembros de la Comunidad Europea a una más estrecha colaboración política y a una más intensa solidaridad para con las naciones europeas sojuzgadas. Con sincera alegría advirtió la presencia de la bandera croata en el escenario y recordó a los asistentes la heroica lucha de la nación croata, a través de siglos, para conservar su identidad nacional, su tradición estadual y su cultura occidental y europea. Agregó finalmente que Croacia y Eslovenia son merecedoras de un respaldo pleno para integrarse, como naciones libres, a la Unión Paneuropea.

Durante las "Jornadas Europeas 1988" los miembros de la Juventud Croata entregaron a los asistentes material en alemán y francés, impreso ex profeso para ese acontecimiento por la Oficina Croata de Informaciones en Bonn. En esa labor, además de los jóvenes mencionados anteriormente, colaboraron Katarina Hinić, Klaudija, Viktorija y Franko Soldo.

Finalmente, sólo cabe completar este informe expresando que durante el encuentro preliminar de delegados, en vísperas de la apertura de las "Jornadas Europeas", los representantes del Consejo Nacional Croata presentaron una moción para que la Unión Paneuropea postule ante la Comunidad Europea y los gobiernos de los estados miembros de ésta, la creación del derecho de asilo político europeo.

EL DECIMO ANIVERSARIO DEL GRUPO "ALPES ADRIATICO"

El grupo de trabajo "Alpes-Adriático" ha comenzado sus actividades en 1978, habiéndose cumplido en junio de este año el décimo aniversario. Los integrantes provienen de estados de muy diferente conformación política como ser, Austria (neutral); miembros de la NATO como Italia y Alemania; Hungría del bloque oriental y la no alineada Yugoslavia. En un principio las aspiraciones de esta nueva organización eran muy pobres y se pretendía solamente tratar temas de orden general, y de mejorar dentro de las posibilidades las relaciones de los distintos pueblos que la componen.

No obstante el "G.T. Alpes-Adriático" comenzó a funcionar rápida y admirablemente bien. Se extendieron las actividades en las más diversas disciplinas entre las que se pueden mencionar: comercio, economía, turismo, transporte, energía, ecología, ciencias, cultura, forestación, agricultura, deportes, etc. Existen ya programas comunes de realización y todo esto se logra salvando diferencias que hace pocos años parecían imposibles.

Al celebrarse el décimo aniversario de la constitución del grupo en las ciudades de Bad Kleinkircheim y en Millstatt, en Austria, el 3 de junio del presente año, participaron los representantes de las repúblicas, regiones y municipios que componen este grupo, y en los días posteriores se agregaron los Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Miembros. En estas reuniones celebratorias se concluyó que los objetivos del "G.T. Alpes-Adriático" han sido tan exitosos y que las colaboraciones han llegado a tales 'niveles que se ve Ia necesidad de que a las reuniones futuras participan también los representantes de los gobiernos de los cinco Estados Miembros.

En las reuniones se confirmó la necesidad de proseguir e incentivar los objetivos programados dado que los frutos aparecen como muy positivos para cada uno de los miembros. El Ministro de Relaciones Exteriores Yugoslavo Budimir Lončar, refiriéndose al evento sugirió que esta entidad debería ser articulada políticamente conforme a los nuevos tiempos que corren en Europa. Asimismo a los integrantes del "G.T. Alpes-Adriático" se les dio las gracias por los servicios prestados al diálogo democrático de los pueblos de Europa.

Los miembros componentes del grupo después de diez años de su fundación son: Croacia, Eslovenia, las regiones austríacas de: Burgeland, Corniola, Alta Austria, Salzburgo y Estiria; las regiones italianas de: Friuli, Italia Julia, Alto Adige y Veneto; las provincias húngaras Sopron y Vass como observadores y de Alemania, la región de Bavaria. A su vez Lombardía y Milán de Italia solicitaron ser aceptados como miembros.

Como en Servia crece la desconfianza hacia Occidente son cada vez más comunes las exigencias de que Croacia y Eslovenia abandonen el grupo de trabajo "Alpes-Adriático" por el peligro que está representando este grupo en una supuesta restauración del conglomerado multinacional Austro-Húngaro.

Al mismo tiempo, tanto en Croacia como en Eslovenia se está comprobando que sus intereses tienen mayores posibilidades de realización en colaboración con este disímil grupo de naciones como son: Italia, Austria, Hungría y Alemania, que en la propia Federación Yugoslava. Es así que este grupo de trabajo multinacional ha pasado a desempeñar inesperadamente la función de árbitro en Ias relaciones internas de los diversos grupos que componen Yugoslavia, observándose incluso que a pesar de las fuertes diferencias de los componentes del grupo, las distintas comisiones de trabajo funcionan en forma más natural y sin tantas dificultades como son las que se encuentran internamente en la propia Federación.

Delegados de tres consejos del parlamento servio han presentado una petición en el sentido de que se reformen dos artículos de la constitución yugoslava, por el primero se pretende que todas las relaciones con diversas naciones deben ser canalizadas vía Federación; es decir, a través de Belgrado, Capital de Servia, y por el segundo que se excluya la cláusula constitucional que prevé la posibilidad de que algunas de las Repúblicas Yugoslavas se separe si así lo considera conveniente. (Interesante es la observación sobre este último punto, ya que la constitución yugoslava admite la separación de una República pero al mismo tiempo considera delito de suma gravedad las actividades separatistas de los individuos) N.T.

Estos círculos centralizados están cayendo en posiciones absurdas y ridículas, ya que por un lado, atacan con violencia las supuestas actividades separatistas de las dos repúblicas más occidentales por su participación en las comisiones de trabajo del "G.T. Alpes-Adriático" mientras, que por el otro, pretenden ridiculizarlas sosteniendo que en las reuniones en que participan se dedican a tareas banales como contar las ramas de los bosques, lo cual se puede leer asiduamente en los periódicos de Belgrado.

El mérito principal de la comunidad "Alpes-Adriático" estriba en que ha conformado comisiones de trabajo que funoionan en forma tan satisfactoria, que incluso se anticipan a las realizaciones sugeridas por el grupo, a su vez normalmente no existen enfrentamientos de intereses. Tal es así, que Croacia tiene gran interés en incrementar la actividad turística y próximamente será anfitriona de reuniones que se realizarán en este año para incrementar la colaboración en dichos campos, y otro tanto sucederá con Eslovenia en distintas actividades culturales.

LA JUVENTUD DE LA CAPITAL CROATA PIDE REFORMAS

La condución de la organización juvenil de Zagreb exigió que se celebre un Congreso extraordinario de la Liga de la Juventud de Croacia con fines de reformar básicamente esta organización. Advirtió a la vez que el interés por la Liga Socialista de la Juventud decae constantemente y que es necesario reformarla. Un miembro de la Presidencia de esa organización en Zagreb, Marijan Cvjetičanin, sorprendió a sus compañeros con un proyecto de reformas ya elaborado. Según este proyecto la Liga de la Juventud tendría que adoptar el pluralismo político más una mayor elasticidad en cuanto al factor ideológico-organizativo y una participación mucho más efectiva en la vida política de Croacia.

Como es comprensible, en seguida surgió la oposición de algunos jóvenes influenciados por la línea dura oficialista. Dražen Nikolić consideró que "la organización juvenil no está madura para los cambios" expresando que "la democracia representa hoy una idea de moda" y que los cambios propuestos corresponden a una tendencia del "modernismo" propia a los jóvenes.

Croatas en el mundo

ARGENTINA

EL INC. JOSIP CRNKO INCORPORADO A LA ACADEMIA NACIONAL ARGENTINA DE AGRONOMIA Y VETERINARIA

En un acto público realizado el 14 de julio de este año, en Buenos Aires, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria incorporó a sus filas al ingeniero agrónomo Josip Crnko como Académico Correspondiente, en mérito a su fecunda labor de investigador agrónomo.

El acto fue presidido por el presidente de la Academia, doctor Norberto Ras, quien recibió al nuevo Académico entregándole el diploma y la medalla correspondiente.

La presentación del ingeniero Crnko la hizo el Académico ingeniero agrónomo Rafael Garcia Mata. Reproducimos a continuación las partes sobresalientes de su interesante exposición que nos revela acertadamente el origen y los principales momentos de la vida y la labor profesional de Crnko.

"Nació en el pueblo de Vinica, en Croacia. Estudio el bachillerato clásico, que allí toma ocho años, para luego continuar con sus estudios en la Facultad de Agronomía y Silvicultura de la Universidad Nacional de Croacia, en Zagreb, donde se recibe de ingeniero agrónomo, en 1944.

Graves problemas políticos traen a su patria natal las secuelas de la guerra. Para eludir las persecuciones -sus padres eran terratenientes— en agosto de 1945, es decir, apenas tres meses de terminada la guerra, logra cruzar a Gorizia, ya en Italia, por la frontera cercana a Trieste, con gran pena al tener que abandonar el hogar de sus padres y hermanas. Allí con-sigue reunirse con su mujer y su hija, y cuando los recursos que pudo llevar consigo se terminaron, la Cruz Roja Internacional los destinó a un campo de refugiados de guerra, primero en Módena y finalmente en Nápoles, donde permanece dos años.

No pensaba venir a la Argentina, de la cual tenía escasa y no muy clara información. Estudió inglés en esos dos años de Nápoles, pues pensaba que iría a Estados Unidos, Australia o Canadá. Pero de pronto, un día se encontró viajando hacia nuestro país, en un transporte de refugiados. Y una vez en Buenos Aires, a principios de 1948, fue conectado con el Ministerio de Agricultura de la Nación, por su condición de ingeniero agrónomo. Poco conocía del país al cual llegaba forzadamente destinado; pero gracias a su estadía en Italia y a su buena base de formación cultural, entendía bastante bien el español y se atrevía a hablarlo con la ayuda del italiano y del latín.

Conocemos ahora su voluntad y coraje. Miró siempre la adversidad, con confianza optimista. Pero sólo, con su joven esposa y su hijita, debemos suponer su estado de ánimo durante las entrevistas ante funcionarios, con quienes, en cada respuesta, jugaba, tal vez, el futuro de sus vidas.

Se le preguntó sobre su especialidad y contestó que desearía dedicarse a la investigación y, de ser posible, en el cultivo de la vid. ¿El agrónomo venía en auxilio del hombre! Porque en el extenso y variado país a cuya puerta llegaba, deberían ser de clima agradable, las zonas donde las viñas prosperaban. Por eso su destino fue Mendoza. Allí aceptó pasar a trabajar en la Sub-Estación Experimental de La Consulta, y hacia ese punto viaja de inmediato.

Es fácil imaginarlo, observador atento y preocupado, en el camino de la ciudad de Mendoza hacia el sur, recorriendo el desierto. Las montañas por un lado, eran panorama agradable, como recuerdo de su pueblo natal europeo, en las últimas estribaciones de los Alpes, hacia la llanura del Danubio; el desierto, hacia adelante, escenario tan distinto, que en su mente ahondaba a cada paso las incógnitas del futuro."

Así nos presenta el Ing. García Mata al Crnko hombre, uno de los cientos de miles de los que tuvieron que —como bien lo observa— "abandonar con gran pena el hogar de sus padres" y, si es que pudieron salvar sus vidas, dirigirse "a las incógnitas del futuro".

Luego, el disertante expone la labor profesional del nuevo académico que se inicia en La Consulta (cerca de Mendoza) donde "estaba ya germinando su sueño de estudiante de agronomía en Zagreb: trabajar en una estación experimental. No tuvo la oportunidad de ocuparse del cultivo de la vid, pero en La Consulta se especializa en horticultura".

Un año después de su arribo es designado Jefe de la sub-estación y luego, como ganador de un concurso de la INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) en 1959, pasa a ser Director de la que en adelante se denominará Estación Experimental La Consulta. En 1976 es trasladado para desempeñar, hasta 1982, el cargo de Director Interino de la Estación Experimental Regional de Mendoza y actúa a la vez como Coordinador del Programa Nacional de Horticultura durante ocho años, hasta 1984: Jubilado, continúa como Director Regional Consulto de la Estación Experimental Regional de Mendoza.

"Durante sus años de investigador oficial —continúa su exposición el Ing. García Mata— realiza viajes de perfeccionamiento a Holanda y Francia, en los años 1963 y 1966, que repite en 1979 coma técnico invitado en visitas a estaciones experimentales y productores de semillas de hortalizas de esos países.

Los cuarenta años de investigador están reflejados en la calidad de sus trabajos sobre fisiología vegetal, vinculados con la producción hortícola, nuevas técnicas para la producción de semillas, y la obtención de gran número de cultivares mejorados de diversas especies de hortalizas. Entre estos trabajos, mencionaré uno de especial significación científica: su aporte de material resistente para la lucha contra eI virus del mosaico de la lechuga, reconocido internacionalmente como contribución de extraordinaria importancia, en la reunión específica celebrada en Holanda en 1967.

No voy a extenderme para citar los temas de las exposiciones y comunicaciones presentadas en congresos, simposios y reuniones internacionales y nacionales, en las cuales actuó como investigador especializado, y muchas veces llevando la representación argentina. Tampoco he de leer los más de cincuenta títulos de sus trabajos publicados en las revistas especializadas, extranjeras y nacionales, conferencias pronunciadas, y los premios y distinciones recibidas y cargos honorarios desempeñados. El detalle de todos estos jalones en la vida del nuevo académico, adornan y dan valor destacado a su hoja de vida."

El ingeniero Crnko es también miembro de la Asociación Argentina de Horticultura que le otorgó la medalla "En Honor al Mérito" y de la International Society for Horticultural Science. Además, se desempeña como Director de la revista Horticultura Argentina.

El académico García Mata termina su exposición destacando "rasgos singulares de la personalidad del ingeniero Crnko, que merecen ser expuestos. No son marginales. A mi juicio constituyen la mejor explicación y fundamento de su prestigio profesional y personal, que justifican doblemente, premios, honores y cargos recibidos, y las puertas abiertas de esta Academia. Varios principios se deducen claramente cuando se recuerda la vida de Crnko, que no por ser máximas que distinguen al sabio del necio, son comprendidas de un modo suficiente y cumplidas, en el acontecer diario de la humanidad.

Tiene la humildad característica del técnico superior. Prefiere las inquietudes de la ciencia, a perderse en la marea de las funciones burocráticas, con mucho de rutina reglamentarista, que devora inútilmente el tiempo. No busca ni ambiciona los cargos directivos. Cuando le toca desempeñarlos, lo hace con digna orientación, y resta valor al poder del mando.

Tiene la paciencia de los sabios. Recibe las distinciones como un accidente favorable de la vida. No con la arrogancia del conquistador, que da excesivo valor a la dureza de las batallas que ha debido librar."

El acto concluyó con la disertación del nuevo Académico: "Reflexiones sobre la investigación hortícola argentina".

Sin entrar en detalles sobre este tema especializado, consideramos necesario citar unos párrafos de su introducción pues reflejan auténticamente la personalidad del Ing. Crnko.

Al expresar "un especial y emotivo agradecimiento" por la alta distinción que le fuera otorgada en este acto, confesó sencillamente:

"Cuando hace 40 años empecé a caminar por los surcos de mis ensayos y cultivos experimentales de producción de semillas de hortalizas, nunca se me ha ocurrido pensar que aquellos pasos iniciales me llevarían final-te a la tribuna de esta insigne Institución.

En aquellos lejanos tiempos no sabía que en mi interior llevaba afortunadamente la milenaria mística de campesinos croatas alimentada y fortalecida permanentemente desde la infancia hasta el presente. Esta mística, la llamo vocación, veamos de ¿dónde proviene?

He crecido rodeado de la generosa naturaleza, campos, viñedos, frutales, praderas y bosques, en un hogar donde se enseñó con el ejemplo el respeto hacia el labrador de la tierra y en donde se praticaba una racional agricultura. La Facultad de Agronomía me despertó la inclinación hacia la investigación agronómica. Cuando la tormenta de posguerra me trajo a estas orillas, la misma mística me empujaba lejos de la gran urbe, a un rincón lejano del país, donde pude empezar a trabajar en experimentación y convertir en realidad el sueño de estudiante.

Tal como normalmente ocurre, los comienzos eran difíciles, que ha compartido conmigo generosamente mi esposa con su discreta y valiosa colaboración. Si he logrado a través de años algunos resultados, los méritos quedan compartidos con las autoridades institucionales de turno que me brindaron su ayuda y comprensión, con los colegas técnicos que trabajaron con dedicación, y aún con el personal auxiliar por su fidelidad en la ejecución de trabajos a campo. Es por ello que desde la notificación de la distinción conferida, la he interpretado no solo como reconocimiento individual, sino a todo grupo de investigadores de horticultura del país, que felizmente viene creciendo en forma sostenida.

Resumiendo diría que lo que soy lo debo a mi hogar paterno y a mi vieja patria Croacia, y todo lo que he logrado en mi vida profesional y todo lo que tengo lo debo a mi nueva gran patria Argentina, a la que dedico mi endeble obra como testimonio de gratitud".

Consideramos significativo que los méritos del nuevo Académico como investigador en el campo de una ciencia exacta fueran relacionados, en las exposiciones de este acto, a su ascendencia y tradición étnica, al margen de sus cualidades profesionales. Lo ha destacado así el Académico Garcia Mata al presentar al Ingeniero Crnko, quien, a su vez, afirmó que la fuente de su vocación es "la milenaria mística de los campesinos croatas" que proviene "de la generosa naturaleza, campos, viñedos, frutales, praderas y bosques, en un lugar donde se enseñó con el ejemplo el respeto hacia el labrador de la tierra".

Precisamente éstos y similares valores, aportados por distintos grupos étnicos en diferentes proporciones, forman el ser nacional argentino. La incorporación del Ingeniero Crnko a esa alta institución científica en su carácter de Académico, es una prueba más de la continua presencia croata en la vida nacional argentina.

REUNION DE LA COMISION CENTRAL DE LA FEDERACION MUNDIAL DE LA JUVENTUD CROATA

Entre el 1 y el 6 de agosto de este año se reunió en Buenos Aires la Comisión Central de la Federación Mundial de la Juventud Croata, organización constituida en agosto de 1987 en Toronto, Canadá (ver SC 1987, Vol. 3, pp. 243-244).

Participaron de Ias reuniones los delegados de Australia (Tomislav Starčević y Vesna Lovoković), de Europa (Jure y Ana Vujić), de Canadá (Josip Zorić ), de los EE.UU. (Ivanka Pavić) y de Argentina (Mirko Hasenaj y Tomislav Frković).

Al finalizar las sesiones, los delegados expusieron sus ideas en dos reuniones públicas, una con la colectividad croata de Buenos Aires y la otra con los representantes de las asociaciones croatas locales. En esta última reunión el delegado argentino Mirko Hasenaj leyó la Declaración de la Comisión Central, resultado de las sesiones celebradas. Reproducimos a continuación su texto íntegro.

"En el Congreso Mundial de la Juventud Croata, llevado a cabo en agosto de 1987 en Toronto, Canadá, fue creada la Federación Mundial de la Juventud Croata, como estructura extrapartidaria que tiene como finalidad la inclusión de las capacidades morales y políticas de los jóvenes croatas en la diáspora en la lucha del pueblo croata contra cualquier forma de "Yugoslavia" y por la instauración del estado nacional croata libre y soberano.

En dicho Congreso mundial se eligieron los miembros del Comité Central de la Federación Mundial de la Juventud Croata —dos representantes de cada territorio, o sea: Australia, Europa, EE.UU., Canadá, Venezuela y Argentina— que se reunió en Buenos Aires del 1 al 6 de agosto del corriente año con la finalidad de solidificar la estructura organizativa para poder actuar eficazmente en la lucha libertadora croata.

En el transcurso de dicha reunión se elaboraron los pensamientos rectores de la Federación, que resumimos a continuación:

1. Dada la actual situación político-partidaria de la emigración croata, nos vimos en la necesidad de buscar una estructura organizativa que pudiera unificar a la juventud. Para que esto fuera posible llegamos a la conclusión que esta organización debía ser necesariamente extrapartidaria, lo que no significa que rechacemos la inclusión y participación de los jóvenes en las organizaciones políticas existentes, por el contrario, la Federación Mundial de la Juventud Croata sostiene la idea que es necesario y positivo que cada joven encuentre su lugar en la organización política que considere conveniente para poder seguir actuando en ella cuando deje de ser joven. De esta manera queda garantizada la continuidad de la acción política y el natural recambio generacional.

2.           En lo referente a la política exterior, la Federación Mundial de la Juventud Croata considera que los oroatas debemos buscar la forma de ser protagonistas en la política mundial respaldándonos principalmente en nuestro propio trabajo, en nuestra propia lucha y en nuestras propias fuerzas. Esto significa que recién cuando demostremos con la resistencia y la lucha en Croacia nuestra voluntad de lograr el estado nacional libre y soberano, lograremos un papel protagónico en materia de política exterior y podremos buscar y lograr aliados.

3.           Es un hecho que la nación oroata está siendo amenazada en su misma existencia biológica por la baja tasa de natalidad, provocada entre otras razones por intencional política de empobrecimiento económico. A esto se suma la política yugoslava de destrucción del idioma y de la cultura croata, como así también las pretensiones gran-servias sobre territorios croatas.

Por todo esto, cada croata, sin distinción de credo, posición económica o diferencia generacional, debe comprender la necesidad de integrarse a la lucha libertadora. De esta manera podremos ayudar a nuestro pueblo en Croacia a superar esta trágica situación y lograr el estado croata libre y soberano, que es condición indispensable para el logro de su integral desarrollo espiritual, cultural, económico y político. En otras palabras, depende de cada uno de nosotros si es que vamos a permitir el genocidio con nuestra inactividad o lo vamos a impedir con la instauración del estado nacional croata.

Nosotros, los jóvenes, estamos decididos a cumplir con nuestro rol y para esto estamos dispuestos a trabajar en conjunto con todas las fuerzas políticas croatas positivas en la lucha por la liberación nacional.

Buenos Aires, 6 de agosto de 1988."

AUSTRALIA - ACTIVIDAD DE LA FUNDACION CIENTIFICA CROATA

En 1984 fue constituida en Adelaide, Australia, la Fundación Científica Croata con la finalidad de cultivar el idioma oroata a través de la enseñanza escolar. La idea fue acogida unánimemente y en el curso de un año fueron constituidas las filiales de la Fundación en las principales ciudades de las provincias australianas. El mismo año fue elegida la Comisión Directiva Central en Sydney.

Al constituirse la Fundación se destacó el siguiente lema: "No queremos diluirnos, no queremos desaparecer. No es nuestro propósito ser diferentes, pero sí insertarnos bajo nuestro nombre croata y con el tesoro de nuestro idioma y costumbres, de nuestra tradición y cultura, en el colorido mosaico de idiomas, culturas y nacionalidades de Australia".

La reciente campaña promocional de la Fundación estuvo dirigida esta vez hacia las comunidades croatas en Goober Pedyju y Mintabien.

El Presidente y el Secretario de la filial de Adelaide, el Dr. S. Klarić y Zdravko Laborec visitaron estas dos comunidades de los mineros de opalina perdidas en el desierto australiano. El doctor Klarić destacó la necesidad de conservar la identidad nacional y la cultura croata, apelando al apoyo y la comprensión para la actividad que con esta finalidad desarrolla la Fundación. El secretario Laborec subrayó que "no debemos permitir que seamos sepultureros del valor supremo del pueblo croata - su idioma. Invertimos mucho dinero, dijo, en la construcción de nuestros hogares, iglesias, centros sociales, etc., pero todo esto representa un capital muerto o un recuerdo efímero para algunos si perdemos nuestra alma nacional - nuestra palabra croata".

La respuesta de los mineros croatas fue la expresión de solidaridad y significativos aportes de medios en apoyo a la notable labor patriótica de la Fundación.

CANADA - LAS MANIFESTACIONES CROATAS EN TORONTO

En ocasión de la reunión cumbre, Summit, de los Jefes de Estado de las siete principales potencias industriales (EE.UU., Inglaterra, Canadá, Francia, Alemania Occidental, Italia y Japón) celebrada el 21 de junio de este año en Toronto, los croatas residentes en Canadá, reunidos en número considerable frente al edificio de las conferencias, exigieron la aplicación del derecho de autodeterminación para su patria.

Las demostraciones se llevaron a cabo a pesar de la prohibición de realizar manifestaciones públicas durante la Reunión de los siete Jefes de Estado, gracias al ingenio del doctor Josip Gamulin, director del Departamento de Promoción y Prensa del Consejo Nacional Croata, quien alquiló un estacionamiento ubicado enfrente del edificio donde se celebraban las conferencias pudiendo así llevar a cabo la concentración planificada. De esa manera las demostraciones croatas resultaron las únicas que se produjeron en esta ocasión y fueron comentadas por la prensa local y europea. France Soir de París relató el hecho y el reclamo de los manifestantes dirigido a los estadistas de no seguir ayudando económicamente al régimen represivo yugoslavo y ayudar a los pueblos de ese estado decadente para que realicen su independencia nacional.

CHILE - CHILENOS DE ORIGEN CROATA

En ocasión del fallecimiento de Juraj Domić Kuščević, de ascendencia croata, EL MERCURIO, de Santiago de Chile, del 4 de julio de este año, destaca su personalidad en los siguientes términos:

Escritor, investigador y ensayista, Juraj Domić escribía en el diario "La Nación", de Santiago y es el autor del libro "Política Exterior Soviética", que le convirtió en uno de los más informados politólogos chilenos en la materia.

Durante su desempeño profesional, el sovietólogo fue director de planificación del Ministerio de Relaciones Exteriores, siendo responsable y creador del departamento Unión Soviética de esa repartición de Estado. En 1974 y 1975 concurrió como delegado chileno a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Asimismo, se distinguió como profesor del Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad de Chile.

Actualmente se encontraba corrigiendo los originales de otra obra cuyo tema principal era la política militar del Partido Comunista.

IVAN MOROVIĆ SERA EL ANALISTA DE KORCHNOI

Studia Croatica trata de referirse, siempre y cuando dispone del material necesario, a la actuación de los destacados chilenos de origen croata. Esta vez entresacamos del diario chileno LA EPOCA (11-6-1988) la siguiente información y en forma muy abreviada sobre el Gran Maestro chileno de ajedrez Ivan Morović, de estirpe croata (sus padres proceden de Dalmacia, provincia marítima croata) :

"El ajedrecista Viktor Korchnoi, de origen soviético y nacionalizado suizo, ofreció al gran maestro chileno Iván Morović que se convierta en su analista para la Copa del Mundo que se disputará en Islandia durante el mes de octubre, con la participación de los mejores jugadores del mundo.

"Las conversaciones se iniciaron en Viña del Mar, prosiguieron la noche del jueves en Concepción y culmiaron ayer en la mañana en el avión que los trajo de regreso a la capital. "Habló de Chile, de Morović y, por supuesto, de ajedrez.

—Por qué le ofreció a Morović ser su analista?

—El es un jugador fuerte, dueño de un estilo clásico y al que le falta enfrentarse con jugadores fuertes para adquirir experiencia. Pero tiene algo natural que es el talento, lo de-más lo puede adquirir con estudio y experiencia."

ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA - PARTICIPACION CROATA EN LA 19° CONVENCION DE AAASS

La XIX Convención Nacional de la AAASS (American Association for the Advancement of Slavic Studies) —más conocida como la "Convención Eslava"— se reunió en Boston, en noviembre último. Alrededor de 1.500 asistentes estuvieron presentes en distintos paneles, mesas redondas, encuentros especiales y otros eventos. The Association for Croatian Studies es una de las sociedades afiliadas y cuenta con más de 140 miembros en EE.UU. y en otros continentes. Más de 30 miembros y una docenas de simpatizantes asitieron a la convención.

Dos conferenciantes procedían del extranjero: uno de Bristol, Inglaterra y otro de Sydney, Australia.

El primer panel, constituido por la ACS (Association for Croatian Studies) abordó el tema "La República de Poljica y su Estatuto". Fue presidido por el prof. Ante Kadić, Universidad de Indiana. El primer disertante fue Edo Pivicević (Universidad de Bristol) y su charla versó sobre "El fondo histórico del Estatuto de Poljica". Luego A. Kadić se refirió al tema "El Estatuto de Poljica y la Utopía de Tomás Moro». Zvonimir Juković, de la Universidad de Niza, Francia, no pudo venir y leer su trabajo sobre "Los elementos del dialecto čakavski en el Estatuto de Poljica".

Como nuevo presidente de la Comisión Directiva fue elegido el prof. Joseph Condic, universidad de Western, Michigan.

El tema del segundo panel de la ACS versó sobre "Rogelio J. Boskovich con motivo del 200 aniversario de su fallecimiento". Lo presidió Joseph T. Bombelles (universidad de John Carroll). El estudio de Ivan Supek giró sobre "El lugar de Boskovich entre los humanistas croatas y su anticipación a los estudios atomísticos modernos". A continuación el prof. Ante Kadić leyó su trabajo acerca del "Perfil literario y espiritual de Boskovich". Anthony M. Mlikotin (universidad de la California del sur) dio lectura a su disertación: "Theoria philosophiae naturalis de Boskovich y el ascenso de la filosofia moderna". Al final Ivo Slauš (Instituto de Rogelio Bošković, Zagreb, Croacia, y momentáneamente en la Universidad de California, Los Angeles) habló en torno a los "Logros científicos de Rogelio Boskovich". El referente en esta reunión fue el Dr. George J. Prpić, profesor de historia en la Universilad John Carroll, Cleveland.

El prof. Peasio Dunatov (universidad de Illinois, Urbana) presidió el panel sobre "La lengua literaria croata antes del siglo XIX". Tras una breve e interesante intervención del prof. Ivo Banac (universidad de Yale), Olga Nedeljković (universidad de Illinois, Chicago) dictó una clase soberbia sobre el desarrollo histórico independiente de la lengua literaria croata desde sus comienzos glagolíticos hasta el siglo XIX. El lingüista Dalibor Brozović (universidad de Zadar, Croacia) habló en croata sobre varios factores que hacen que el croata sea un idioma independiente. Vinko Grubišić tocó varios puntos referentes a la identidad de la lengua literaria croata.

Puesto que Boskovich era amigo de Benjamín Franklin y dio bienvenida a la independencia norteamericana en 1776, cuadraba rendirle homenaje con motivo del 200 aniversario de su muerte. Este homenaje entraña un sentido simbólico: fue tributado en la ciudad donde fueron echadas las semillas de la revolución americana y donde, este mismo año, los norteamericanos festejan el bicentenario de su Constitución.

La CSAC (The Croatian Schools of America, Canada and Australia) con la conducción del rev. Ljubo Krašić organizó también esta vez una hermosa y atrayente exposición de libros croatas.

La AAASS, con la sede en la Universidad de Stanford, cuenta ahora con unos 4.000 miembros y es, en su tipo, la mayor organización del mundo. Bajo su guía, desde 1960, los estudios eslavos progresaron muchísimo. Como parte de ellos, se promovieron también los estudios croatas. Eso pudo comprobarse en la convención de Boston.

Cleveland, John Carroll University.

ITALIA - MARIO GIORCETTA: EL POETA DE LOS CROATAS DE MOLISE

En Italia, en la provincia de Campobasso, a 40 km de la costa este del Mar Adriático, existe un pequeño oasis croata en el cual hace ya varios siglos viven en varias aldeas (Sti. Filić, Živa voda Kruč y Mundimitar) los croatas de Molise, quienes todavía hablan el croata antiguo. El año pasado en el tercer concurso de poesía croata el primer premio lo obtuvo el poeta Mario Giorgetta de Mundimitar.

En defensa de los derechos humanos

EL CASO ČIŽEK: ¿AMNISTIA O NUEVA PERSECUCION?

Hace casi once años, el día 11 de noviembre de 1977, fue raptado en Alemania Occidental el exiliado poeta y escritor croata, prof. Vjenceslav Čižek. Los raptores eran agentes de la policía secreta yugoslava.

El prof. Čižek. fue llevado subrepticiamente a Yugoslavia donde fue condenado a 15 años de prisión. Le fue aplicada la pena máxima prevista por el art. 114 de la ley penal yugoslava que se refiere a las acciones no violentas contra el estado y el sistema político yugoslavo. Luego la pena le fue reducida a doce años de cárcel.

No fue ésta la primera pena que tuvo que purgar el prof. Čižek en Yugoslavia. Ya había sido recluido y condenado a dos años de prisión en 1965, cuando apenas tenía 26 años, a raíz de su participación en manifestaciones universitarias antigubernamentales. En esa ocasión perdió la visión en un ojo, debido a que permaneció encerrado durante largos meses en absoluta oscuridad para ser luego expuesto rápidamente a la luz solar. Al ser recluido por segunda vez, enfermó su único ojo sano. Las autoridades carcelarias no le permitieron ser curado, por lo cual el prof. Čižek se encuentra hoy casi completamente ciego.

Sabiendo que se trata de un pacífico poeta y escritor cuya única culpa fue amar la libertad, muchas organizaciones humanitarias internacionales solicitaron al gobierno yugoslavo la liberación de Čižek o que por lo menos se le permitiera atención médica cuando todavía era posible salvarle el ojo. Entre estas organizaciones demostraron una especial preocupación por el prof. Čižek Amnesty International, Synskadades Riksfõrbund (Asociación sueca de discapacitados visuales), Internationale Gesselschaft für Menschenrechte (Asociación internacional para los derechos humanos, de Frankfurt, Alemania occidental), Čižek-Vanner (Los amigos de Čižek), una asociación humanitaria formada en Suecia por discapacitados e inválidos suecos), etc. Pero todo esfuerzo fue inútil.

Es costumbre de que luego de cumplir la mitad de la pena y de haber demostrado buen comportamiento en la institución carcelaria, el resto de la pena sea conmutada y transformada en condicional. No ocurrió así en este caso. Ni al cumplir los dos tercios se aplacaron los verdugos. Recién luego de casi once años de prisión y cuando le faltaba algo más de un año. Čižek fue liberado.

Pero su suplicio todavía no termina. Čižek es hoy en día un inválido. Estamos informados por sus amigos de que trata de obtener permiso para abandonar Yugoslavia y volver a Alemania occidental, país en el cual le fue otorgado asilo político. También estamos informados de que el gobierno de Alemania ha dado instrucciones a su consulado en Yugoslavia para que se le extienda al prof. Ličekxx la visa en cuanto el gobierno yugoslavo le permita salir. Pero para el semiciego poeta croata pareciera que las puertas de la cárcel todavía no se abrieron. No está ya recluido en Zenica, pero sí en otra cárcel, más amplia, llamada Yugoslavia. En la misma cárcel en la cual está obligado a vivir todo el pueblo croata, que aspira, al igual que el prof. Čižek, a ser un día libre.

¿Deberá el semiciego poeta, para ser libre, esperar a que desaparezca la cárcel llamada Yugoslavia?

K. K.

FADIL FADILPAŠIĆ E IBRAHIM AVDIČ "PRESOS DEL MES"

Amnesty International declaró "presos del mes de abril" a dos musulmanes de Bosnia-Hezegovina, Fadil Fadilpašić e Ibrahim Avdić, electricistas de profesión. De ese modo Amnesty International llama la atención sobre su suerte y apela a sus afiliados a intervenir a su favor pues su detención significa vulnerar la Declaración de la NU sobre los derechos humanos.

Fadilpašić y Avdić fueron detenidos el 17 de febrero de 1987 y en junio del mismo año fueron condenados en Sarajevo por "propaganda hostil" —Fadilpašić a cuatro años y Avdić a dos años de prisión—. Ambos fueron acusados de haber reivindicado "una república musulmana en Yugoslavia con el poder islámico» y que sostenían que las libertades religiosas en Yugoslavia estaban restringidas y que los musulmanes estaban discriminados.

Fadil Fadilpašić fue imputado también de poseer dos ejemplares de la "Declaración Islámica", cuyo presunto autor, el Dr. Alija Izetbegović, fue ya condenado. Ni Avdić ni Fadilpašić conformaron los cargos. La mayoría de los testigos se retractó o modificó su testimonio durante el proceso. No obstante, el tribunal los condenó, mientras que la Corte Suprema de la República Socialista de Bosnia-Herzegovina no se expidió todavía en torno del recurso interpuesto.

ASAMBLEA ANUAL DE LA FEDERACION INTERNACIONAL HELSINKI

Entre el 18 y el 21 de mayo tuvo lugar en Belgrado la asamblea anual de la Federación Internacional Helsinki (International Helsinki Federation) constituida para vigilar el cumplimiento de los compromisos tomados en la conferencia internacional de Helsinki para el respeto de los derechos humanos. Cabe destacar que fue la primera vez que la Asamblea de la IHF se reunió en un estado comunista.

También fue ésta la primera Asamblea en la que se presentó formalmente el Grupo de trabajo croata, como parte autónoma del Comité Yugoslavo de la Federación Internacional Helsinki, integrado como miembro de la Federación por la Asamblea celebrada en 1987 en Viena.

Dentro del Comité Yugoslavo actúan en forma independiente tres grupos de trabajo: el ya mencionado grupo croata, el esloveno y el servio. El representante del Grupo croata es el abogado Vladimir Šeks (ex fiscal yugoslavo, luego condenado y encarcelado; ver Studia Croatica 1987, vol 1, p. 52) quien presentó en nombre del Comité Yugoslavo el Informe sobre la actividad anual. Resulta de este Informe que el Grupo croata fue el más activo: ¡en menos de un año despachó unas 500 cartas, varias peticiones y proposiciones para el cambio de varias leyes yugoslavas discriminatorias en cuanto al respecto de los derechos humanos como también protestas y apelaciones en defensa de presos políticos (Husein Čuk, Dobroslav Paraga, Franc Zavrla, entre otros).

Es muy significativo que, algunas semanas después de haber presentado su Informe en dicha Asamblea, el abogado Šeks tuviera un inexplicable choque con un coche militar que manejaban personas desconocidas. A pesar de los considerables destrozos que sufrió el coche de Šeks, él salvó milagrosamente su vida. No hubo más noticias sobre el accidente.

SOLIDARIDAD CROATA CON ESLOVENOS DETENIDOS

A mediados de junio de este año fue constituido en Zagreb el Comité para la Defensa de los periodistas eslovenos Janez Janša y David Tasić, y del alférez Ivan Borštnar, detenidos y luego juzgados por el Tribunal militar.

En una carta abierta, fechada el 17 de junio, el Comité llama la atención de la opinión pública sobre la "actuación de aquellos que obran como si a ellos les estuviese permitido todo y a los demás - nada!".

"La represión —destacan en la carta— puede instituir solamente una decadencia general que en última instancia el hombre jamás aceptó. Para que el hombre pudiera existir tuvo que oponerse a esto. Justamente, eso sucede hoy en todo el mundo y sería fatal y en todo aspecto contrario a la esencia y a la historia de nuestros pueblos no asumir la responsabilidad de este instante, no estar entre aquellos que realizan en la vida cotidiana la fuerza de los ideales fundamentales de nuestra época. Mas, esto se puede realizar solamente de una manera: devolver su importancia a las cosas más pequeñas. Nada es poco importante para la libertad, para la verdad, para la justicia. No existe quantité negligeable en la cuestión del hombre! No existen astillas insignificantes. Tenemos que erradicar esta impertinencia, esta grosera soberbia de los números elevados y de los hechos gran-des — porque hasta lo más pequeño es también absoluto:

Por eso dirigimos nuestro llamado para que sean aseguradas las condiciones de una legalidad civilizada y democráticamente controlada en el caso de Janša, Tasić y Borštnar, llamado que representa nuestro deber inevitable, el dictado de nuestra libertad.

Quien se sienta amenazado por la libertad, quien no esté a la altura de las exigencias de la justicia, ése obra contra la opinión democrática y en esto no escatima medios. Nosotros ya lo sabemos. Por eso tememos pero no desistimos".

Firman este documento, en nombre del Comité, destacadas personalidades croatas: Dražen Budiša, publicista; Vlado Gotovac, escritor; Nikola Muslim, abogado y Vladimir Šeks, jurista.

Ecos de la prensa croata

MONUMENTOS DE LA SANTA LIBERTAD

Reproducimos a continuación en versión española un resumen del artículo publicado en el único semanario católico croata GLAS KONCILA (El Vocero del Concilio) de Zagreb, del 7 de agosto de 1988. Con el título del epígrafe Mirko Mihalj hace un reportaje referido a los festejos de los 1.100 años de la fundación de la Iglesia del duque croata Branimir en Gornji Muć.

Era el domingo 31 de julio del año en curso, cuando en Gornji Muć se festearon los 1.100 años de la Iglesia de Branimir con la participación de los obispos del sud de Dalmacia, el cardenal primado de Croacia, Mons, Francisco Kuharić, de los 60 sacerdotes y una inmensa multitud del pueblo de la Iglesia católica de Croacia. Bajo la sombra de los antiguos robles y sobre las excavaciones de la Iglesia de Branimir, el fiel pueblo croata una vez más dio testimonio de la fe que de sus antepasados recibieron hace 13 siglos. Aquí las históricas piedras y el corazón se enardece de orgullo al devoto pueblo croata. Una vez más no lo pudo contener ni el sofocante calor del verano ni el largo caminar para acudir a las fuentes de su religión, libertad y cultura de las cuales le hablan estas antiguas piedras. El antiguo lema croata "Por la cruz y la libertad", el comentarista del semanario de Voz del Concilio lo traduce así: "El amor hacia la libertad evangélica». Este pueblo no escatimó sacrificios para llegar a las fuentes de su identidad, para calentar el corazón y deleitar su alma. Así quiere entender también en estos días lo que el Primer Hombre de la Iglesia de los croatas atestiguó: "Los tiempos de las crisis más grandes nos hablan de la mayor cercanía de Dios".

Por los mismos caminos, por los cuales iban Branimir y su pueblo, afluía el devoto pueblo croata el 31 de julio del año 1988 — en el año de María "de la cual Cristo tomó su santo cuerpo". Venían de Solín (antigua Salona ), donde el antecesor de Branimir, el duque Trpimir, levantó el monasterio de las benedictinas, los conducía el metropolitano de Split, Mons. Francisco Franić. De Neretva los hijos de los legendarios héroes y marinos, de la altiva Poljice y la gloriosa Boca de Cátaro, conducidos por su obispo, Mons. Ivan Gugić; de Nin y Sopot, donde Branimir dejó escrito en la piedra: "En el tiempo del duque croata Branimir" y todos pasaban no lejos de la "Biskupija de Zvonimir", conducidos por el obispo de la antigua ciudad-fortaleza de Sibenik, Mons. Fortunato Badurina y su emérito, el obispo Mons. José Arnerić. De Sinj y sus alrededores vinieron conducidos por los Padres Franciscanos, custodios del célebre santuario Mariano del mismo nombre, los hijos de los antiguos defensores de su fe y nacionalidad contra los turcos; los dirigía el superior de los franciscanos de la región M. R.  Simón Sepić. Nos resultaría imposible mencionar todos los lugares y nombrar las históricas denominaciones de las localidades de donde afluía este fiel y devoto pueblo.

Como era hace unos 100 años, cuando el célebre arqueólogo Francisco Bulić descubrió en Solin una tumba con una lápida, de la cual interpretó que era la de la reina croata Helena, en la capital croata de Zagreb tocaban las campanas de júbilo, porque de las piedras nace la historia y de la historia el orgullo nacional. Precisamente gracias a ese hallazgo de Solin, tuvieron lugar en la Iglesia de los croatas el año 1975 los festejos de los 9 años de duración, de los 13 siglos de cristianismo en Croacia y los mil años de la Iglesia de la reina Helena en la "Isla de la Señora" de Solin. En este solemne día del 31 de julio de 1988 el creyente y nacionalista pueblo dio una calurosa bienvenida a su príncipe de la fe, a su cardenal de la capital croata de Zagreb... Se abrió la procesión, primero iba un hombre llevando la piedra hallada en Muć con el nombre de Branimir grabado hace 11 siglos; seguían 4 mujeres jóvenes con el relieve de la Virgen María sobre sus hombros, relieve de una escultura de la Virgen, más antigua, hallada en nuestra tierra: proviene de "Biskupija de Knin", denominada "La Señora de la gran promesa". A continuación marchaban 11 cirios pascuales simbolizando los 11 siglos. Los llevaban los hombres de Muć. Cada cirio era "una bandera —roja como la sangre, blanca de la blancura ide la nieve de nuestros picos nevados, azul de nuestro mar azul tranquilo y tumultuoso— como nuestra suerte".. . (M J. Cagalj). Al llegar al lugar determinado, y concentrados alrededor de la "piedra", habló el metropolitano de Split, Mons. Francisco Franić... Exaltó la historia que surge de las piedras y de donde nace la conciencia de nuestro ser nacional. Tenemos que agradecer al duque Branimir en este santo lugar, dijo: el año 888 edificó aquí el templo en honor de la Virgen santísima, y de este modo empezó nuestra devoción a la Madre de Dios. Aquí para siempre nos unió con la Sede de Pedro, con el Papa de Roma. Agradeciendo a Dios por todos los beneficios recibidos, queremos celebrar la Santa Misa, conducidos por nuestro Cardenal, no solamente por la arquidiócesis metropolitana de Split sino por todo el pueblo croata y muy especialmente por nuestros jóvenes. Pediremos a Dios que nos preserve a todos individualmente y como nación, de la destrucción histórica, que nos lleve a un feliz progreso y que conservemos nuestra identidad humana, nacional y católica!.

...

El Cardenal en su discurso mencionó los anteriores acontecimientos que prepararon estos festejos. Aquel asoleado domingo de 2 de setiembre del año 1979 en Gregorio de Nin se congregó una multitud de más de 200.000 fieles croatas, de todas las regiones de la patria, para rendir un debido homenaje al duque Branimir por su decisión, de capital importancia, para toda nuestra historia de atar la nave de la Iglesia y de la nación de los croatas a la nave de San Pedro. En la oportunidad hubo cambios de cartas de Branimir y el obispo Teodosio con el papa Juan VIII, y la nación croata ha sido aceptada y confirmada por la máxima autoridad internacional, por el Papa. Con ese acto recibió su digno lugar entre las naciones soberanas de Europa y la Iglesia de los croatas, a su vez selló para siempre su unión con la Iglesia católica de Cristo, que conduce Pedro - obispo de Roma. Así nos hemos liberado de la autoridad y pretensiones bizantinas del Oriente y los conatos voraces de los francos en Occidente. Nos constituimos, con la bendición de Dios, libres en el territorio de nuestra patria, para que desarrollemos nuestra cultura y realizemos, como nación, nuestra identidad en la libertad...

Estamos, siguió diciendo, en este santo lugar de Branimir y por la ocasión del hallazgo de otra piedra, que en el año 1871 encontró el párroco P. Miguel Jerónimo Granić, cuando abría los cimientos de su nueva iglesia. La piedra la donó al Museo arqueológico de la capital croata de Zagreb, con la clara intención patriótica, que cuanto antes se reuniera la región de Dalmacia con su madre Croacia del norte. Eso era un acicate para los científicos patriotas, para que busquen bajo la tierra los testimonios de nuestra remota historia, porque allí, dijo, se encuentran los escondidos archivos que conservan las raíces de nuestros derechos nacionales y eclesiáticos. El duque Branimir nos recuerda que somos herederos de la civilización evangélica que ha edificado, a través de los siglos, sus monumentos: las catedrales, las iglesias, los monasterios y los conventos, y por ende, las instituciones caritativas y culturales. Allí nació la escultura, la pintura, el arte y la literatura. La Iglesia, por medio del culto y de la liturgia, formaba el idioma croata. Allí la literatura nacional tiene su cuna. El Evangelio era la fuente de los primeros ensayos literarios.

El Cardenal concluyó su sermón diciendo que debemos bregar por una civilización del amor, que ése es el anuncio del Evangelio y el Evangelio es eterno, quiere decir: es válido también para nuestros días y es una necesidad para todos los hombres y para todas las naciones ...

Seguían las ofrendas... Una niña nacida y habitante de Canadá, como representante de Croacia emigrada, ofreció flores; un joven y una joven trajeron un trozo de piedra, hallado en estos días en una excavación arqueológica del lugar; los otros ofrecieron variados objetos trabajados en hilo; un hombre y una mujer ofrecieron una vasija de vino, fruto de la tierra natal croata y el pan del trigo de sus campos. Un abuelo, padre de 11 hijos trajo un jamón y una abuela, madre de 12 hijos ofreció un estambre de lana, símbolo de los vestidos populares. La parroquia de Donji Muć, por medio de una religiosa con dos jóvenes niñas, ofreció una casulla y el Cardenal en seguida se la puso, continuando el santo sacrificio de la Misa...

Sobre el campanario de la parroquia flameaba la bandera de la nación croata, como símbolo de un pueblo indomable nacional y religiosamente para siempre.

DANAS (Hoy) es el semanario croata de Zagreb más importante y más leído que logra con habilidad eludir la censura del régimen imperante. Sus artículos son comentados también por la prensa internacional.

Publicamos a continuación las partes más destacadas del extenso comentario de su conocida columnista Jelena Lovrić, del 23 de agosto de este año, titulado:

QUE OTOÑO NOS ESPERA

Pareciera que todo, desde el cielo y desde la tierra, se uniera para poner este estado a las más grandes pruebas

En el espacio entre la manifestación escalofriante "Muerte a los albaneses" junto con la exclamación "Viva Servia" unida a los cuatro característicos "S" en escritura cirílica (las iniciales de las cuatro palabras que en servio significan: "sólo la concordia salva al servio", N. del traductor) que ;aparecieron en estos días en el puente de Novi Sad y la declaración chocante de uno de los principales dirigentes de estado, Raif Dizdarević, aceptando que el remolino de la inflación superó la velocidad del 190 por ciento, está condensado todo el delicado dramatismo, la tensión y la inflamabilidad de la escena política yugoslava en el umbral del evidentemente muy caluroso otoño político... "Siento que Yugoslavia se quiebra", dice el medido y equilibrado Bogdan Bogdanović. "Estoy asustado", agrega. "¿Vamos a excavar nuevamente los bunquers y defensas?" Violentas sacudidas golpean a diario la vértebra social... El miedo a las palabras demasiado fuertes, el miedo a los grandes problemas, a la escasez y a la miseria, a la locura de los precios y al derrumbe del standard de vida, el miedo al frío y la enfermedad, el miedo a los hermanos de ayer con los que si bien no hemos convivido en el por hemos vivido en paz sintiendo que nos unían algunos hilos de cierta dependencia de un destino más fuerte que las diferencias; el miedo a la incomprensión nacional, el miedo a la guerra entre hermanos que ya empezó en el campo de las palabras.

Miedo al futuro como un hecho nuevo en la conciencia del pueblo. Parece que Goran Babić tiene razón cuando dice: "Pobre Yugoslavia, el cielo está alto, Dios lejos y el Líbano tan cerca".

Pareciera que la tierra y el cielo se hubiesen unido para poner a este estado (el que a veces parece mantenerse unido solamente con el máximo esfuerzo) a las más duras pruebas para examinar los límites extremos de su resistencia.

A continuación, la autora examina toda una serie de contrariedades naturales, como por ejemplo la sequía y otras, que se unen a la incapacidad e ineficiencia del partido comunista gobernante.

Se esperan aumentos dramáticos —prosigue Jelena Lovrić- y en comparación con éstos todo lo sucedido hasta ahora parecerá un chiste. Los técnicos del Instituto Federal para la Estadística han pronosticado que los precios en octubre sufrirán un aumento del 250 por ciento... Ya ahora la mitad de los obreros en Croacia no puede cubrir con sus sueldos ni las ,necesidades más elementales y las pérdidas de la economía croata, que se encuentra entre las mejores, superan en un cuarto a sus acumulaciones. El gobierno federal, cuya política ya fue calificada como que se encuentra al borde de la razón, parece que tiene la intención de seguir cargando el peso de todos los problemas sobre las espaldas de los obreros.

Luego la autora pasa revista y analiza los problemas políticos concentrados actualmente en la lucha de los servios contra los albaneses en Kosovo. Esta lucha amenaza extenderse sobre el resto de Yugoslavia con miras a derrocar la Constitución de 1974 y asegurar la total hegemonía servia. Cita la opinión de Špiro Galović quien opina que la incapacidad del Gobierno de solucionar los problemas sociales acumulados "lo lleva, siguiendo la lógica inherente de la conciencia autoritaria, a lanzarse a la represión explicándola como un salto hacia adelante".

El artículo termina con la siguiente pregunta:

En esta situación, cuando todo parece posible y a la vez imposible, ¿qué es lo que nos traerá el otoño cercano? ¿El gran estallido de la crisis, la explosión del fin o el fin de las explosiones? Zbigniew Brzezinski, ex consejero para la seguridad nacional de la Casa Blanca, pronosticó, hace poco, la pronta "explosión de las inestabilidades" en algunos países del este europeo, entre otros también en Yugoslavia. "En cualquiera de estos países, o en varios a la vez, basta una chispa para producir la gran explosión.. Los acontecimientos actuales en esta región traen al recuerdo la imagen del tiempo de la primavera histórica de los pueblos en 1848", escribe Brzezinski. Después de este pronóstico puede resultar ingenuo preguntar si los dirigentes y ante todo los federales que hasta ahora no demostraban mucha iniciativa ni capacidad podrán agarrar al toro por las astas o su furia los echará por tierra.

Concluye en tono de broma diciendo que "hasta en el caso de que la voz de los altoparlantes ensordeciera la voz de la razón siempre existe una salida en estos pagos. Bora Gjorgjević canta: "En el caso de una guerra civil, vuelen con los aviones de JAT". (La gracia está en la rima de la expresión original: "U slučaju gradjanskog rata [guerra], letite avionima JAT-a [la Compañía de Aviación Yugoslava]").

 

DISCURSO DEL PAPA A LOS JOVENES PEREGRINOS CROATAS

Transcribimos las partes sobresalientes del discurso pronunciado por el Papa Juan Pablo II el 26 de marzo de este año, según el L'OSSERVATORE ROMANO, edición semanal en Lengua Española, del 26 de junio de 1988:

"Queridos seminaristas, queridos jóvenes de Zagreb y Dubrovnik:

Estoy muy contento de que hayáis venido con jóvenes de otros países para celebrar en Roma con el Papa la III Jornada Mundial de la Juventud. ¡Bienvenidos a la Ciudad Eterna, a la casa del Padre común y patria de todos los cristianos!

...Como ya sabéis, el Papa, entre otras cosas, habla muchas veces de los esfuerzos por la unión de Europa. A ella pertenece también vuestro pueblo croata, que por muchos siglos, con no pocos sacrificios, ha estado defendiendo el continente europeo, conservando la fe y cultura cristiana. Comprometerse por la paz, por la concordia y por la colaboración entre los pueblos es, en definitiva, el imperativo evangélico. En los últimos tiempos han surgido distintas iniciativas con el deseo de que Europa encuentre su unidad. Quisiera que, con los otros jóvenes del continente, contribuyeráis a este gran movimiento, al acercamiento de los pueblos europeos ... Saludo a todos los jóvenes de vuestra patria, sobre todo a los que estarán unidos espiritualmente con nosotros celebrando la Jornada de los jóvenes... A vosotros y a todos vuestros seres queridos imparto mi bendición apostólica. ¡Alabados sean Jesucristo y María!"

CROACIA: LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA DESDE EL EXILIO

AVUI, el principal diario catalán, publicó bajo el título del epígrafe una extensa entrevista de José Porter-Moia con el presidente del Comité Ejecutivo del Consejo Nacional Croata, doctor Mate Meštrović, durante la conferencia de prensa celebrada en ocasión de la VII Asamblea del Consejo que tuvo lugar esta vez en Barcelona. Reproducimos a continuación en versión española un resumen de esta entrevista.

La primera pregunta estuvo referida al reconocimiento internacional del Consejo Nacional Croata.

— No tenemos el reconocimiento, aclaró el Dr. Meštrović, como lo tiene, por ejemplo, la OLP (la Organización para la Liberación de Palestina). Pero, como presidente del Comité Ejecutivo, fui recibido en el Parlamento Europeo, en el Grupo de Trabajo que trata los problemas de Yugoslavia.

— Cuáles son los motivos que indujeron a los croatas a emigrar de su país y vivir en el extranjero?, fue otra pregunta.

— Los motivos son múltiples. Muchos obreros croatas abandonaron la patria debido al régimen imperante de una economía mal dirigida e ineficiente ... otros para liberarse del terror servio y del centralismo gubernamental. Nuestra lucha está dirigida, aseveró el Dr. Meštrović, a realizar nuestra autodeterminación, nuestro estado independiente ... En esta lucha hay lugar para todas las corrientes e ideologías, incluido la socialista.

Luego el interlocutor pregunta: ¿Quiénes son los croatas y en qué consiste realmente el problema croata?

Al explicar las causas principales de la sumisión del pueblo croata, el Dr. Meštrović destacó que el derecho de autodeterminación les está reconocido a los croatas en todas las cuatro constituciones yugoslavas pero que en la práctica les está vedada la realización de este derecho. Mencionó como ejemplo el movimiento llamado "La primavera croata" que en los años setenta abogaba por el cambio de la Constitución, por el cambio del sistema económico, por el respeto de las libertades políticas y derechos humanos y por el reconocimiento del idioma croata como el idioma oficial de la República Socialista de Croacia. Se trataba de exigencias mínimas, concluyó Meštrović, pero como respuesta la opresión fue todavía más dura. Ahora tratan de introducir el idioma llamado "servio-croata" para reprimir el croata.

—          El problema del idioma es fundamental, representa la cuestión principal?

—          Es muy importante pero no es el único problema. Explicó el doctor Meštrović múltiples discriminaciones a las que están sujetos los croatas. Hasta el cantar en público el Himno nacional croata está calificado como el chauvinismo nacionalista...

—¿Están disconformes también otros pueblos de Yugoslavia o solamente los croatas?

Meštrović contestó que existe un descontento generalizado. Se ha llegado en Yugoslavia a una catástrofe económica, un caos completo y la corrupción a cada paso. Lo mismo ocurre en cuanto a la situación política.

Al preguntársele qué solución ve a este estado de cosas, el Dr. Meštrović contestó que el rol del Consejo Nacional Croata es el de presentar la realidad croata en el mundo y mantener contacto con el pueblo croata en la patria como también con otros pueblos que comparten un destino similar. Pero, destacó, nuestra lucha es muy difícil y arriesgada. La policía secreta yugoslava no escatima medios para aniquilar la oposición. Actúa criminalmente también fuera del país. En Europa y en Norteamérica asesinaron a más de 50 jóvenes patriotas croatas.

—¿Conseguirá Croacia la independencia? ¿Se desintegrará Yugoslavia?, fue la última pregunta.

—Puedo contestar, dijo el Dr. Meštrović que estoy convencido de que el camino hacia el futuro de Eslovenia y de Croacia está únicamente en el ingreso a la Comunidad Económica Europea.

Ecos de la prensa mundial

NO ES INDISTINTO "CUALQUIER YUGOSLAVIA"

El FRANKFURTER ALLGEMAINE ZEITUNG del 9 de julio del cte. año publica en su portada un artículo de Viktor Meier en el cual advierte a los gobiernos occidentales sobre cuáles deberían ser sus relaciones con Yugoslavia. A continuación, atentos a la importancia de los argumentos expuestos, lo publicamos íntegramente:

Por una parte, Yugoslavia pomposamente informa que para lograr su recuperación económico-financiera cuenta con el apoyo de la casi totalidad de los gobiernos de Europa Occidental. Simultáneamente, por otra parte, Yugoslavia acusa a esos mismos gobiernos de librar contra ella una "guerra especial" en concurso con "enemigos internos". Así se expresó el jefe comunista esloveno el día 29 de marzo frente a la presidencia del Partido. Más aún, Kućan sostuvo que esta actitud dúplice no es sabia ni conveniente. El discurso completo de Kuéan aún no ha sido publicado íntegramente en Yugoslavia.

Es realmente cierto que no es in, distinto a cuál Yugoslavia prestarán su misericordiosa ayuda y apoyo el FMI, los acreedores externos, los diversos gobiernos y bancos, con el objetivo de estabilizar su hacienda y finanzas. ¿Estos apoyos deben ser aprovechados por una Yugoslavia que condena las concepciones occidentales de lo que deben ser las libertades humanas esenciales, interpretándolas como "contrarrevolucionarias", "antiyugoslavas" e incluso "fascistoides"? ¿O deben ayudar a la otra Yugoslavia, la que se declara presta a colaborar con Europa, la que se autoimpuso la democratización, la que considera que la economía de mercado es correcta "per se" y no por imposición del F.M.I.?

¿A la Yugoslavia que sostiene que el servicio civil como alternativa del servicio militar es un aporte al diálogo y natural disenso democrático, como ya lo entendieron Hungría y Polonia? ¿O a la Yugoslavia que niega esta posibilidad acusando a sus sostenedores de ser parte de la "reacción contrarrevolucionaria"?

Al parecer, algunos personajes enquistados en la central unitarista de Belgrado creen a pie juntillas que las consecuencias negativas de los hechos se pueden evitar tan sólo con la prohibición de la publicidad de los hechos causantes. El periodista extranjero que informó del intento de golpe militar en Eslovenia el 25 de marzo, utilizando para ello exclusivamente datos oficiales, fue investigado y hostigado por la policía federal yugoslava. Un diario de Belgrado, Politika, asesorado e influenciado indudablemente por la policía secreta, intentó vanamente en sus páginas crear un supuesto vínculo entre el mencionado corresponsal extranjero y el periódico independiente esloveno Mladina, para poder incriminarlos y presionarlos, amenazando y advirtiendo al periodista que podía serle retirada la acreditación profesional para evitar que remita al exterior sus informes periodísticos.

Numerosas instituciones extranjeras, incluso gobiernos, insisten tozudamente, como si fuera una virtud, en mantenerse fieles a una imagen amable de una Yugoslavia unida, pacífica y progresista, imagen ésta creada para consumo Occidental en la década del 50. Sin embargo, nada más alejado de la verdad! La propia prensa yugoslava, oficialista, se en-carga de despertarlos a la realidad: Recientemente el diario NIN, que se halla bajo el control y supervisión del jefe comunista de Servia, Milošević, publicó el siguiente texto: "Hoy existen dos concepciones antagónicas sobre Yugoslavia". Con motivo del actual proceso de salvataje financiero de Yugoslavia, encabezado por el FMI, también en círculos occidentales en Belgrado se pudieron oír expresiones antifederalistas ( ¡pro dictadura centralista!) condenando a Eslovenia y Croacia por haber manifestado a fines de 1987 su desconfianza sobre el éxito del gobierno de Mikulić.

Los eslovenos y los croatas llevan ahora el sambenito de ser los barulleros, que con sus exigencias y puntos de vista independientes sólo provocan en el resto de Yugoslavia "reacciones inamistosas", "animadversión" e impiden el "exitoso desarrollo" de la financiación. El gobierno de Alemania Federal y particularmente algunos miembros del Parlamento (Bundestag) se manifestaron propicios a la ayuda financiera a Yugoslavia en forma incondicional; tan llamativa resultó esta actitud que otros gobiernos occidentales disgustados hablaron de "actitud improcedente y fuera de lugar". Correspondería en estos momentos una prudente actitud de expectativa.

Yugoslavia necesita la ayuda financiera externa. Naturalmente, persiste aún la incógnita si el gobierno de Mikulić se ocupa seriamente por el saneamiento interno de la economía o por la implantación de la economía de mercado. Existe la posibilidad de que una vez más el régimen zafe de esta situación mejorando el estado económico. Sin embargo, algunos indicadores son negativos. Por una parte, no sería suficiente si se adoptan medidas solamente en el campo económico, mientras por la otra parte, sería pedir demasiado el pretender que simultáneamente comience a notarse una sensible mejoría en el resto de las áreas: política, social, laboral, educacional, etc.

De todas formas, suena utópica la sanación de Yugoslavia, mientras algunas de sus instituciones fundamentales, como la cúpula de sus FFAA, e incluso la de ciertas repúblicas (Servia, por ej.) persistan en una política de hostigamiento y amenazas contra las regiones económicamente sanas: A raíz de la caída de la productividad en la mayoría de Ias repúblicas, se aumentarán los aportes a Ias mismas provenientes del Tesoro, para enjuagar los déficit, incluyendo el más voluminoso de todos, el de las FFAA. Este déficit se cubrirá exigiendo el aporte a Eslovenia de acuerdo a su proporción en el PBI yugoslavo, que asciende a un 25 %! Es poco serio afirmar que Eslovenia voluntariamente sufrirá semejante sangría económica para financiar a un ejército que, según la expresión del líder comunista esloveno Kućan, ofrece su "ayuda" en el supuesto de que "el pueblo, tras las detenciones, resuelva ganar la calle".

No es realista el que las naciones occidentales pretendan mantener una relación política con Yugoslavia ignorando a las repúblicas de Eslovenia y Croacia, las más desarrolladas y más identificadas con los valores culturales occidentales. Esta actitud incomprensible la practica también el F.M.I., el cual incluso durante las conversaciones previas al último acuerdo con Yugoslavia, consideró superfluo el aconsejarse con representantes de estas dos repúblicas. En Ljubljana corre la versión de que el gobierno sabe cómo retener a los negociadores extranjeros en Belgrado, para evitar estos encuentros. De todas formas es evidente que el poder central, ya sea el estatal o el partidario, generalmente se inclina por defender los intereses de las regiones menos desarrolladas. En este aspecto, Yugoslavia difiere de otros estados federados, en los cuales el gobierno federal se rige según el modelo de las regiones más desarrolladas y progresistas, o, en su defecto, según un modelo representativo que abarque el promedio de la nación. Esta discriminación que llevan a cabo los gobiernos occidentales con las repúblicas que integran Yugoslavia no es agradable, pero es-ta situación incómoda fue provocada por los propios yugoslavos.

SABIO CONSEJO

Precediendo un extenso comentario sobre la crisis en Yugoslavia, el FRANKFURTER ALLGEMAINE ZEITUNG del 8 de julio de 1988 trae una breve introducción rubricada por su redactor J. G. Reissmüller, titulada "Con los retratos de Tito".

"Conmoción en la ciudad croata de Vukovar: diez mil operarios de la fábrica de calzado `Borovo', que conformaban exactamente el 50 % de la masa laboral empleada en la firma, estaba en huelga y manifestando por las calles de la ciudad. Posterior-mente, cinco mil de ellos viajaron hasta Belgrado y penetraron en el edificio del congreso. El calzado de 'Borovo' goza de un bien ganado prestigio en Yugoslavia; sin embargo la crisis económica yugoslava obligó también a los obreros de 'Borovo' a vivir con el miserable salario mínimo.

Ahora exigen la duplicación de sus salarios y nadie sabe de dónde sacará esos fondos la empresa vaciada. Los obreros durante sus manifestaciones portaban cartelones con el retrato de Tito, pretendiendo con esta neutralizar una posible represión de las autoridades.

Allá en la década del sesenta y setenta, millones de ciudadanos yugoslavos gozaron un bienestar ficticio sin fundamento alguno. Tito se pavoneaba de ser el benefactor, y muchos habitantes de Yugoslavia, entre ellos los obreros, lo adoraron por ello. Pero desde hace ya tiempo que las funestas consecuencias de la equivocada política económica de la época titoísta están a la vista: Empresas descapitalizadas, deuda externa, inflación, desocupación, etc. Los obreros de la fábrica 'Borovo' deberían examinar más de cerca a "su" Tito.

KUČAN: "LA DEMOCRACIA ECONOMICA NO ES POSIBLE SIN DEMOCRACIA POLITICA"

Publicamos a continuación la entrevista al jefe de la Liga de los Comunistas de Eslovenia realizada por Mariló L. de Elvira, aparecido en el prestigioso diario madrileño EL PAIS, del 17 de julio de 1988:

"Milan Kučan es, a sus 47 años, la persona más popular de Eslovenia, y eso a pesar de ser el jefe de la Liga de los Comunistas de esta república en la que residen un 8 por ciento de los casi dos millones de yugoslavos. Kučan habla despacio, gesticula poco, sonríe muy de cuando en cuando. Tres años al frente del Presidium del Comité Central han encanecido los cabellos de este abogado, pero lo ha compensado rodeándose de gente joven. Puede que sea tímido, pero a la hora de defender sus ideas reformistas nadie le hace callar, ni los cuadros más inmovilistas y ortodoxos ni los militares revolucionarios, acostumbrados a que los políticos no les rechistaran.

Kučan proclama "un socialismo a la medida del hombre" que permita a Yugoslavia subirse al tren europeo que se dirige hacia el año 2000. Los eslovenos más críticos (sin duda muy numerosos) creen que Kučan debería dar un salto cualitativo y abrir un proceso de democratización poner en práctica, aunque sea uni-lateralmente, sus sueños. Pero esto es realmente exigirle demasiado.

Pregunta: ¿Cuáles son los fundamentos de la crisis económica que atraviesa Yugoslavia?

Respuesta: La crisis económica no es tal; se trata de una orisis social general cuya solución pasa, dicho a grandes rasgos, por tres premisas: la reforma económica propiamente dicha, la reforma política —sin la cual es inviable la primera— y la reforma del papel que debe desempeñar la Liga de los Comunistas. La crisis que vivimos es consecuencia de la autosatisfacción del pasado.

P.: ¿Qué implica la reforma económica?

R.: Se trata de realizar una transición a un modelo económico de mercado; es decir, a un modelo que to-me en consideración las leyes económicas en las condiciones específicas de una propiedad social y de una planificación socialista autogestionaria.

P.: ¿Qué hay que cambiar?

R.: Cuestiones básicas. Hay que que haga posible una mayor participación de la gente en la vida económica y política. Es decir, que tengan la posibilidad de articular sus intereses tanto a escala del individuo como del pueblo, la república y la federación. Es algo muy simple: una democracia económica no es posible sin una democracia política, y una circulación libre de bienes y servicios no es posible sin una circulación libre de ideas.

P.: ¿Le tiene miedo a la Europa de 1992?

R.: Yugoslavia tiene que prepararse para poder comunicarse con el resto de Europa en los niveles económicos, de organización tecnológica y científica, ya que nos hemos quedado rezagados. Por ejemplo, España, al plantearse la entrada en la Comunidad Europea, se encontraba ante un dilema similar. A fin de estar en condiciones adecuadas, el Gobierno socialista se zambulló en la reconversión de la industria siderúrgica y naval. Este fue el precio que pagó, no político, pero sí económico y social.

P.: Pero Yugoslavia no parece que vaya por muy buen camino en este sentido.

R.: Fuimos por mal camino.

P.: ¿Entonces es optimista?

R.: Si no lo fuera no estaría aquí

EVITAR LA CATASTROFE

P.: ¿Ocupa Eslovenia la vanguardia de las reformas?

R.: Es difícil decir si somos la van guardia; pero si sentimos totalmente la necesidad de implantarlas. Nuestra estructura económica lo exige demanera terminante. Hay que apoyar, como se está haciendo en China, aquellos sectores que son capaces de adaptarse rápidamente a los flujos económicos mundiales y no a los que están frenando el desarrollo. Esto desembocaría en una catástrofe. La división correcta en Yugoslavia es entre la economía progresista y la economía conservadora.

P.: ¿Es la democratización una alternativa a la autogestión?

R.: No, ya que la autogestión debe ser total, real.

P.: Usted aboga por un socialismo a la medida del hombre. ¿Qué quiere decir y por qué no ha sido así hasta ahora?

R.: Esta es una pregunta compleja, pero expuesto de una forma simple diría que durante largo tiempo fue una premisa ideológica que el socialismo debía competir con el capitalismo. Y ahora se ha vuelto a la idea marxista de que a un nivel de desarrollo alto se empiezan a poner de relieve las ventajas del socialismo en términos de una mayor humanización. Y ello abre un segundo nivel del desarrollo del socialismo en Yugoslavia. Es decir, que el socialismo no es el paraíso prometido en el cual viviremos en el futuro, sino que esta vida mejor ,estos niveles tecnológicos necesarios, han de ser contemporáneos nuestros.

P.: ¿Qué piensa que quiere hacer Gorbachov con el socialismo?

R.: Gorbachov, China, los checos, los húngaros, todo el mundo socialista, incluyéndonos a nosotros, se encara con este problema clave. Es decir, cómo incrementar la eficacia económica del socialismo, ya que es un hecho que es inferior a la del mundo capitalista. Todo lo demás, todas las reformas sociales y políticas están en función de ello. Sin embargo, la manera como los diferentes países se adentran en estos procesos varía mucho entre sí. Y creo que puedo decir que Yugoslavia tiene una ventaja en este sentido en cuanto al conocimiento teórico, ya que en el séptimo congreso de la Liga de los Comunistas ya se planteo. El problema fue que no hemos sido capaces de plasmarlo en la práctica. Nosotros cometimos errores, errores que Gorbachov no tiene por qué cometer, pero si en algún punto Lenin tenía razón es cuando dijo que todas las naciones llegarán al socialismo, pero cada una lo hará siguiendo su propio camino. La similitud que puede haber entre nuestros dos países es que ambos son Estados multinacionales, y los procesos de democratización han actaulizado la cuestión nacional.

P.: ¿Dónde se encuentran en Yugoslavia las mayores resistencias a las reformas?

R.: Hay dos tipos de resistencias importantes. La primera es la propia estructura económica y social existente, incapaz de aceptar el reto de una transición a la economia de mercado, de apertura hacia el mundo, de la competencia mundial. Yugoslavia se ha desarrollado como un todo económico autárquico, donde les normas en cuanto a la calidad y el trabajo no eran equiparables con las internacionales. Además, esa reforma implica una reducción de los puestos de trabajo, algo muy candente teniendo en cuenta que ya tenemos un millón de parados en Yugoslavia. También hay que mencionar la incapacidad de gran parte de los dirigentes para enfrentarse con esta nueva perspectiva de la reforma.

P.: ¿Y la segunda resistencia?

R.: La otra resistencia aparece en el campo ideológico. Hay posiciones dogmáticas y una idea deformada y errónea de lo que debiera ser el socialismo. Es decir, se ha producido una manipulación ideológica sobre lo que es el socialismo y el comunismo. Porque nosotros debemos preguntarnos si nos encontramos ya en cl socialismo o tan sólo en su principio. El socialismo debiera dar a Ias personas según el trabajo que realizan, y no según las necesidades que tengan, ya que esto significaría comunismo, Ia meta a la que llegará la humanidad en un futuro lejano. La idea de que los hombres deben tener sus necesidades satisfechas significaría un igualitarismo en la pobreza, y ello no puede incentivar a nadie inteligente.

P.: ¿Cree que el papel de la revista Mladina (Juventud) es positivo, que tendría que haber más glasnost, que las cosas tendrían que llamarse por su nombre?

R.: La democratización de la vida política hace posible también la expresión de los puntos de vista de las personas. Eslovenia es rica en medios de comunicación, se venden muchos diarios extranjeros. Es un espacio abierto, ya que se puede ver la televisión austriaca, la húngara, la italiana. Aunque quisiéramos, no podríamos permanecer aislados. Y Mladina cumple su función dentro de este espacio. El desarrollo de los medios de comunicación es de capital importancia en un proceso de democratización, ya que una democracia real es sinónimo de responsabilidad, y nosotros estamos sufriendo las con-secuencias de la responsabilidad por la palabra escrita y hablada.

P.: ¿Cuál debe ser el papel de la Liga de los Comunistas?

R.: No se trata de reducir la presencia del partido en la vida política de Yugoslavia, sino de una nueva forma de hacerse valer. Es decir, debe organizarse como un grupo de personas que sean capaces de formular una visión de la sociedad yugos-lava que atraiga y movilice a la mayoría de los ciudadanos. Ello significa decir adiós a la Liga de los Comunistas como partido, esto es, que se separe de las cuestiones económicas, políticas, que deje de ejercer una influencia directa sobre las tareas legislativas, el Ejército, la policía, la Prensa, la cultura, el arte. Debe aproximarse al concepto que le dio Marx en el Manifiesto, donde se utilizaba esta idea y no la de partido. El problema es que no podemos trabajar como un partido y no sabemos trabajar como una liga de comunistas. Ya hemos hablado antes de Gorbachov. El se encuentra aún en el punto en que una decisión del partido vale para toda la sociedad, aunque el partido represente a una minoría, como ocurre en Eslovenia. Hay que reflexionar sobre si podemos construir una sociedad moderna sobre la idea de que siempre tiene que haber clases enfrentadas. Creo que esto es algo fundamental, si la lucha de clases en el marco de una sociedad moderna es posible, y creo que no lo es.

P.: ¿Una sociedad moderna no necesita pluralismo político?

R.: Pienso que el mundo entero se encamina hacia un mayor desarrollo del pluralismo político, y que és-te debe darse en interés de la humanidad y de la civilización. Que deben prohibirse únicamente aquellas formas de organización política cuya meta es la subordinación del hombre por el hombre o de un pueblo por otro pueblo. Con ello, no creo que el pluralismo político en el sentido multipartidario sea el único posible. Nos esforzamos en desarrollar una forma de pluralismo político no partidario; es decir, una forma de pluralismo de intereses, que es el contenido de la autogestión socialista.

P.: ¿Lo conseguirán?

R.: Vivimos una transición de una forma inicial de socialismo hacia una forma más cualitativa de socialismo. Esta transición genera bastante dolor, y el desenlace no está garantizado. Es decir, Yugoslavia emergerá como una sociedad fuerte, moderna, abierta hacia el mundo y federal, donde se coordinen todos los intereses ideológicos, politicos y económicos... o Yugoslavia, tal como la conocemos hoy, dejará de existir. Esta-mos convencidos de que ocurrirá lo primero.

P.: Pero nada será igual.

R.: Nada, ni la Liga, ni el contenido del socialismo, ni el contenido de la autogestión, ni el carácter nacional de las naciones yugoslavas, ni tampoco el papel de las instituciones, incluido el del Ejército Popular."

LA CRISIS YUGOSLAVA

Reproducimos a continuación el análisis de Boris Široki sobre este tema, publicado en EL UNIVERSAL, prestigioso diario de Caracas, del 26 de junio de 1988.

Los medios internacionales de comunicación están informando últimamente con mucha insistencia y visible preocupación sobre la explosión de una grave crisis en Yugoslavia, la cual está sacudiendo seriamente los mismos cimientos de su estructura estatal, situación que obligó recientemente a convocar una reunión de emergencia de la Liga Comunista, único partido que hace casi medio siglo gobierna a este país balcánico.

El periódico Komunist, de Belgrado, publicó con unos días de anticipación a dicha sorpresiva reunión las declaraciones de Marco Orlandich, miembro del Presidium (Politburó) de su Comité Central y como tal, uno de los voceros más calificados de este Gobierno dictatorial, quien aseveró que la misma se celebrará "con el propósito de buscar la manera de superar una aguda crisis política y económica que socava nuestro sistema". Durante su desarrollo, que se caracterizó por una rebelión casi abierta contra la máxima dirigencia del régimen, muchos de los delegados participantes exigieron la reestructuración general de su cúpula, culpándola por no introducir oportunamente los cambios necesarios para enfrentar la crisis e insistiendo que "es improbable que quienes nos han conducido a la misma puedan sacarnos de ella".

La coyuntura económico-moral de Yugoslavia ofrece actualmente un cuadro deplorable. La corrupción es general y hace tiempo prácticamente institucionalizada, hasta tal extremo que en la misma están involucrados los jerarcas coma el almirante Branko Mamula, ministro del Ejército, jubilado sorpresivamente. También es mundialmente conocido el caso de desfalco cometido en el complejo agrícola Agrocomerc que sufrió pérdidas por unos 300 millones de dólares USA, caso que forma parte de una cadena larga y penosa de otros hechos delictivos, algunos de proporciones aún mayores. A su vez, el tan cacareado sistema de "auto-gestión» resultó un fracaso total, situación que provoca las huelgas masivas de los obreros en todo el país y amenazas consecutivas de supri-mirlas por medio de la intervención militar.

La deuda externa de Yugoslavia supera 21.000 millones de dólares, situación que obligó a su gobierno dictatorial a pactar con el Fondo Monetario Internacional, aunque en el último momento de las conversaciones que se realizaron hace poco en Washington, la delegación yugoslava intentó esquivar una vez más los términos que le imponía esta transnacional para que suavice su estatizado sistema económico consciente que dicha liberalización provocaría mayores aspiraciones democráticas de sus sojuzgados pueblos. Es factible que tanto el FMI como el Banco Mundial, cedan de nuevo en sus exigencias, manipulados ambos organismos financieros por la política miope del Departamento de Estado norteamericano, cuyos "expertos" en la "cuestión balcánica" confían todavía que este enclenque Estado llamado Yugoslavia ("país de los eslavos del sur") representa una garantía para el statu quo en el área sudeste de Europa, sirviendo de barrera contra una posible penetración soviética al Mediterráneo.

Precisamente este "juego bizantina", hábilmente practicado durante varias décadas por el difunto José Broz, aunado a la férrea dictadura comunista, ha dado relativos frutos, permitiendo que una formación artificial como ésta, integrada por naciones de distintas culturas, religiones y desarrollo socioeconómico disímiles, pueda conservarse todavía. Sin embargo, basta recordar el hecho cierto de desmoronamiento de la Yugoslavia monárquica en apenas unos días durante la Segunda Guerra Mundial, para darse cuenta que la política del Departamento de Estado norteamericano descansa sobre unas suposiciones erradas. Asimismo, hay que tomar en consideración la tradicional amistad de los servios, grupo étnico dominante también en esta segunda Yugoslavia, ahora marxista, con el pueblo ruso, la cual se mantiene a pesar de la discordia aparente que hubo entre Stalin y Tito, superada totalmente con la reciente visita de Gorbachov a Belgrado, donde el líder soviético fue recibido con mucho cariño y pompa, la cual acostumbran montar todos los regímenes dictatoriales a los huéspedes que les interesan.

A estos negativos factores morales y económicos que corroen la estructura aparentemente monolítica del Estado yugoslavo, se suma la persecución sistemática de cualquier brote de oposición al régimen, con métodos implacables de su refinado y experto aparato opresivo, que no respeta los más elementales derechos humanos. A pesar de dicho terror (Yugoslavia tiene el mayor número de policías entre los países europeos, en proporción a su población y también el mayor número de presos políticos en la órbita comunista), sus pueblos están reaccionando con renovada energía e insistencia en defensa de sus libertades ciudadanas y políticas, formando los movimientos cada vez más activos de características democráticas, especialmente en Eslovenia y Croacia, las naciones de mayor nivel cultural y económico, a las cuales se une la resistencia tenaz de unos dos millones de albaneses que también anhelan ~el merecido respeto de su identidad.

Aunque no se puede asegurar todavía la hora exacta del desenlace definitivo de este dramático proceso de putrefaccin de la "nueva clase" yugoslava, como la denomina Milovan Djilas, uno de sus principales ideólogos, actualmente también disidente, sus orígenes se remontan al Tratado de Versalles (1919), el cual creó esta artificial e inoperante conformación estatal balcánica. Fomentar falsas perspectivas sobre una realidad tan evidente como es la ineficiencia comprobada del Estado yugoslavo resulta insensato y peligroso no solamente para el desarrollo democrático a que tienen derecho natural los pueblos que lo están integrando a la fuerza, sino también para el logro de la seguridad de esa neurálgica zona geopolítica donde se podría provocar próximamente un nuevo Sarajevo (1914), de consecuencias imprevisibles para la paz mundial.

YUGOSLAVIA: GRAVE CRISIS INTERNA

El diario brasileño DIARIO DO PARA que se edita en la ciudad de Belem, en su edición del 24-7-1988, publica bajo el título del epígrafe el siguiente artículo del prestigioso periodista Fernando Moreira de Castro, especialista en política internacional:

"Yugoslavia estuvo envuelta en una ola de huelgas que llegó a paralizar el país. El gobierno de Branko Mikulić afirma que el movimiento terminó. Y todos sabemos que el origen de la revuelta fue la miseria y la pobreza.

Yugoslavia está enfrentando una seria crisis económica, que provocó desvalorización del 23,9 % de su moneda, el dinar, en relación al dólar. El país tiene una tasa de inflación acumulada del 152 % tan sólo en los primeros cinco meses del año, una deuda externa de 21 billones de dólares, una tasa de desempleo que llega al 15%.

Actualmente, el gobierno está tratando de imponer un paquete económico propuesto por el FMI que prevé un congelamiento en los sueldos, un aumento en los precios y una caída del consumo interno, tendiendo a aumentar Ias exportaciones. El objetivo es acumular dólares para reducir el déficit en las cuentas externas y pagar la deuda. Boško Krunić, líder del PC yugoslavo, admitió que Ias medidas provocarán enorme des-contento y previó que `ciertamente habrá conflictos sociales graves'. Krunić rechazó el llamado en favor del sistema multipartidario y dijo clara-mente que el PC continuará manteniendo el control absoluto del poder en el país.

Actualmente, el operario yugoslavo está trabajando de más y ganando de menos y por eso reclama, protesta y hace huelgas. Mikulić, el jefe del gobierno, amenaza intervenir con las fuerzas armadas, afirmando que defenderá el sistema contra aquellos que se organizan con el objetivo de subvertir el orden constitucional. Acusó a los `nacionalistas' y la `derecha burguesa'. El ejército, como se sabe, es la única garantía, más que el Partido Comunista, de la unidad yugoslava, país dividido en seis repúlicas (Servia, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Macedonia y Montenegro, además de dos regiones autónomas, Vojvodina y Kosovo).

Sin embargo, Eslovenia acaba de desafiar el poder de los militares, lo que causó la prisión de dos periodistas, Ivan Janša y David Tasić, por orden de la cúpula militar de línea dura, bajo pretexto de que ambos criticaron a los jefes de las fuerzas armadas.

En este momento, como puede observarse, se está trabando una verdadera lucha entre reformistas y ortodoxos en Yugoslavia, que aunque tiene un régimen socialista, no pertenece al llamado bloque soviético.

El encarcelamiento de los dos periodistas causó gran impacto entre Ios dirigentes reformistas, la prensa y también en los centros estudiantiles y universitarios. Los líderes reformistas denominan su movimiento `Primavera de Eslovenia', aludiendo a las reformas liberalizantes de Checoslovaquia de 1968. Los militares, a su vez, acusan a la prensa eslovena de estar conduciendo una `guerra' contra el ejército y participando de una 'contrarrevolución'. Los líderes reformistas responden afirmando que si el gobierno de Belgrado no interviene en el caso de los periodistas, el resultado será una revuelta popular.

Ahora, además del problema económico, existe el problema político, involucrando a varios militares, inclusive al ex ministro de defensa, Branko Mamula.

Y recientemente, el poderoso jefe del partido servio, Slobodan Milošević, fue acusado de amenazar e intimidar a la franja mayor del partido; y según se informa, Milošević fue acusado de desencadenar una lucha total contra todos los que piensan de forma diferente en el partido servio, la mayor organización comunista de Yugoslavia. Este es el más reciente episodio público de desunión entre los líderes del partido comunista yugoslavo en medio de la peor crisis económica y política nacional. Milošević, a quien imputan altas ambiciones políticas, apareció en el primer plano nacional en el mes de septiembre del año pasado, cuando un grupo conservador del PC de Servia expulsó una fracción liberal, conducida por el ex presidente del comité central servio.

Ante la situación actual yugoslava no es exagerado afirmar que tanto la unidad nacional cuanto el sistema o la Constitución se encuentran amenazados.

Las autoridades yugoslavas tienen que demostrar que están hablando en serio cuando se refieren a un pro-ceso de democratización en el país.

Quizá sea por lo que está ocurriendo en Yugoslavia que Mikhail Gorbachev, defensor de la perestroika en la URSS, incluyó a Eslovenia en el derrotero de su visita a Yugoslavia".

Traducción: SILVIA BUNGE

LAS PERSECUCIONES DE LOS ALBANESES EN YUGOSLAVIA

ARKA DE INFORMACIONES, quincenal polaco (México/Venezuela, N9 111, junio de 1988), publica el artículo del Xhevat Kallafxhi titulado "El salvajismo comunista es igual en todas partes", que transcribimos íntegramente.

"Abril de 1988 marca el séptimo aniversario de las manifestaciones hechas por gentes de raza albana dentro de Yugoslavia en más de una docena de ciudades mayores en las regiones de Kosove y Macedonia. Las manifestaciones, que atrajeron decenas de miles de estudiantes, intelectuales, trabajadores, granjeros y niños (30.000 personas reunidas el 2 de abril de 1981 tan sólo en Prishtine), terminaron en tragedia cuando Yugoslavia intervino con las fuerzas policíacas, fuerzas armadas, helicópteros y tanques, dejando incontables manifestantes muertos y heridos en las calles. Los manifestantes se habían reunido pacíficamente para pedir igualdad de derechos con otros ciudadanos yugoslavos de los cerca de dos millones y medio de albanos en Kosova, Macedonia y Montenegro.

Tras la sangrienta supresión de la manifestación, en lo que fue el más violento incidente en la postguerra yugoslava, las autoridades de Belgrado declararon el estado de emergencia en la provincia de Kosove, e instituyeron una brutal política de represión en contra de la población Al-bana, la cual continúa hasta hoy. Cientos de cientos de manifestantes y de sus apoyadores y simpatizantes fueron arrestados, juzgados y sentenciados de 1 a 15 años de prisión.

De acuerdo con Milován Djilas, 'Yugoslavia tiene un mayor número de prisioneros políticos, proporcionalmente hablando, que la misma Unión Soviética. Aún más significativo es el hecho de que el 80% de los reclusos son étnicamente albanos, aunque las autoridades dicen que ellos sólo representan el 9% de la población total en el país. Desde 1981, cerca de 6.000 de ellos han sido encarcelados por razones políticas, con cargos tales como hacer peligrar la seguridad estatal y similares. Imagine por un momento una ciudad de dos millones y medio de habitantes, de los cuales 6.000 han sido encarcelados, simplemente por haber hecho uso de su derecho constitucional a expresar sus inconformidades. Tal es la situación de los habitantes de Kosovo dentro de la federación comunista yugoslava en el presente. Muy diferente, es aparentemente, la situación en Hungría, país comunista vecino de Yugoslavia, en el cual se reporta que no existe un solo pre-so político en sus prisiones.

Los nacionalistas albanos en Yugoslavia son tratados como ciudadanos de segunda clase. No sólo se les niegan derechos iguales, sino que además se les presiona muy duro económicamente. Aunque su tierra es rica en recursos naturales y agropecuarios, su nivel de vida es el más bajo de la federación. Tienen la tasa de desempleo más alta y el ingreso per capita más bajo de cualquier región de Yugoslavia.

Al estar bajo el pulgar de Servia, Kosova nunca ha podido disfrutar de la riqueza de sus tierras y de los productos de su propia labor. Los rojos oficiales yugoslavos acusan a los albanos sin fundamento, los encarcelan sin causa, los oprimen sin misericordia. También han tratado de usar a la religión como una cuña para dividirlos y causar fricción entre ellos. En Kosove, Macedonia y especialmente en Montenegro, han tratado de enfrentar a los albanos católicos contra los albanos musulmanes. Dándoles a los últimos el apelativo de 'Turcos', les dicen a los albanos católicos' ¿por qué se molestan por los 'Turcos' de Kosove que los tuvieron cautivos por más de 400 años?" Por otra parte, ejercen presión sobre las mujeres y los niños musulmanes para que dejen de asistir a los servicios en las mesquitas, alegando que tales reuniones tienen motivos políticos.

El órgano de la diócesis católica de Kosove, 'Drita', el clero católico albano, y el clero musulmán albano han sido también blanco de la propaganda yugoslava y de las agencias de seguridad.

Siguiendo a las manifestaciones de 1981 estas agencias les advirtieron que publicaran notas condenando las manifestaciones. La táctica no tuvo éxito. El 'Boletín Católico de Albania', que ha observado de cerca los acontecimientos en Kosove y los ha reportado regularmente al público, merece ser mencionado por este servicio.

Los derechos que pertenecen a los albanos que viven en Yugoslavia no pueden ser denegados indefinidamente, sin contemplar las medidas que se toman contra ello. Por el contrario, entre más duras las medidas, más duro lucharon por su causa. Los líderes comunistas de Belgrado deben darse cuenta que es en bien de los intereses de Yugoslavia que se solucione el problema de Kosove de manera pacífica. Dejen que se les permita analizar el problema de una forma realista y pragmática, y que se abandonen los elementos chauvinistas que se usan para mantener cautivos a los albanos. ¿Debemos recordarles que nos encontramos en pleno siglo XX? Es hora de que se reconozca el derecho de los albanos a tener su propia república y libre de Kosove, y vivir bajo su ala como un grupo étnico compacto, que comprende a todos los albanos que en el presente se encuentran divididos entre las tres repúblicas de Servia, Macedonia y Montenegro. De cualquier otra manera, Kosove continua-rá siendo el punto débil de Yugoslavia roja.

Al conmemorar el séptimo aniversario de la manifestación de 1981 en Kosove, tenemos confianza en que los albanos de todo el mundo recordarán con profundo respeto a todos los que perdieron sus vidas en las manifestaciones, así como aquellos que están en este momento sufriendo persecuciones o cárcel en Yugoslavia, a causa de estar involucrados en la manifestación. Ellos son héroes de una causa justa, la cual está destinada a triunfar, tarde o temprano.

XHEVAT KALLAJXHI

Reseña de libros

ANTHONY KNEŽEVIĆ: "A short history of the Croatian nation"

(Breve historia de la nación croata). Segunda edición ampliada. Traducción del croata al inglés por Rudolph J. Hrašćanec. Publicado por la Unión Católica Croata en Philadelphia, Pa., USA, 1987, pp. 158 con ilustraciones.

Habiéndose agotado la primera edición en inglés de la presente obra sobre la historia croata, publicada en 1983, el patrocinante de la misma decidió publicar la segunda edición, un tanto ampliada para servir mejor a los propósitos que motivaron la traducción del original croata (1961). La ampliación fue efectuada por el mismo autor del texto original en croata, el profesor A. Kneiević, y por el traductor profesor R. Hrašćanec, al agregar a los diez capítulos originales unas veinticinco páginas de referencias bibliográficas y notas adicionales.

El primer capítulo —Aparición croata en la historia— comprende datos sabre la tierra ancestral (Croacia Blanca o Gran Croacia al norte de los Cárpatos), el origen del nombre, el bautismo durante el reinado del papa -Agatón (678-881) y sobre la primera organización estatal croata bajo los duques Vojnomir (791), Višeslav (800), Ljudevit (810-823) en las llanuras de la Panonia y bajo Mislay (830-845) en Croacia marítima o dálmata.

En el segundo capítulo —La casa de los Trpimir— se describen las épocas de Trpimir (845-864), llamado dux Chroatorum según lápida del año 852, Domagoj (864-876), Zdeslav (878-879), Branimir (879-892) y Mutimir (892-910) a quien sucede su hijo Tomislav (910-928) como primer rey croata coronado en 925 a quien se dirige el papa Juan X con las palabras: "dilecto filio Tomislavo regi Croatorum". En aquella época, reseñada en el tercer capítulo intitulado Croacia se convierte en reino, aparecen los magiares en Europa en su intento de invadir Roma, lo que impide, primero el rey Tomislav y luego el emperador Oton I en la batalla cerca de Augsburgo. En la nota agregada a este capítulo, el profesor Kneievié relata extensamente el significado del primer y del segundo Concilio eclesiástico de Split en 925 y 928 respectivamente, y explica la jurisdicción del obispo Gregorio de Nin - Episcopus Chroatorum, el uso de los libros eclesiásticos "glagolíticos" y del idioma croa-ta en la liturgia (p. 112-116). La escritura "glagolítica" y su rol notable en la vida cultural de los croatas la explica el profesor Kneievié con el caso de Zakon Vinodolski (1288 - La Ley de Vinodol) y de Codex de Reims del año 1395 - Texte de sacre. Con los sucesores del rey Tomislav, i.e. Mihajlo Krešimir II (946-969), Stjepan Driislav (969-997), Stjepan I (1030-1058), Petar Krešimir IV (1058-1074) uno de los más grandes reyes de la dinastía nacional croata, y, por fin, Dmitar Zvonimir (1076-1089), después de un breve interregno de Stjepan II (1089-1091) y Petar Svačić (1091-1097), se extingue la dinastía de sangre croata y con este hecho termina el primer período de la milenaria historia croa-ta, de los cuatro períodos en los cuales generalmente se divide hasta 1918. Este primer período de la historia croata, que duró unos cuatrocientos años, se caracteriza en lo politico por la defensa de la integridad territorial contra los búlgaros, los venecianos y los magiares, y en lo religioso por la lucha para conservar sus privilegios de hacer uso de la lengua nacional y la escritura "glagolítica" en la liturgia.

Fallecido Zvonimir sin heredero, luego de luchas con los pretendientes croatas Stjepan y Petar Svačić, el rey húngaro Ladislao (1077-1095), a la sazón hermano de la viuda de Zvonimir, trató de ocupar el trono del Regnum Croatiae et Dalmatiae sea iure successionis sea manu militari, pero sin éxito definitivo. Sin embargo, durante la ocupación de Croacia del Norte, Ladislao estableció la diócesis en Zagreb, en 1094, con el fin de separar esta parte de Croacia de la jurisdicción eclesiástica de los obispos de la Croacia marítima - dálmata. La disputa húngaro-croata por la herencia del trono croata fue resuelta mediante un convenio pactado en 1102, entre el rey Koloman y los jefes de las doce tribus principales croatas Pacta Conventa— estableciendo la unión personal entre dos reinos separados e independientes: el reino de Hungría y el reino de Croacia y Dalmacia. El primer rey húngaro-croata fue Koloman (1102-111b) coronado en 1102 en Biograd na Moru con la corona del rey Zvonimir después de haber prometido que sus sucesores respetarán la coronación separada y después de haber reconocido todos los derechos del reino croata, i.e. no pagar tributo alguno a cambio de defender el reino cada vez que fuere necesario.

Con la corocación de Koloman comienza el segundo período de la historia croata cuya primera parte el profesor Kneiević sintetiza en el cuarto capítulo de su obra, con el título Croacia en la comunidad estatal con los Arpad. Los doscientos años de la convivencia estatal húngaro-croata bajo la dinastía húngara abarcan el reinado de los reyes Esteban II (1116-1131), Bela I (1131-1141) desde cuya época los reyes húngaro-croatas llevan el título "Rex Ramae" i.e. Bosnae, Geza I (como rey húngaro Géza II) y Esteban IV (141-1162 y 1163-1172), Bela II (I I I ) (1172-1196) bajo cuyo reinado em-pieza a introducirse el feudalismo en Croacia al recibir el príncipe de la isla Krk, Bartol Frankopan, toda la upa (comitatus) Modruš de las manos del rey, en contravención con la en aquel entonces existente costumbre croata de elegir a sus gobernadores. Bela restabelció la primogenitura por lo cual le sucedió su hijo Emerik (1196-1204) quien, a su vez, durante su propia vida hizo coronar por el arzobispo de Split, Ber-nardo, a su hijo Ladislav como rey de Croacia y por el arzobispo de Kalocsa, Juan, como rey de Hungria. Su sucesor Andrés I (II) (1205-1235), luego de una cruzada infructuosa a Tierra Santa y una malograda expedición a Rusia, fue obligado a emitir, en 1222, Bulla aurea por la cual se restringían los poderes reales y establecían los privilegios de la nobleza a tal punto que el artículo 31 de la bula estipulaba el derecho de sublevarse si el rey violaba estos privilegios de los nobles y magnates (ius resistendi et contradicendi). Era esta la época de la Magna Carta Libertatum emitida por el rey John, en 1215, en Runnymede, Inglaterra. Durante el reinado de Bela III (IV) (1235-1270) los croatas pusieron la resistencia a la invasión de los tártaros que llegaron hasta la ciudad de Zagreb, salvando así al rey que se refugió en Zagreb y en cierta medida al mundo Occidental, en la batalla de Grobničko polje (Campo de tumbas) cerca de Rijeka, en abril de 1242. Durante el reinado de los reyes Esteban VI (V) (1270-1272), Ladisiav III (IV) (1272-1290) y Andrés II (III) (1290-1301) la familia de los príncipes Šubié-Bribirski era tan poderosa que al extinguirse la dinastía de los Arpad, en 1301, elevaron al trono croata a Carlos Roberto (1301-1342) de la dinastía napolitana Anjou, hijo de Carlos Martel, al cual siguió Ludovico I (1342-1382), quien entregó la ciudadela Zrinq en Eslavonia al príncipe Jura; (Jorge) Šubić-Bribirski, a cambio de la ciudadela de Ostrovica, cerca de Bribir. Con este intercambio el clan de los Šubić se convirtió en el clan Šubić-Zrinski, o netamente Zrinski. Después de la muerte de Ludovico los magnates coronaron a su hija María (1382-1385 como rey (`jure geniture... uti filius masculinus"), desempeñando las funciones reales su madre Isabel, hija del ban de Bosnia Stjepan Kotromanić. Luego de luchas dinásticas, en las cuales muere de muerte violenta en Budim el rey Carlos II Drački (1385-1386), retorna al trono María (1386-1395), ahora como prometida del rey Sigismundo de la casa de los Luxemburgo. Sin embargo, los partidarios de los Anjou proclamaron a Ladislao de Nápoles (1386-1409), hijo de Carlos II, co-mo rey de Croacia y Hungría, pero Sigismundo entrando en Hungria se hizo coronar en Alba Real (Stolni Biograd), el 31-3-1387 y luchó casi 25 años para dominar su nuevo reino. La corona de San Esteban pasó a las manos de Sigismundo con su coronación. Sin embargo, el 5 de agosto de 1403 Ladislao fue coronado en Zadar por el arzobispo de Ostro-gon como rey húngaro-croata. Esta fue la última coronación en el suelo croata y probablemente con la antigua corona croata. (F. Šišić, Pregled povijesti hrvatskog naroda, Zagreb 1916, p. 125). Pero, viéndose en apuros por falta de apoyo, Ladislao vendió Dalmacia a Venecia por 100.000 ducados y abandonó el país. Con algunas interrupciones Venecia dominará durante cuatrocientos años subsiguientes a Dalmacia. Con este hecho se puso fin a la dinastía Anjou en Croacia y Hungría después de cien años de reinado. A los Anjou les siguieron reyes de distintas dinastías europeas, el ya nombrado Sigismundo de Luxemburgo (1409-1439), Alberto de Habsburgo (1438-1439), Vladislao I (1440-1444) muerto en Varna en la batalla con los turcos, Ladislao IV (1445-1457) y Matías Korvin (1458-1490) quien nombró y coronó al ban (virrey) croata Nicolás Iločki (1472-1477) como rey de Bosnia.

En el capítulo quinto —Los turcos u otomanos— el autor describe los hechos salientes de la historia mundial que condujo a la aparición de los turcos en el continente europeo bajo Osmán (1288-1326) y sus conquistas gracias a la desunión y pugnas mutuas de los cristianos, bajo sus sucesores Orkan (1326-1359), primer sultán de los otomanos, Murat I (1359-1389) quien derrotó a los servios en Kosovo Polje, en 1389, Bajazit (1389-1402) derrotado por Timur-Lenk en Angora, Mohamed Il (1451-1481) quien conquistó Constantinopla. en 1453, y Bosnia en 1463, cuando su último rey Stjepan Tomaševic (1461-1463) se negó a pagar el tributo exigdo por Mohamed II, confiando recibir ayuda, Con ello fue abierto el camino para las invasiones turcas en Europa. convirtiéndose Croacia y Hungría en los primeros baluartes del cristianismo. Las pérdidas territoriales en el Sur de Croacia motivaron el traslado del poder estatal al Norte y el paulatino abandono de los requisitos que garantizaban la independencia, pactados con el rey Koloman en 1102, o sea la coronación separada con la corona croata, convirtiéndose así la unión personal en la unión real de los reinos de Croacia y Hungria. (Intercalación del autor de esta reseña: Aunque el reino común consistía de Hungría (caput regni), Croacia, Dalmacia y Bosnia (Rama), según consta en un documento de la época de Bela II (III), se ha desarrollado, bajo la influencia del concepto bizantino del Estado, la teoría de subordinación de Croacia a Hungría. (I. Verbóczy). Esta hipótesis surgió por primera vez en el "Diploma Inaugural" de Ladislao II Jagello (1490-1516), rey checo, en ocasión de su coronación, cuando el título "verbõcziano" en dicho diploma "Hungría y los reinos y territorios a ella subordinados" fue sustituido, por insistencia de los representantes croatas, por el título "Hungría y los reinos asociados de Croacia, Eslavonia y Dalmacia y los territorios subordinados" (Prof. Antun Dabinović, Hrvatska Državna i pravna povijest —Historia de derecho estatal croata—, Zagreb, 1940, págs. 358/0).

Los turcos continuaban sus embates llegando en 1493 hasta Estiria y Carniola en Austria bajo el mando de Jakub-bajá. A su retorno a Turquía los croatas los enfrentaron bajo el mando del ban Derenčin, pero sufrieron una derrota en "Krbavsko Polje" de tal magnitud que en dicha batalla —decíase— perdió la vida "la flor de la nobleza croata" (10.000 hombres). A pesar de la catástrofe en Krbavsko Polje, el ban croata y obispo de Vesprem, Petar Berislavić, opuso heroica resistencia al avance turco derrotándolos en Dubica, el 15-8-1513, pero fue muerto en la batalla de Krbava, el 20 de mayo de 1520, decretándose el duelo oficial en las cortes del papa León X, del rey Ladislav II y del emperador Car-los V. Este mismo año subió al trono turco Solimán II el Magnífico (1520-1566) contemporáneo del rey húngaro-croata Ludovico I (1516-1526), hijo de Ladislav II Jagello, a quien le preocupaba tan poco la defensa del reino que los croatas convocaron su Sabor (dieta) en Križevci, el 25-2-1526, a fin de buscar otro rey y separarse de Hungría. Pero, Solimán ya estaba en camino para conquistar a Hungría. No queriendo esperar la llegada del principe Krsto Frankopan con los croatas, los húngaros enfrentaron a los turcos con el rey Ludovico II en Mohács, el 29-8-1526, perdiendo ellos la batalla, y el rey su vida, ahogado.

Con esta catástrofe termina el segundo período de la historia croata y comienza el tercer período con la llegada al trono croata los reyes de la dinastía de los Habsburgo, quienes gobernaron los destinos del Regnum Croatiae, Dalmatiae et Slavoniae por espacio de cuatrocientos años, hasta el año 1918.

En el capítulo sexto —Los Habsburgo en el trono croata— el autor describe la un tanto complicada elec. ción de Fernando I (1527-1564) al trono húngaro y croata en virtud de la existente resolución tomada en la Dieta húngara en el campo Rakos, en 1505, la cual excluía a los extranjeros como soberanos. Por ello, un partido eligió a Ivan Zapolja, un noble oriundo de Eslavonia (Poiega), en la Dieta celebrada en Stolni Biograd (Stuhlweissenburg), el 11-XI-1526, mientras que el otro partido eligió al archiduque austríaco Fernando, hermano de Carlos V, en la Dieta celebrada en Fožun (Bratislava), el 16-XII-1526. Independientemente de los acontecimientos húngaros, el Sabor croata eligió en Cetingrad, el 1-I-1527, a Fernando, mientras que un otro partido convocó el Sabor en Dubrava (Čazma), el 6-I-1527, eligiendo a Ivan Zapolja (1527-1540), aliado y protegido del sultán Solimán el Magnífico.

Sin embargo, y a pesar de la desunión de los húngaros y de los croatas, la defensa de Europa continuó, destacándose notablemente Nikola Jurišić al defender Kiseg (Koszeg, Güns) en 1532, Petar Kružić al defender la fortaleza Klis en 1537, y el conde Nikola Šubić-Zrinski al defender Siget (Szigetvár), en 1566, con 2500 hombres, croatas en su mayoría, contra el poderío turco, de 200 mil hombres comandado por Mehmed-bajá Sokolović (Sokollü) de origen croata, con la presencia de Solimán durante el largo asedio, quien muere días antes de la caída de Siget. También Zrinski pierde la vida en la batalla.

A continuación el autor describe las rebeliones campesinas durante el reinado de Maximiliano (1564-1576), el establecimiento del Confín Militar en el territorio croata en 1579 durante el reinado de Rodolfo (15761608), y la defensa de la soberanía del Sabor (Dieta) y del "ban" croata sobre esta comarca miltar; luego menciona la lucha croata contra la admisión del protestantismo en el reino de Croacia como medida para prohibir el establecimiento de los magiares en el territorio croata. En dos extensas notas se explica el fenómeno valaco (Morovlachi, Nigri Latini, Morlaccos) y el de los uskoks i.e. refugiados en el territorio croata luego de la caída de Bosnia, en 1463, bajo el poder turco, quienes causaban muchas dificultades no sólo a Venecia sino a los reyes mismos hasta que fueron trasladados forzosamente de su centro, la ciudad de Senj, a Lika, žumberak e Istria. También se relatan aquí los pormenores de la participación croata en la Guerra de Treinta Años, luego las violaciones de los derechos constitucionales croatas por parte del rey Leopoldo I (1657-1705) y la conjuración del conde Petar Zrinski y del marqués Krsto Frankopan en asociación con algunos dignatarios húngaros contra la política del rey Leopoldo, invocando el artículo 31 de la Bulla aurea (1222), pero que terminan siendo ejecutados en Wiener Neustadt, el 30-IV-1671, y todos sus bienes confiscados y sus familias exterminadas.

Cuando en 1683 Jan Sobieski, rey de Polonia, salvó Viena del asedio de 250.000 turcos, con lo cual comenzó la paulatina retirada de los turcos de Europa Centras, el rey Leopoldo consideró propicio el momento para declarar, a través de la Dieta en Požun el 18-X-1687, el derecho de sucesión de los miembros masculinos de la casa de los Habsburgo también en Hungría y Croacia, por lo cual los reyes no se eligirían sino coronarían solamente; también abo-lió el artículo 31 de la Bulla aurea (ius resistendi) . Su hijo José I (1705-1711) tuvo que enfrentar la rebelión de Francisco Rákóczy, duque de Erdeli (Transilvania, Siebenbürgen, Sedmogradska) y nieto de Petar Zrinski, proclamando la casa de los Habsburgo, el 14-VI-1707, despojada de la corona húngara. La lucha entre los austríacos y los húngaros terminó con la paz de Szatmár, el 1-V-1711, cuando el rey ya había muerto y Rákóczy abandonado el país, con lo cual la casa de los Habsburgo se convirtió en verdadero dueño en Hungría y en Erdelj, lo que induce a los húngaros —por primera vez en la vida estatal común— a ligar cuanto más al reino de Croacia con los destinos de Hungría liberada y engrandecida, especialmente al tratar de subordinar la legislación croata a la legislación húngara — concordantia ("in quantum positivis regni Hunariae legibus non sunt contraria"). Mas no lograron su propósito que constituye en todo caso una de Ias primeras y mayores discordias croato-húngaras.

No teniendo José I herederos masculinos, lo sucedió en el trono su hermano Carlos III (1711-1740) previsto para el trono español pero sin hijos. En tales circunstancias y con el fin de asegurar la relación con las tierras austríacas que apoyaban a Croacia durante su lucha contra los turcos, el Sabor croata, reunido en Zagreb el 9-III-1712 para elegir a los representantes croatas para la Dieta de coronación en Požun, resolvió unánimemente reconocer, en caso de extinción del género masculino de los Habsburgo, aquella princesa austríaca que poseyera Estiria, Carniola y Carintia. Esta re-solución del Sabor, llamada Sanctio Pragmatica croata, dio motivo a otros instrumentos para la solución del problema dinástico (Lex fundamentalis Sanctio Pragmatica ac Pactum Augustae familiae) entre ellos la Sanctio Pragmatica hungara de 1722-23 la cual luego reconoció también Croacia. La importancia histórica y jurídica de este acto del Sabor croata consiste en el hecho que fue tomado con total independencia del acto de la Dieta húngara.

En virtud de la Sanción pragmática, al morir Carlos III sin ningún heredero, subió al trono la hija mayor del rey José I, Maria Teresa (1740-1780), que al casarse con el duque Francisco de la casa Lorena (Lothringen), junto con sus hijos estableció la dinastía Habsburgo-Lorena, como reza el séptimo capítulo de la obra que nos ocupa, a partir de la cual, especialmente a partir del año 1790. comienza el cuarto período de la historia croata hasta 1918.

Esta es la época del absolutismo ilustrado y de germanización, especialmente bajo su hijo y heredero José II (1780-1790), quien introdujo duras reformas (hasta el litoral croa-ta, consistente de distritos de Riieka, Bakar y Vinodol, convirtió en littorale Hungaricum [1781] aunque la corona de San Esteban la despachó a Viena como objeto de tesoro impèrial!) pero las revocó todas antes de morir con excepción de la tolerancia religiosa y la emancipación de los campesinos. Le sucedió su hermano Leopoldo II (1790-1792) durante cuyo reinado los húngaros empiezan a infringir los derechos constitucio nales de Croacia, especialmente tratando de imponer el idioma húngaro en Croacia. El rey Francisco I (1792-1735) heredó los problemas relacionados con la aparición de Napoleón Bonaparte en la escena política y militar de Europa, cuyas consecuencias en el territorio croata fueron la abolición de la república de Dubrovnik en 1806 y la creación de las Provincias Ilirias como parte del Imperio francés con sede en Ljubljana. Era ésta la época del absolutismo del príncipe Metternich, pero también la del resurgimiento nacional croata con las luchas contra las pretensiones lingüísticas húngaras que alcanzaron su apogeo durante el reinado del débil Fernando V (1835-1848) al cual sucedió Francisco José I (1848-1916).

Francisco José I tuvo que afrontar la revolución húngara bajo el liderazgo de Lájos Kossuth en 1848-1849, en cuyo aplastamiento participó el ban croata general Josip Jelačić, declarando el 7-IX-1848 la guerra al gobierno húngaro, no al pueblo húngaro, pues era Kossuth el que soñaba con un Estado desde los Cárpatos hasta el Adriático con una nación y un idioma - húngaros! Terminada la revolución, el rey introdujo en 1851 el absolutismo baio el mando del ministro Alejandro Bach. Durante el absolutismo de Bach, la diócesis de Zagreb fue convertida en arquidiócesis (1852) y el sistema judicial y administrativo modernizado.

Con el decreto real del 22-II-1861 el reino vuelve a la constitucionalidad, colocando a los políticos croatas ante el dilema: con los austríacos o con los húngaros. En ese tiempo y situación se creó el moderno sistema de partidos políticos en Croacia. El estado provisorio de la situación constitucional desde 1861 al 1867 lo ha resuelto el compromiso austro-húngaro del año 1867, creando así la Monarquía austro-húngara o la Doble Monarquía, y el compromiso húngaro-croata del afio 1868, creando dentro del dualismo austro-húngaro un subdualismo húngaro-croata, o sea una comunidad estatal pactada entre dos reinos con los mismos derechos. Contra este compromiso se llevaba a cabo una oposición fervorosa que motivó al Dr. Eugen Kvaternik, el principal colaborador del Dr. Ante Starčević, jefe del Partido de Derecho, a intentar una sublevación el 8.X.1871 en Lika, que terminó con su derrota y su muerte.

Con el gobierno del ban conde Khuen Hédérvary, un terrateniente húngaro de Croacia, quien fue nombrado como ban a fin de pacificar a Croacia —descontenta por las presiones húngaras para lograr la introducción del idioma húngaro en las escuelas, en la administración y en los ferrocarriles en Croacia— comienza la política de entendimiento con la minoría servia en Croacia, que hasta entonces casi siempre apoyaba la política oficial anticroata, especialmente la de Khuen Hédérvary, como lo ejemplifica el hecho de que de los 103 diputados servios en el Sabor croata, 101 apoyaban al régimen de Hédérvary. Este acercamiento condujo a la creación de la coalición croato-servia en 1905, que dominó la política local hasta la Primera guerra mundial.

El octavo capítulo —Primera guerra mundial: 19141918— se refiere al atentado de Sarajevo, el 28. VI . 1914, a la declaración de guerra a Servia de parte de Austro-Hungría, el 28.VII.1914 y a la política de la emigración croata (Dr. Ante Trumbić, Frano Supilo, etc.) con sus planes de crear un Estado de las naciones eslavas de la Monarquía, i.e. de los territorios históricos y étnicos croatas, con la posterior unión con el reino de Servia.

Sin embargo, las condiciones de la unión planeada, estipuladas en la Declaración de Corfú, el 20. VII . 1917, no se cumplieron al efectuarse la unión en 1918, despojando a Croacia de todos sus derechos y atributos estatales milenarios.

El capítulo noveno, titulado, Desde 1918 hasta 1941, abarca ese período, tratando con mucho detalle el desarrollo político y constitucional Reino de los Servios, Croatas y Eslovenos durante el cual predomina la lucha croata contra la hegemonía servia, que culmina con el atentado en el parlamento de Belgrado contra los diputados croatas, ocurrido el 20.VI.1928, en el cual resultan muertos dos de ellos instantáneamente, mientras que Stjepan Radić recibió heridas que le causaron la muerte el 8.VIII.1928. El Dr. Vladko Maček, asume el liderazgo del Partido Campesino Croata, mientras que el rey Alejandro I Karadjordjević (1888-1934) implanta su dictadura, el 6.I.1929, transformando el Reino SHS en el Reino de Yugoslavia y dividendo el reino en nueve banatos, mediante Decreto del 3. X .1929, desapareciendo así las denominaciones nacionales históricas. Mientras tanto, y co-mo consecuencia del atentado de Belgrado, se'formó una organización libertadora y revolucionaria croata cuyo acto fue el atentado de Marsella contra el rey Alejandro, el 9.X. 1934. En la nota (1), correspondiente a este capítulo, se transcribe la declaración del Dr. Maček a Associated Press, el 21.III.1939, en la cual la parte culminante reza: "La cuestión croata debe resolverse rápidamente y hay que comprender que a los croatas les sería indiferente que sea puesta a la orden del día por Roosevelt o por Hitler". Luego el autor informa sobre las circunstancias que condujeron a la constitución de la Banovina Hrvatska (Banato de Croacia), resultado del Compromiso entre el Dr. Maček y el presidente del gobierno Dragiša Cvetković, 26.VIII.1939, o sea en la víspera de la Segunda guerra mundial, de la cual se ocupa el décimo y a la vez último capítulo de este libro de carácter netamente histórico. El autor describe el golpe de Estado en Belgrado producido el 27.III.1941, contra la adhesión de Yugoslavia al Pacto Tripartito, la desintegración de Yugoslavia a raíz de la proclamación del Estado Independiente de Croacia, el 10.1V. 1941, reconocido de iure por nueve Estados europeos y tres asiáticos, o sea Hungría, Alemania, Italia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumania, España, Finlandia, Dinamarca, Japón, Manchuria y Tailandia, manteniendo relaciones de facto con el Vaticano, el gobierno francés de Vichy y Suiza. Luego el autor describe la lucha del gobierno del Dr. Ante Pavelić contra los chetniks servios y los partisanos comunistas de Josip Broz Tito, terminando con la descripción de la vida de los croatas en la Yugoslavia comunista en general, y con el proceso y condena del arzobispo de Zagreb, monseñor Aloysius Stepinac, en particular. Las amplias notas bibliográficas e históricas, por las cuales se distingue esta segunda edición de la primera, contienen valiosos datos sobre las víctimas de la Tragedia de Bleiburg (mayo de 1945) y sobre las relaciones entre la Iglesia y el Estado en la Yugoslavia actual.

A través de su exposición de hechos políticos y militares el profesor Knežević no ha descuidado los hechos culturales, religiosos y sociales del pasado, proporcionando así al lector interesado una semblanza bastante completa de la historia milenaria de la nación croata.

MILAN BLAŽEKOVIĆ

Información bibliográfica

EL TESORO LEXICO DEL IDIOMA CROATA DE BURGENLAND (GRADIŠĆE), AUSTRIA

Una obra lingüística de carácter dialectológico fue publicada en 1987 en Viena, con el título Wortschatz des Burgenliindischkroatischen (El tesoro léxico del idioma croata de Burgenland), como la trigésima segunda edición de la Comisión Balcánica, División lingüística de la Academia de Ciencias Austríaca. Su autora es Elizabeta Palković, que fue ayudada en su tarea editorial por Mihaela Vlašić y Matilda Knor. La introducción a la obra fue escrita por el recientemente fallecido profesor de eslavística de la Universidad de Viena, Josip Hamm, quien fue el iniciador de este diccionario.

La importancia de esta obra lexicográfica puede evaluarse correctamente sólo si se tiene en cuenta que Ia misma fue creada durante la diáspora de mediados del siglo XVI. En esta fecha, campesinos croatas de unas 200 aldeas de Eslavonia emigraron al territorio austro-húngaro, llamado Burgenland-Gradišće, con una población entre 60.000 y 100.000, en distintas épocas dentro del espacio de 450 años, se ha desarrollado en un enclave, aislados completamente de los demás dialectos de la madre patria, y así el vocabulario de estos croatas puede parecer "arcaico".

Es comprensible pues, el entusiasmo del abogado y poeta de Gradišće, Herbert Gassner, cuando en 1980 escribió: "Estoy bien persuadido que no debemos olvidamos de nuestro dialecto materno, que debemos expresarnos en él, también literariamente, que lo debemos pulir y resguardar! Es menester revelar la riqueza y Ia belleza de este dialecto materno. En este sentido tengo que reconocer sinceramente que estoy enamorado de los arcaísmos, de aquellas palabras que para nosotros no son "arcaísmos" sino parte de nuestro vocabulario de cada día". (Matica - Časopis Matice iseljenika Hrvatske, Junio 1988, p. 16/17).

Por todo ello, el "Gazophilatium" de Gradišće del año 1987 desempeña una misión múltiple: científica y lingüística, étnica e idiomática, nacional y práctica. Pues, sólo a través de su propia lengua, un grupo étnico puede conservar su identidad nacional.

M. B.

VLADIMIR MILOŠEVIĆ ODRANIN: PJESME HRVATSKOG EMIGRANTA

(Las poesías del inmigrante croata). Editor: Croatian Library, 245

Linden Street, San Francisco, California 94102, U.S.A. (Año 1985, pp. 24, precio: 5.- Dólares).

Veinte poemas del inmigrante croata Vladimir Milošević, nacido el 8 de mayo de 1908 en el pueblo de Odra, cerca de la capital de Croacia, Zagreb. Como inmigrante vivió en la República Argentina hasta su muerte en el día de Navidad del año 1937. Sus restos recibieron sepultura en el cementerio de la localidad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. Los poemas fueron seleccionados por las señoras Ruža Bajurin y Emica Leskovar. El libro fue ilustrado por el arquitecto Tomislav Gabrić.

SELLOS POSTALES CROATAS

La Sociedad Filatélica Croata de Borger, Texas, Estados Unidos, nos pide avisar a nuestros lectores que pueden adquirir 50 diferentes sellos postales del Estado Independiente de Croacia editados entre los años 1941 y 1945 por 10 dólares y 10;) diferentes sellos por 21 dólares. Tienen además sellos postales croatas impresos en el exilio, así como también los billetes croatas Kuna. Informes: Croatian Philatelic Society, 1512 Lancelot Road, Borger, Texas 79007, U.S.A.

EL CROATA - CASOS Y COSAS DE UN HOMBRE COMUN

En Buenos Aires desde el mes de marzo del año en curso, en entregas mensuales de 20 páginas el señor Željko Dučmelić edita el libro del epígrafe, en el cual narra su vida. Precio de cada ejemplar para la República Argentina es de 7 australes y para el exterior de 2 dólares. Pedidos: Željko Dučmelić, Juan Larrea 83 - (1602) Florida, Pcia. Buenos Aires, Argentina.

EN HUNGRIA SE PUBLICO EL LIBRO DE POESIAS DEL CROATA DE GRADIšćE LJUDEVIT ŠKRAPIĆ

La editorial Tankđnyvkiadó de Budapest publicó este año el libro de poesías bajo el título "Droptine" del poeta Ljudevit Škrapić, en el idioma croata de Gradišće. Ljudevit Škrapić nació en el año 1938 en Petrovo Selo (Gradišće, Austria) y actualmente se desempeña como profesor de matemáticas y física en la Universidad E&tvõs Loránt de Budapest.

LA MAS IMPORTANTE NOVEDAD BIBLIOGRAFICA EN EL IDIOMA CROATA - HRVATSKI POLITIČKI LEKSIKON (LEXICO POLITICO CROATA)

Una obra de gran formato. encuadernada, de 260 páginas y 120 ilustraciones y mapas históricos y geográficos.

El precio del libro es DM 90,—, o su contravalor en otras monedas, más DM 10,—, DM 15,- y DM 20,— por envío aéreo a USA, América del Sur y Australia, respectivamente.

Los pedidos se efectúan a la dirección del autor: IVAN CEROVAC, Postfach 1249, 8037 OLCHING, West Germany, indicando nombre y dirección exacta del interesado.

Forma de pago: a Conto N° 3317 91-802, Postgiro München, BLZ 700100 80.

 



[1] El Estatuto de Poljica del año 1440 es el otro de los dos más antiguos documentos jurídicos croatas redactados en lengua croata.

[2] Sobre la escritura glagolítica croata ver en: La glagolítza croata. Con motivo del 1100 aniversario de la actuación de los SS. Cirilo y Metodio (863-1963), por Marko Japundžić. Studia Croatica 1964, No 14-15, pp. 55-75.

[3] Lujo Margetić: Iz vinodolske prošlosti - Del pasado de Vinodol - Rijeka 1980, p. 9 (en adelante: Margetić 1).

[4] Idem, p. 9.

[5] Dr. Miho Barada: Hrvatski vlasteoski feudalizam po Vinodolskom zakonu - El feudalismo de los nobles croatas según la Ley de Vinodol - Zagreb 1952. Djela Jugoslavenske Akademije Znanosti i Umjetnosti, knjiga 44, p. 96.

[6] Dr. Marko Kostrenčić: Vinodolski zakon - La Ley de Vinodol, en Rad Jugoslovenske Akademije Znanosti i Umjetnosti, knjiga 227, Zagreb 1923, p. 136 (en adelante: Kostrenčić 1).

[7] Más detalles sobre estas ediciones y estudios en: Kostrenčić 1 o.c., pp. 138-145; Margetić 1 o.c., pp. 263-273; en Lujo Margetić: Vinodolski zakon 1288-1988, Novi Vinodolski 1987, p. 15 (en adelante : Margetić 2) ; también en Marko Kostrenčić: Vinodolski zakon, en Historijski zbornik, año II, No 1-4, Zagreb 1949, pp. 132, 142 (en adelante: Kostrenčić 2) y Marko Kostrenčić: Nacrt historije hrvatske države i hrvatskog prava - Esbozo de la historia del estado croata y del derecho croata, Zagreb 1956, pp. 192, 193 (en adelante: Kostrenčić 3).

[8] Margetić 2 o.c., p. 11.

[9] Kostrenčić 1 o.c., pp. 122, 124.

[10] Dr. Antun Dabinović: Hrvatska državna i pravna povijest - Historia del estado y del derecho croata - Zagreb 1940, p. 466.

[11] Kostrenčić 1 o . c., p. 111.

[12] Vladimir Košćak: Poloiaj Vinodola u hrvatskoj feudalnoj državi - La situación de Vinodol en el estado feudal croata - en Historijski Zbornik, Zagreb 1963, p. 131.

[13] Kostrenčić 1 o.c., p. 118.

[14] Margetić 1 o.c., p. 9.

[15] Idem, p. 44.

[16] Idem, p. 57.

[17] Barada o.c., p. 35.

[18] Idem, p. 57.

[19] Nada Klaić: što su kmetovi Vinodolskog zakona? (¿Qué son los siervos de la Ley de Vinodol?), en Radovi Filosofskog Fakulteta - Odsjek za povijest - 4, Zagreb 1962, p. 43. Marko Konstrenčić: Nada Klaić, što su kmetovi Vinodolskog zakona? (Nada Klaić, ¿Qué son los siervos de la Ley de Vinodol?), en Zbornik Historijskog Instituta Jugoslavenske Akademije, Zagreb 1963. pp. 449-454.

[20] Margetić 1 (i.e., pp. 162, 163.

[21] Barada o . c., p. 51.

[22] Idem, pp. 53, 54.

[23] Kostrenčić 1 o.c., p. 195 y Kostrenčić 4 o.c., p. 28, 29.

[24] Barada o.c., pp. 54, 55.

[25] Kostrenčić 1 o.c., p. 188. nota 104.

[26] Barada o.c., pp. 67, 68.

[27] Idem, pp. 68, 69, y Kostrenčić 1 ex., pp. 198, 212, 213, 216, 218.

[28] Idem, pp. 66, 67, y Margetić 1 o.c., pp. 57 al 78, especialmente p. 62.

[29] Kostrenčić 1 o.c., p. 202.

[30] Barada o.c., pp. 48, 49.

[31] Margetić 1 o.c., p. 164.

[32] Barada c.o., pp. 70, 71.

[33] Margetić 1 o.c., p. 164.

[34] Barada o.c., pp. 81, 82.

[35] Margetić 1 o.c., p. 153.

[36] Barada o.c., p. 75.

[37] Kostrenčić 1 o.c., p. 216.

[38] Margetić 1 o.c., p. 166.

[39] Idem p. 151.

[40] Margetić 2 oc., p. 12 y Kostrenćić 1 o . c., p. 187, nota 94.

[41] Barada oc., pp. 83 al 90.

[42] Kostrenčić 1 o. c., p. 198.

[43] Barada (i.e., pp. 89, 90, y Kostrenčić 1 o . c., p. 198.

[44] Margetić 1 o.c., p. 157

* Para esta traducción de la Ley de Vinodol fueron utilizadas las versiones en croata literario del profesor Dr. Miho Barada (Barada o.c. pp. 97 al 133), del profesor Dr. Lujo Margetić (Margetić 1 o . c., pp. 115 al 147) y del profesor Dr. Marko Kostrenćić 1 o.c., pp. 163 al 176).

[45] Dvornik era el sustituto del príncipe (Barada o. c., p. 64).

[46] Satnik era el funcionario del municipio - sobre sus funciones ver en nuestro artículo.

[47] Acá falta algo en el original. Kostrenčić y Barada consideran que esto se suple haciendo —en este lugar— referencia al hecho de registrar las leyes.

[48] Kostrenčić y Margetić lo traducen "iglesia de una comuna de Vinodol".

[49] Para Kostrenčić y Margetić se trata de iglesias de la comuna.

[50] Sobre plemeniti - nobles, ver nuestro artículo.

[51] Sobre permani - servidores del príncipe, ver nuestro artículo.

[52] Es decir el inculpado más los 24 juradores, respectivamente, más los 11 juradores en el caso del hurto.

[53] Odgovornik - vocero; es la persona que en lugar del acusado pronunciaba las fórmulas usuales en los juicios. Ver Barada o.c., p. 103 nota 7 al art. 10.

[54] Ver nota 1 del art. 9.

[55] Generalmente se considera que este décimo corresponde darle al príncipe.

[56] Zavez es la cláusula penal en la cual es convenida la multa para el caso de que una de las partes no cumpla la obligación pactada. Según Barada zavez y zagovor tienen en los documentos que se conservaron el mismo significado (Barada o.c., p. 105, nota 4 al art. 14). Kostrenčić a su vez dice que zavez y zagavor son sinónimos (Kostrenčić 1 o.c., p. 151, nota 46).

[57] Así lo traducen Kostrenčić y Margetić, mientras que Barada en vez de "directamente" tiene "en primer lugar".

[58] Es decir la multa pactada no obstante lo prohibido en este artículo.

[59] Kostrenčić (Kostrenčić 1 o.c., p. 1 1, nota 47) considera que "los señores" se refiere a los príncipes gobernantes de Vinodol.

[60] Según la versión de este artículo de Margetić, el testigo debe ser previamente citado por el pristav que debe determinar si su declaración es jurídicamente relevante o no. Por lo tanto la parte no puede por sí sola traer al testigo (Margetić 1 o.c., p. 159, 160). Ver también sobre pristav en nuestro artículo.

[61] Kostrenčić considera que en este lugar hay algo omitido en el original y traduce así la siguiente parte del artículo: ".. .si no toma alguna señal del dañador, es fidedigno el guardián si prueba con el testigo fidedigno (pero debe este guardián pagar la multa de x libras si no denuncia a ese culpable) o no lleve esa sefial ante la corte..." Kostrenčić 1 o.c., p. 167 y nota 55, p. 160).

[62] Sobre satnik, grašćik y busović ver nuestro artículo.

[63] Según Barada es una rosca de lienzo a la cual se abrocha un gran pañuelo. Kostrenčić considera que es un cubrecabeza.

[64] Sobre permani ver nuestro artículo.

[65] Sobre vražda ver nuestro artículo.

[66] Kostrenčić y Margetić tienen "...y no fuera posible capturarlo". Esta negación está en el texto original pero Barada comparte la opinión de sus antecesores. V. Jagić y F. Rački y considera que esta negación es sobrante y por esto no lo traduce (Barada o.c., p. 111, nota 2 al art. 31 y Kostrenčić 4, p. 30).

[67] Se refiere al hurto cometido al príncipe, sus servidores y las iglesias, del art. 35, que fijan otro monto de la multa (Barada o.c., p. 114, nota 4 al art. 37).

[68] Es la demanda interpuesta fuera de la corte, como en el art. 61, mientras que el art. 60 habla de la demanda interpuesta directamente ante la corte del príncipe; ver Barada o.c., pp. 73-74. Otra interpretación de la palabra lidžba, ver en Kostrenčić 1 o.c., p. 185, nota 85.

[69] Según Barada (o.p., p. 115, nota 1 al art. 41), la primera frase de este artículo es el título del mismo y da la definición de los rotnici: ellos son verdaderos jueces y no los miembros de la rota, del juramento. Kostrenčić traduce diferentemente este artículo y considera que rotnici eran la gente de buen renombre que tenía que cuidar el orden público, o unos órganos policiales que tenían que denunciar a los transgresores del orden público (Kostrenčić 1. o.c.. p. 170, art. 41, p. 186, nota 86 y p. 199).

[70] En las notas 2 a 5 a este artículo Barada (o.c., p. 115) explica que las decisiones de los rotnici no son válidas si ellos no mandan una citación sellada por cada delito a aquel que lo ha cometido.

[71] Se entiende los santos libros o sea los Santos Evangelios.

[72] Sobre el significado de la palabra likuf ver nuestro artículo.

[73] Ver art. 33 y 34.

[74] Ver nota al art. 19.

[75] Se entiende: la parte contraria absuelta en base a la declaración falsa del pristav.

[76] Ver nota 1 al art. 10. También Barada o.c., p. 79.

[77] Se entiende "los Santos Evangelios".

[78] Es decir la mujer y 24 juradores.

[79] Se entiende tocar el libro de los Santos Evangelios.

[80] Según Barada (o.c., p. 123, nota 10 al art. 56) hay que entender "por este libro juro".

[81] Ver art. 39 nota 1.

[82] Sobre vražda ver nuestro artículo.

[83] Ver nota 1 al art. 19.

[84] Según Barada (o.c., p. 69, 70) pozovnici son funcionarios judiciales que citan a las partes ante la corte.

[85] Es decir el inculpado más 49 juradores.

[86] Barada (o.c., p. 130, nota 1 al art. 72) dice que esta función está designada en latín con missus, nuntius, syndicus; Margetić 1 o.c., p. 145, lo traduce como "representante".

[87] Barada (o .c., p. 130, nota 4 al art. 72) comenta esta palabra simplemente con "denominación de procedencia indefinida"; Kostrenčić (1 o.c., p. 190, nota 123) a su vez dice que esta palabra resiste a toda tentativa de descifrar su etimología.

[88] Ver art. 85, nota 2.

[89] Barada (o.c., p. 130, nota 3 al art. 73) comenta que en Vinodol había siervos que pertenecían a la iglesia y probablemente también a otras personas, y que por este artículo estos amos perdieron la jurisdicción sobre sus siervos a favor del príncipe.